Lunes, 20 de Enero 2020
Suplementos | MAC

Diferencias básicas entre hombres y mujeres

Lo que jamás podrá ser igual entre hombres y mujeres

Por: EL INFORMADOR


En los últimos tiempos temas como: la equidad de género, los derechos de la mujer, la igualdad entre hombres y mujeres, se han convertido en el pan nuestro de cada día. La verdad es que se ha ganado mucho en estos terrenos y que bueno, por el bien de la humanidad. Sin embargo, existen desigualdades que persisten y son evidencia de que siempre habrá diferencias irreconciliables entre hombres y mujeres.

Relaciones:

Cuando una relación termina, las mujeres lloran, hablan con sus amigas y de seguro escriben algún poema titulado: "Todos los hombres son iguales".
Un hombre tiene más problemas para olvidar. Seis meses después de terminada la relación, la llamará un sábado a las tres de la mañana totalmente borracho para decirle: "Quiero que sepas que nunca te perdonaré por lo que me hiciste... pero siempre habrá una posibilidad entre tu y yo" (todos lo hemos hecho, no se hagan).

Baños:

Un hombre tiene en su baño cinco cosas: jabón, pasta de dientes, crema de rasurar, rastrillo y toalla de algún hotel ó motel.

El número promedio de artículos que tiene una mujer en su baño es de 400 y la mayoría de los hombres no podría identificar gran parte de estos.
En la regadera un hombre sólo tiene el shampoo y el jabón, mismo que siempre deja lleno de pelos.

Las mujeres en la regadera tienen más ó menos lo siguiente: shampoo, acondicionador, enjuague, aceite hidratante para rizos ó en su defecto para lacios perfectos, reparador de puntas, exfoliantes, esponja para el cuerpo, otra para el rostro, espejos, etcétera.

Vestimenta:

Una mujer tiene un vestuario diferente para cada ocasión: para salir de compras, para regar las plantas, para sacar la basura, para contestar el teléfono, para leer un libro, y más.
Un hombre sólo tiene tres tipos de vestimenta: la informal, la de ir a trabajar y el traje especial para las bodas y funerales, que normalmente es el mismo.

Botanas y reuniones

Para un hombre, reunión significa estar en torno a un televisor de preferencia viendo algún evento deportivo relevante, la botana se reduce a bolsas de papas  que son consumidas en su empaque original, y cervezas que son consumidas de la misma manera. ¡Somos prácticos y ecologistas!

Para una mujer, reunión significa evento social para el cual se debe avisar con por lo menos un mes de anticipación, y para el que debe estrenarse vestuario. La botana debe ser de por lo menos tres tiempos y con lo más chocante y rimbombante del arte culinario, de preferencia con algo que ni la misma anfitriona conozca, pero eso si, que impresione a sus invitados.

El W.C. en las reuniones:

Para un hombre es lo menos importante, puede estar sucio, desarreglado ó incluso estar tapado, ¡para eso están los árboles! si es necesario; los invitados pueden hacer uso de las instalaciones sanitarias del cuarto del anfitrión.
Para una mujer el baño debe ser una especie de obra de arte: con velas aromáticas, toallitas inútiles de todos los tamaños y colores, fundas para cubrir la tapa del escusado (que sólo sirve para que la misma se caiga cuando un hombre está haciendo pipi), cuadros decorativos con paisajes y hasta jabones de todos los hoteles del mundo.

Baños:

Para un hombre el uso del baño obedece sólo a razones biológicas, un hombre en el baño jamás le dirá una palabra al de al lado.
Las mujeres los usan como lugares para socializar, maquillarse, fumar y criticar. Las mujeres hablan con cualquiera que esté ahí, incluso sin conocerla; de hecho salen hable y hable, como si fueran grandes amigas.

Amigos:

Las mujeres en una reunión hablan todo el tiempo y varias a la vez... y misteriosamente se entienden.

Los hombres dicen como 10 palabras y casi todas son: "Güey", "Pásame otra chela", "Pásame la botana".

Tiempo:

Cuando una mujer dice que estará lista en cinco minutos, está refiriéndose a lo mismo que un hombre cuando dice que sólo faltan cinco minutos para que termine el partido de futbol americano y éste va en el primer cuarto.

Comer en la cama:

Para una mujer comer en la cama significa preparar algo delicioso y practico que al mismo tiempo sea algo que bajo ninguna circunstancia se derrame sobre la cama ó pueda dejar malos olores en el cuarto. Además, todo será perfectamente recogido antes de dormir y siempre se comerá sobre una charola.

Para un hombre comer en la cama es un acto de placer extremo y simplemente significa trasladar la mesa a la cama, no importa lo que sea, desde una hamburguesa hasta un caldo, pasando por nachos y papitas. Para el hombre comer en la cama significa algo relajante y sin importancia como para recoger los desechos hasta el día siguiente.

Temas

Lee También