Lunes, 20 de Mayo 2024
null
Deportes

Reviven la polémica de la Superliga

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea abre la posibilidad de que se celebre una Superliga que meta en aprietos a la UEFA y a la FIFA

El Informador

El futbol europeo acostumbra tener todos los reflectores a su alrededor, pero en esta ocasión no es por cuestiones deportivas, sino por conflictos de intereses, luego de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronunciara a favor de la Superliga y metiera en apuros a la UEFA y FIFA, organismos que fueron señalados de abusar de su “posición dominante”. 

El intento de implementar una nueva competición en Europa que traiga consigo una innovadora propuesta de frente a la tradicional Champions League, vino a tambalear los intereses de los principales entes del futbol, que se rehúsan a doblegarse ante la Superliga que es impulsada y defendida por Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y Joan Laporta, presidente del FC Barcelona.

El veredicto que emitió el TJUE abre la posibilidad de que se pueda realizar un torneo fuera del paraguas de la UEFA y FIFA sin consecuencias negativas, ya que apuntó que estos dos organismos infringieron la legislación de la Unión Europea al impedir la formación de la Superliga; agregando que “las facultades de la FIFA y de la UEFA no están sujetas a ningún criterio que garantice su carácter transparente, objetivo, no discriminatorio y proporcionado”.

Sin embargo, esto no significa que el TJUE respalde a la Superliga, de hecho, se expuso que “una competición como la del proyecto de la Superliga no debe ser necesariamente autorizada. Al habérsele planteado cuestiones de carácter general acerca de las normas de la FIFA y de la UEFA, el Tribunal de Justicia no se pronuncia, en su sentencia, sobre este proyecto específico”.

La Superliga fue fundada en 2021 por 12 de los equipos más poderosos y populares del Viejo Continente. Asimismo, fue señalada por varios organismos de ser separatista y elitista, como también, por diversos aficionados que protestaron en contra de esta competición; por su parte, la UEFA y FIFA le pusieron un freno momentáneo tras amenazar con prohibir participar en las ligas nacionales o torneos regidos por ellos a todo aquel equipo o jugador que fuera parte de la Superliga. 

Por las restricciones que se presentaron y las duras críticas que recibieron, 10 de los 12 clubes se bajaron del barco y, hasta la fecha, sólo el Madrid y el Barcelona se mantienen firmes en seguir con la propuesta que no es más que motivada para reponerse de la crisis económica generada por la pandemia de COVID-19.

El Real Madrid es el principal promotor de la Superliga. AP/R. Larreina

¿Qué es la Superliga?

Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, AC Milan, Juventus, Inter de Milán, Manchester City, Chelsea, Tottenham, Manchester United, Liverpool y Arsenal, anunciaron en abril de 2021 un proyecto que salvaría el futbol internacional tras las pérdidas millonarias que los clubes han reportado a partir de la pandemia.

La creación de la Superliga supondría un aumento de ingresos entre cobertura, patrocinios, derechos televisivos y asistencia. En un principio, se repartirían hasta tres mil 500 millones de euros entre los clubes fundadores sólo por participar y el principal atractivo de este torneo es que habría encuentros entre dichos equipos con mayor frecuencia. 

En un principio, el formato se basaba en que los 12 equipos fundadores tendrían su lugar asegurado, buscarían sumar tres clubes más y otros cinco se clasificarían en función a su rendimiento en la temporada, siendo una competencia cerrada sin ascensos ni descensos.

VOCES

El futbol nunca más será un monopolio. La Superliga es un proyecto moderno plenamente compatible con las competiciones nacionales y basado en el mérito deportivo.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

EFE/Real Madrid
EFE/F.C. Barcelona

La resolución del TJUE tiene una gran relevancia para el futuro de nuestro deporte y nos da la razón al resolver que en el actual status quo del futbol europeo existe una situación de monopolio.

Joan Laporta, presidente del Barcelona

Continuaremos ofreciendo los torneos más espectaculares, competitivos y significativos del mundo y utilizaremos nuestros ingresos para desarrollar el futbol en cada rincón del mundo.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA

AFP/Archivo

Sin claridad a celebrarse en 2024

Es precipitado pensar que la Superliga podría llevarse a cabo a partir del próximo año tras la sentencia del TJUE, porque un caso así de complejo es imposible que tenga una solución inmediata. Un ejemplo, son los derechos televisivos y los equipos que tienen compromiso con la Champions League, los cuales son muy difíciles de romper por todo lo que hay en juego. 

Además, el TJUE señaló el monopolio que la UEFA y FIFA, pero también indicó que toda competencia que intente salir sin el respaldo de estas dos instituciones deberá de adaptarse a sus normas. Si bien es posible crear un torneo nuevo y UEFA tiene que ceder ante su fundación, la institución sigue marcando el paso.

Tanto la Superliga, UEFA, FIFA y cualquier interesado, deberán sentarse a negociar para llegar a un acuerdo, pero sin que se establezca alguna prohibición. 

Equipos de ligas menores, como el PSV, podrían tener más proyección con este torneo. AFP/K. Tribouillard

Cambia el formato de competencia

La Superliga mostró cambios significativos con relación al formato de competencia que anunciaron en su fundación; primero, se abre la convocatoria a 64 equipos que podrían estar repartidos en tres divisiones: Primera (16), Segunda (16), Tercera (32). 

Se estaría compitiendo con un sistema abierto, esto quiere decir que contará con ascenso y descenso sin beneficios ni proteccionismos. El primer año se asigna la división según el criterio de rendimiento deportivo y la entrada a la tercera para los clubes que no formen parte de la Superliga será a través de méritos en las ligas locales. 

Por otro lado, la Superliga podría tener transmisiones gratuitas de sus partidos.