Sábado, 08 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Suplementos | 'La esperanza', un ejemplo perfecto de que el cambio es posible

Metamorfosis colombiana

'La esperanza', un ejemplo perfecto de que el cambio es posible

Por: EFE

GUADALAJARA, JALISCO (23/OCT/2016).- Hace 14 años Jorge, un campesino colombiano, compró una finca en el departamento del Meta donde ordeñaba vacas solo para el consumo familiar porque su sustento provenía de la recolección de hoja de coca en una región donde esa realidad cambió gracias a programas del Gobierno y la empresa privada.

“El trabajo en el cultivo de coca era rentable, en 15 días se ganaba hasta tres veces más que en una labor lícita en el campo, pero la intranquilidad, el riesgo y el tener que separarse de la familia por 15 ó 20 días hicieron que muchos pensáramos en otras alternativas de ingresos”, dice Jorge.

Por esa época, el Gobierno con el Plan de Consolidación Integral de La Macarena (PCIM), invitó, bajo el modelo de cooperación, a la empresa privada a participar en la recuperación de los municipios de Vistahermosa, Mesetas, San Juan de Arama, Puerto Rico, La Uribe y La Macarena, en el central departamento del Meta, dominados por la guerrilla de las FARC.

Empresas colombianas como lácteos Alquería, atendieron el llamado e iniciaron en 2009 su plan de Formación Campesina (FOCA) en la región con cuatro líneas de acción: Escuelas de Campo, Formación Complementaria, Herederos de tradición y Plan Finca. Con esas iniciativas se buscaba ampliar las capacidades de pequeños y medianos productores para mejorar su productividad y competitividad mediante la compra de leche, transferencia de tecnología, abastecimiento de insumos y metodologías de aprendizaje participativo y colectivo.

Jorge y su esposa, Yoleni, iniciaron con estos programas capacitación técnica y administrativa y hoy la finca “La Esperanza” es un modelo de organización y producción lechera, un sueño hecho realidad. “Tomamos lo mejor de lo que sabíamos por tradición y lo sumamos a la técnica y la capacitación para aumentar la producción lechera. Hasta lo administrativo, que no considerábamos como verdadero trabajo, hoy lo valoramos como parte fundamental de nuestro logro”, afirma Yoleni, una campesina que habla con lenguaje técnico y de líder.

Temas

Lee También