Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Octubre 2019
Suplementos | Existe un proyecto impulsado por el Tec de Monterrey para realizar prótesis

Extensiones de ayuda

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de muchas personas, existe un proyecto impulsado por el Tec de Monterrey para realizar prótesis

Por: EL INFORMADOR

Desarrollo. El equipo de 'Tecnología para la Comunidad' procura desarrollar prótesis para gente de escasos recursos. ESPECIAL / Tec de Monterrey

Desarrollo. El equipo de 'Tecnología para la Comunidad' procura desarrollar prótesis para gente de escasos recursos. ESPECIAL / Tec de Monterrey

GUADALAJARA, JALISCO (18/SEP/2016).- Lograr que los conocimientos adquiridos tuvieran un impacto fuera de las aulas es lo que se propuso Ernesto del Carmen Baltazar, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), que tomando como referencia lo aprendido en mecatrónica, optó por impulsar un proyecto que ayude a quienes más lo necesitan: personas con discapacidad de bajos recursos que requieren de una prótesis para mejorar su calidad de vida.

De esta forma es que surge “Tecnología para la Comunidad”, una asociación civil incubada por el Tec de Monterrey en trabajo colaborativo con la iniciativa privada, LIMBS International y el Gobierno jalisciense para desarrollar prótesis para personas que por enfermedad, accidentes o condiciones congénitas, presentan mutilación en la extremidades inferiores y no cuentan con la estabilidad económica para adquirir una prótesis adecuada a sus necesidades físicas.

Tras ver el potencial del proyecto, Ernesto del Carmen no dudó en participar en el Premio Eugenio Garza Sada 2016 -organizado por el Tec de Monterrey y FEMSA- logrando coronarse en la categoría estudiantil y así demostrar que los proyectos estudiantiles pueden transformarse en iniciativas sociales reales para dar solución a problemáticas de salud de las comunidades vulnerables de Jalisco.

“El proyecto inicia con un enfoque de investigación. Mis compañeros mecatrónicos y el doctor Joel Carlos Huegel, inician con el desarrollo de una prótesis de bajo costo, propuesta que se ofrece a una organización internacional, que en conjunto con el Tec de Monterrey fondean el proyecto para lograr el primer prototipo y atienda la necesidad de prótesis en el mercado. En el proceso descubrimos que no sólo era cuestión de entregar una prótesis y ya, sino dar seguimiento a las personas la recibirían, si necesitan rehabilitación o qué hará tras recibirla e incluirse nuevamente en el mundo laboral”.

Avance progresivo

De esta forma es como “Tecnología para la Comunidad” adquiere un sentido más integral enfocándose también en las oportunidades y cambio de vida que estas personas tendrían al recibir una prótesis personalizada: “son para personas con alguna amputación en extremidad inferior, ya sea por debajo o arriba de la rodilla, incluso, hemos atendido casos en los que hay desarticulación de la cadera”.

Bajo esta idea es como desarrollaron la prótesis conformada de tres partes: el socket, la parte donde se coloca el muñón y descansa la extremidad y que es personalizable tomando las medidas de cada muñón dependiendo del tipo de amputación y estilo de vida que tiene el paciente. Después, en caso de ausencia de rodilla, también se trabaja en una articulación adecuada a sus características físicas, y finalmente el pie que permite estabilidad y mayor movilidad.

“No conocía a ninguna persona con amputación. Cuando me invitan al proyecto y me muestran la prótesis inicial -enfocada solamente en el pie- analizamos qué seguiría después para que fuera un proyecto más grande y de impacto. Así me puse a investigar las necesidades sobre la amputación, te das cuenta que todos tenemos un conocido en esta situación. Esto me cambia la perspectiva y me hace consciente de la necesidad que hay, porque hay 75 mil amputados al año por pie diabético en México”.

De inicio se entregaron dos prótesis y tras consolidar la asociación civil de Tecnología para la comunidad, se logra aumentar a 54 tras ofrecer el proyecto de fabricación de prótesis con instituciones gubernamentales como el Consejo Estatal de Inclusión de personas con discapacidad, y que actualmente abre el panorama para trabajar en la entrega de 21 prótesis más con su seguimiento integral de rehabilitación y reinserción a la vida laboral.

“La visión de la asociación es que integremos más tecnologías y repliquemos el modelo de las prótesis en extremidades superiores. Aún estamos trabajando en mejorar las procesos, es una idea que está planteada aunque son procesos más complejos”, detalla Ernesto del Carmen, al explicar que generalmente una prótesis funcional de pierna con estas características en el mercado ronda los 30 mil pesos, hasta aquellas de tecnología inteligente que pueden costar más de 100 mil pesos, a diferencia de los ocho mil pesos que estas personas beneficiadas pagan en cuota de recuperación, por materiales y fabricación, con la expectativa de que en un futuro cercano las prótesis puedan ser entregadas gratuitamente.

“Hemos negociado con los fabricantes de prótesis para lograr un precio más bajo. En la asociación hacemos un estudio socioeconómico para ofrecerles la prótesis a menor precio, tenemos un esquema de becas, por eso hacemos énfasis en la cuota de recuperación, que valoren su prótesis, las oportunidades que les dan, que lo vean como  una inversión”.

Otro plan que tiene la asociación en su crecimiento es establecer un taller, reducir los precios de venta de las prótesis en un 50% e involucrar a más asociados e instituciones: “Ganar este premio da mucha inspiración, a continuar con tu trabajo y procurar que tenga impacto en la sociedad, se abren oportunidades, que pienses más allá de hacer solamente un proyecto estudiantil. El premio nos dice que estamos por buen camino”.

EL INFORMADOR/ NORMA GUTIÉRREZ

Temas

Lee También

Comentarios