Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Recetas saludables que ayudan a prevenir el cáncer de mama

Alimentos que salvan vidas

El oncólogo Mohammed Keshtgar lanza una serie de recetas saludables que ayudan a prevenir el cáncer de mama
En general, los alimentos que debes consumir más son frutas y verduras, cinco porciones. ESPECIAL /

En general, los alimentos que debes consumir más son frutas y verduras, cinco porciones. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (19/OCT/2016).- La sociedad vive en una aceleración constante, las diferentes ocupaciones nos llevan a un estrés cotidiano y como efectos secundarios están la falta de ejercicio físico y una alimentación nada balanceada. Y precisamente estos dos puntos son un factor de riesgo para ser propensos a distintas enfermedades, entre ellas el cáncer. Avocándonos en la celebración del mes rosa que habla de la lucha contra el cáncer de mama, en este artículo hablamos de alimentos balanceados que le ayudan a la mujer a prevenirlo y que el hombre también puede degustar.

Así lo explica el libro editado por Planeta, “Cien recetas fáciles para tratar y prevenir el cáncer de mama”, que es un texto del doctor Mohammed Keshtgar, oncólogo del Hospital Royal Free en Londres: “Somos capaces de modificar nuestra alimentación y, con ello, el riesgo de padecer cáncer, incluyendo el de mama. Cambiar nuestros hábitos no sólo se relaciona con reducir el riesgo de padecerlo, también existe evidencia de una disminución en los índices de reaparición. Además, la calidad de vida mejora cuando los pacientes diagnosticados con la enfermedad y que están bajo tratamiento, adoptan un estilo de vida saludable”, expresa el especialista en su libro.

Todas las recetas que se presentan están medidas a partir de su contenido calórico, grasa total, saturada, azúcar y sal. Para que cada alimento tenga el efecto adecuado se recomienda la ingesta de frutas y verduras frescas; así como hierbas, huevo y demás ingredientes, nada con conservadores. También recomienda poner especial énfasis en la temperatura en la que se debe cocinar. Prevenir no sólo depende de la alimentación, también de hacer ejercicio, tener una organización en el estilo de vida y evitar vicios como fumar y consumo de azucares, entre otros.

En general, los alimentos que debes consumir más son frutas y verduras, cinco porciones. El jitomate es un antioxidante que evita el crecimiento de las células cancerígenas. El brócoli, la col de Bruselas, la coliflor, el kale y la col, tienen fitonutrientes que previenen la formación de células de cáncer y detienen su propagación. La espinaca y el betabel posen folatos, un tipo de vitamina B que fortalece nuestro ADN. La quinoa, el arroz integral y los búlgaros pueden sustituir a los alimentos refinados. También consume granos y legumbres, proveen de calcio, hierro y vitamina B.

¿Qué hay para el desayuno?

Hay una gran variedad de platillos, pero puedes comenzar tu día con un Muesli Bircher que es avena la cual se remoja para obtener una sustancia cremosa; se sirve con yogurt y se acompaña de manzana y moras azules o con almendras y semillas de girasol. Si lo prefieres, para muy temprano puede ser también avena con manzana y canela o una ensalada que incluya papaya, piña, crema de coco, maracuyá y menta. El huevo cocido con espárragos o pan tostado con frijoles hechos en casa también es una excelente opción.

Sobre la comida…

En cuanto a sopas también hay tela de donde cortar; por ejemplo, una hecha a base de chicharos, con menta y limón, sin duda algo muy fresco para el cuerpo. Qué tal una sopa de calabaza con cacahuate, o un caldo asiático de miso con champiñones, también una sopa de verduras con quinoa. Luego vienen las ensaladas, por ejemplo con una griega con sandía tendrás mucha energía después de comerla. Puedes prepararte una que incluya pollo, nuez de la india y mandarina, sabores ácidos y agridulces. Para el plato fuerte los pescados y mariscos son excelente opción; por ejemplo, unos mejillones en caldo de limón con coco, sardina asada con ensalada de quinoa, o atún asado con puré de alubias.  La carne tampoco queda fuera, bien elegida y en porciones adecuadas es rica en proteínas. Puedes prepararte una ensalada caliente de hígado de pollo, brochetas de res con ajonjolí, pollo asado con paprika, camote y col morada o filete de cordero con pistache y ensalada de pimientos.

Bebidas y postres

Los dulce no queda fuera y hay opciones múltiples para no dejara de probar el dulzor en los alimentos; por ejemplo, manzanas al horno rellenas con canela, higos y pasas, carpaccio de piña y anís estrella, peras pochadas con salsa caliente de chocolate, mousse de chocolate con frambuesas o helado de plátano y moras son muestra de que se puede seguir disfrutando de los azúcares.
 
En cuanto a bebidas y preparados, se puede elegir  un jugo de sandía con jengibre y limón, un refresco de maracuyá con menta —éste debe prepararse con agua mineral— o chocolate maya caliente y con almendras.

No hay pretexto para abandonar lo que se ha disfrutado tanto tiempo.

Temas

Lee También

Comentarios