Lunes, 20 de Enero 2020
Suplementos | Lanzamiento

Dos al precio de uno

Con el nuevo Z4, BMW se suma a la moda y ofrece a la vez un cupé y un convertible

Por: EL INFORMADOR

Los amantes de la marca bávara BMW están contentos, porque tienen un motivo más para disfrutar del nuevo Z4, ya que con la generación que acaba de llegar al mercado, el exitoso biplaza se hace más práctico, sin perder nada de su diversión, sino todo lo contrario.

Es la primera vez que BMW adopta el sistema de techo rígido plegable, que comenzó a popularizarse precisamente en su mayor rival, Mercedes-Benz, en el SLK. A éste le siguieron varios coches más como los Peugeot 206, 207 y 308 CC, el Renault Mégane, el Ford Focus, el Opel Astra y muchos otros. El público, quedaba claro, aprobaba el esquema de tener un auto convertible, sin perder la seguridad que brinda un techo rígido. Así, BMW era una de las pocas marcas que no ofrecían algo similar. No más. Ahora el Z4 ya es también un cupé y convertible, que cuenta con armas para convencer a los amantes de los buenos deportivos que éste es el ideal para ponerlo en su cochera.

BMW de México pone a nuestra disposición dos versiones del auto. La de entrada es el 23 iA, que tiene un motor de seis cilindros en línea, con 2.5 litros de desplazamiento y 204 caballos de fuerza. Su precio será de 56,900 dólares.

El más poderoso y equipado será el 35 iA, que vendrá con la máquina bi-turbo de 306 caballos de fuerza y su precio salta a los 65,700 dólares. Ambos tendrán la opción de cambios manuales de seis velocidades. Ya la nueva caja de doble embrague, DKG, de siete cambios, estará disponible sólo para el 35.

El interior del auto tiene terminados aún mejores que antes y, al usar un techo rígido, la insonorización también es superior. Los puristas, empero, no estarán del todo contentos con perder el techo de lona, pero para efectos prácticos, el coche es mucho más amigable que antes, pudiendo incluso ser un auto de uso diario.

El desempeño es obviamente mucho mejor en el 35 que en el 23, pero los que se decidan por la versión menos costosa del Z4 no tendrán un coche lento en sus manos. El mayor problema es en el arranque, ya que el torque no es precisamente abundante, pero una vez en movimiento, el auto gana poder y se deja sentir como un verdadero deportivo. Ya el 35 es una verdadera delicia. Tiene fuerza casi instantánea y parece guardar siempre una reserva de poder, sin importar qué tan rápido vamos.

El frente aún más largo que antes, le quita algo de agilidad en las curvas muy cerradas, pero nos deja con el sabor de tener en nuestras manos un auto de verdad, con fuerza y estabilidad sobresalientes.

La nueva caja DKG es una maravilla de la ingeniería y ayuda al magnífico motor turbo a darnos todo el poder posible. No creemos que nadie vaya a extrañar la vieja SMG luego de probar la nueva caja.

El coche ya está a la venta en los distribuidores de la marca en el país y se apunta como uno de los grandes lanzamientos del mercado en este año. Puede ser que BMW se haya visto forzada a los pedidos del mercado para quitar la lona y poner metal en el techo del Z4, pero en ningún momento renunció a lo que es más importante para la marca y sus clientes: ofrecer a todos los conductores un producto que proporciona el gusto absoluto por conducir un gran auto.

Sergio Oliveira/Veracruz

Radiografía


Motores:
Seis cilindros en línea; 2.5 litros; 204 CV @ 6,500 rpm y torque de 250 Newtons-metro @ 2.750 rpm.

Seis cilindros en línea; 3.0 litros; 306 CV @ 5,800 rpm y torque de 400 Newtons-metro @ Entre 1,300 y 5.000 rpm.

Transmisiones:
Manual de seis velocidades (6+R) o automática, de doble embrague, con siete cambios (7+R) hacia delante (35iA)

Suspensión:
Independiente en ambos ejes, tipo McPherson adelante y de paralelogramo deformable atrás.

Frenos: De discos ventilados en las cuatro ruedas, con ABS de serie

Precios: de 56,500 a 65,700 dólares

Temas

Lee También