Lunes, 06 de Abril 2020
null
Jalisco

Sube violencia contra mujeres y niños en Jalisco

Aunque en 2018 bajó este delito en la Entidad, las denuncias penales por violencia familiar aumentaron el año pasado

El Informador

El delito de violencia familiar, en donde las mamás y sus hijos son las principales víctimas, registra un aumento en Jalisco. 

Entre 2017 y 2018 se reportó una reducción en las carpetas de investigación presentadas ante la Fiscalía estatal (pasaron de nueve mil 557 a ocho mil 850 expedientes, respectivamente); sin embargo, el año pasado repuntó la violencia y se elevaron a 11 mil 053 denuncias ante el Ministerio Público.

Jalisco subió al cuarto lugar nacional en la estadística, sólo por debajo de la Ciudad de México, Nuevo León y Guanajuato, confirma el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Tras el asesinato de Ingrid Escamilla y la niña Fátima en la capital del país, expertos consideran que los Gobiernos estatales y municipales deben mejorar la atención a las víctimas de agresiones para evitar los feminicidios, otro delito que también se incrementó en Jalisco al pasar de 32 a 57 entre 2018 y 2019.

Lorena es una de las afectadas que escapó de la violencia, pero sin el apoyo de la autoridad. La tapatía cuenta que su esposo empezó a cambiar después de que se casaron. Al principio le exigía que fuera mejor en las labores del hogar, pero después de que nacieron sus hijos iniciaron los insultos.

La situación empeoró cuando el agresor dejó de trabajar y ella buscó un empleo limpiando casas (también se hacía cargo de su hogar y de sus hijos). Afirma que soportaba la situación porque el hombre la amenazaba y le prometía que mejoraría, lo que no ocurrió.

Lorena decidió separarse definitivamente cuando se recrudecieron las agresiones físicas. Aunque interpuso una denuncia en el Centro de Justicia para las Mujeres, no avanzó la investigación para brindarle protección.

Se solicitó una entrevista con la Fiscalía  para abundar sobre las denuncias en aumento, pero no se concretó.

La coordinadora del Observatorio Nacional del Feminicidio, Luz Estrada, señala que las autoridades locales se niegan a entregar indicadores que reflejen los avances sobre el trabajo que se desarrolla para combatir este tipo de ilícitos. “No están funcionando las acciones. Se vuelven espacios de simulación (las mesas de trabajo). Preocupa que no se estén investigando (las denuncias o asesinatos)”.

En el país se replica el alza de la violencia familiar. En 2018 se abrieron 180 mil 187 carpetas de investigación y el año pasado cerró con 202 mil 889.

Entre enero de 2016 y enero de 2020 suman 168 víctimas de feminicidio en Jalisco, según la Fiscalía. EL INFORMADOR/Archivo

Endurecimiento de las penas no baja la violencia familiar

Aunque la mayoría de los delitos ahora se sanciona con más años de cárcel, principalmente los feminicidios o las agresiones sexuales, en los últimos cuatro años aumentaron los ilícitos contra la seguridad sexual de las mujeres y por corrupción de niños, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En 2016,  a nivel nacional se abrieron 35 mil 963 carpetas de investigación por delitos contra la seguridad sexual, que engloban abuso, acoso, hostigamiento, violación simple, violación equiparada, y otros delitos que atentan contra “la libertad y seguridad sexual”, de acuerdo con la clasificación del Secretariado Ejecutivo.

La cifra creció a 36 mil 933 en el año siguiente, a 42 mil 873  expedientes en 2018, así como 51 mil 310 carpetas de investigación por estos delitos el año pasado en todo el territorio nacional.

Además, en 2019 se documentaron dos mil 156 denuncias por corrupción de menores de edad, lo que representa un aumento comparado con los cuatro años anteriores. Se encuentra clasificado como un “delito contra la sociedad”. En 2018 se reportaron mil 848 carpetas de investigación por ese delito, principalmente en Baja California (246), Ciudad de México (172), Guanajuato (161), Nuevo León (160) y Jalisco (153). Mientras que el año pasado terminó con dos mil 156 expedientes, con mayor incidencia en Ciudad de México (324), Baja California (275), Nuevo León (173), Guanajuato (161) y Jalisco (143).

El Código Penal del Estado de Jalisco  estipula que se impondrá de tres a seis años de prisión, así como multa de 100 a 200 días de salario mínimo, a la persona que por cualquier medio facilite, provoque, induzca o promueva en un menor de edad (o con quien no tenga capacidad para comprender el significado del hábito de la mendicidad), el hábito de consumir alcohol, drogas o sustancias similares. También sanciona la iniciación  o  la práctica de la actividad sexual, así como la comisión de cualquier delito en contra de este sector.

Feminicidios y delitos contra la familia

México
Año Feminicidios Violencia familiar Delitos contra la seguridad sexual
2016 644 153,581 35,963
2017 765 169,381 36,933
2018 913 180,187 42,873
2019 1,010 202,889 51,310
2020 (enero) 73 15,850 4,069
Jalisco

Año

Feminicidios

Violencia familiar

Delitos contra la seguridad sexual

2017 28 9.557 3,256
2018 32 8,850 3,044
2019 57 11,053 3,428
2020 (enero) 2 784 225

El caso de Fátima alerta a madres

Paulina Carvajal comenta que el caso de la niña Fátima prendió las alertas en su situación familiar, debido a que trabaja y no puede recoger a su hija de la escuela. “Mi esposo y yo contratamos transporte para que la recoja, y la verdad nos preocupamos mucho porque este tipo de casos muestran una terrible descomposición social”.

Aunque su esposo tiene un buen salario, no es suficiente para mantener a toda la familia, por lo que ella decidió tener un empleo. Sin embargo, les preocupa el incremento en las agresiones a los menores de edad. “Yo empecé a trabajar para meter a mi hija a una escuela privada. Y mejoró mucho, pero me siento frustrada porque no alcanzo a recogerla de la escuela”.

Otro caso es el de Gabriela Alvarado, quien busca trabajos cercanos a su casa para poder recoger a su hijo de la escuela. Lleva más de un mes desempleada debido a que los empleos que encuentra están lejos o pagan muy poco, por lo que no le ajusta para los gastos que debe realizar.

“Porque si uno trabaja lejos, tienes que ir por tu hijo a la guardería. En determinada edad crecen y necesitan otra escuela de tiempo completo, que tiene un costo extra”.

Remarca que en las guarderías te cobran 50 pesos si llegas tarde porque se tiene que cumplir un horario. “Si las distancias son más grandes, se tiene que estar tomando taxi y allí se va tu salario”.

Cuenta que en los últimos trabajos ha recibido apoyo cuando necesita faltar, aunque siempre justifica sus acciones. Por ejemplo, dice que si hay una junta en la escuela de su hijo, lleva al trabajo el documento. “Cuando uno es mamá, tenemos eventos o que salen temprano. Si mi hijo se enferma, yo no tengo a nadie que me lo cuide, y si tiene temperatura o algo, tengo que pedir el día… y muchas veces lo descuentan”.

Considera que se deberían plantear los apoyos desde las leyes, “además de mejorar los salarios para que madres y padres solteros puedan mantener a sus hijos con un solo trabajo”.

Sin freno

El 2019 cerró con el de mayor aumento en las carpetas de investigación por el delito de violencia familiar de los últimos cuatro años, al registrar 202 mil 889 expedientes en todo el territorio nacional.

El Código Penal de Jalisco refiere que comete el delito de violencia intrafamiliar quien infiera maltrato en contra de uno a varios miembros de su familia, tales como cónyuge, pariente consanguíneo hasta cuarto grado, pariente afín hasta cuarto grado, concubina o concubinario, adoptante o adoptado.

Se entiende por maltrato los actos u omisiones que causen un deterioro a la integridad física o psicológica, o que afecte la libertad sexual de alguna de las víctimas, independientemente de que se comete o no otro delito.

“Al responsable de este delito se le impondrán de seis meses a cuatro años de prisión, sin perjuicio de la sanción que corresponda por la comisión de cualquier otro delito previsto por este Código aplicándose para ello las reglas de concurso de delitos”.

Se equipara a la violencia intrafamiliar el maltrato que se infiera en contra del tutor, curador, pupilo, hijos de éste o aquella, de quien habite en el domicilio del agresor o de la persona a quien el agresor le deba dar cuidado o protección.

Este medio publicó en julio de 2019, que en Jalisco se impuso una condena de 22 años de cárcel contra un agresor de violencia familiar, tras un juicio que se llevó a cabo en 2014, por la acumulación de distintos hechos, como abandono de familiares, lesiones, violación, agresión con arma e intento de homicidio, entre otras agravantes. Por este ilícito, en el anterior sistema se otorgaban castigos de seis meses en promedio; ahora es un año y medio.

Los últimos asesinatos de Ingrid Escamilla y la niña Fátima han consternado al país. En el Congreso de la Unión ya aumentaron el castigo para feminicidas. NOTIMEX/Archivo

Jalisco, tercer lugar por ataques sexuales

Entre 2018 y 2019, Jalisco se ubicó como la tercera Entidad federativa donde más se denuncian los delitos que atentan “contra la libertad y seguridad sexual”, solamente detrás de la Ciudad de México y el Estado de México, que registran más habitantes.

De las 42 mil 873 carpetas registradas en 2018, los cinco Estados con más delitos fueron Ciudad de México (cuatro  mil 445), Estado de México (cuatro mil 260), Jalisco (tres mil 044), Nuevo León (dos mil 860) y Chihuahua (dos mil 712).

El año pasado reportaron 51 mil 310 carpetas, con los casos más numerosos en la Ciudad de México (seis mil 507), Estado de México (cinco mil 678) y Jalisco (tres mil 428).

Este medio publicó que entre 2018 y 2019 crecieron 18 delitos de alto impacto en Jalisco, de 41 modalidades o subtipos. De esos 18, seis tienen que ver con los que atentan contra la familia, la mujer y la seguridad sexual: violencia familiar, feminicidio, abuso sexual, acoso sexual, hostigamiento y violación simple.

El Código Penal de la Entidad indica que en el caso de abuso sexual se impondrán de seis meses a seis años de prisión al que ejecute actos eróticos, sin el consentimiento de una persona mayor de edad. Si se hiciere uso de violencia física o psicológica, la pena aumentará en una mitad. “Este delito se perseguirá por querella de la parte ofendida”.

La misma legislación remarca que comete el delito de hostigamiento sexual el que con fines o móviles lascivos asedie u hostigue sexualmente a otra persona de cualquier sexo, aprovechando su posición jerárquica o de poder, derivada de sus relaciones laborales, docentes, religiosas, domésticas o cualquier otra, que implique la subordinación de la víctima. Al responsable se le impondrán de dos a cuatro años de prisión.

Mientras que es culpable de acoso sexual el que con fines o móviles lascivos asedie o acose sexualmente a otra persona de cualquier sexo. Al responsable se le impondrá sanción de uno a cuatro años de prisión.

“Si el acosador u hostigador presta sus servicios en cualquier institución pública y utiliza medios o circunstancias que el encargo le proporcione, además de la pena prevista en el párrafo anterior, se le destituirá de su cargo y se le podrá inhabilitar hasta por el doble de la pena privativa de libertad impuesta”.

TESTIMONIO

Sube su foto a las redes sociales…

La fotografía de Saraí Devit y su madre María Félix Zapata se hizo viral en distintos grupos de redes sociales para apoyo a las mujeres en el país.

“No queremos ser parte de la estadística de feminicidios, pero estamos en peligro y hemos sido muy violentadas. Lastimosamente, las autoridades me piden heridas que duren más de 15 días, heridas de gravedad o de bala… o encontrarme hospitalizada por las agresiones. Aunque me han golpeado, no reúno las pruebas suficientes. Pero no quiero morir, soy madre y amo mi vida y a mi familia. Y si él nos hace daño, por favor hagan justicia”, dice la imagen.

Saraí Devit, quien vive en  Ecatepec, en el Estado de México, dice que luego de seis años de agresiones físicas y amenazas de muerte, decidió hacer la publicación para que “no digan que nosotras nos quedamos calladas o que nunca dijimos nada”. Pide que su nombre y el de su madre se difundan debido a que hace poco su expareja le afirmó que la mandaría matar.

“Me dijo:  ‘Vas a ser una descuartizada más,  aquí en Ecatepec no investigan’. Me afirmó que tiraría mis pedazos en la ciudad para que no quede nada de mí, que tiene amigos motociclistas que lo ayudarían a desaparecerme”.

El miedo la tiene paralizada.

Después de una de las golpizas más fuertes, recuerda, fue a denunciarlo al Ministerio Público, pero él había acudido antes para reportarla por golpes que ella no le propinó.

“Me ha cumplido las golpizas, él siempre me dice: ‘Tú debes de saber que tu vida está en mis manos, que tengo el poder de hacerte la vida miserable’. Son muchos años de ansiedad, de sufrimiento emocional. Soy madre y mi hijo sufre”.

Ahora teme por su familia.

“Vino a decirme que mataría a mi mamá...  y que a mi hijo se lo llevaría. Claro que he pensado en huir, pero me puede encontrar”.

Quedan a deber

Desde el 14 de agosto de 2012, cuando se aprobó la tipificación del feminicidio en el Estado de Jalisco, innumerables medidas han buscado garantizar la defensa de la integridad de las mujeres. Varias de éstas registran avances “raquíticos”, según organismos defensores.

Tras una lucha de varios meses por parte de asociaciones civiles, el Congreso de Jalisco aprobó la adición del delito de feminicidio en el Código Penal del Estado. La iniciativa fue promovida por los entonces diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Olga Araceli Gómez Flores y Raúl Vargas López.

Sin embargo, la reforma no disminuyó la cantidad de agresiones registradas contra las mujeres.

En 2018 se declaró en Jalisco una de alerta de violencia de género, cuya solicitud se basaba en el incremento de la cantidad de asesinatos de mujeres, ya que  pasaron de 58 en 2009 a 150 en 2015, y en el mismo periodo sólo se había dictado una sentencia por feminicidio.

La alerta se declaró después de identificar que los delitos contra la vida, la libertad, la integridad y la seguridad de las mujeres perturban la paz social, la existencia de un agravio en demérito de los derechos humanos de las mujeres y tras registrar la solicitud de organismos de derechos humanos, sociedad civil y organismos internacionales. Estos factores se identificaron en los municipios de El Salto, Guadalajara, Lagos de Moreno, Mezquitic, Puerto Vallarta, Tlajomulco de Zúñiga, Tlaquepaque, Tonalá, Zapopan, Zapotlán el Grande.

Apenas enviaron los resultados

En octubre de 2019, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) del Gobierno federal encontró que no se cuenta con las evidencias suficientes que permitan observar un avance y efectiva implementación de las acciones planteadas en el Plan estratégico de combate a la violencia de género. No se reportaron avances específicos de las acciones planteadas, no se cuenta con explicaciones de las evidencias presentadas y hasta los vínculos electrónicos de los informes no son funcionales.

El documento fue firmado y recibido por representantes de la Conavim, del Instituto Nacional de las Mujeres, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, de universidades, de las asociaciones civiles y por la misma secretaria de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, Fela Pelayo.

Este medio publicó que apenas el pasado 7 de febrero enviaron documentos sobre los avances en la materia, luego de que la Conavim señalara incumplimientos por parte del Gobierno estatal en la alerta de género emitida en Jalisco por ese organismo federal.

Por parte de las administraciones municipales, han buscado combatir la violencia de género de diversas maneras. En abril de 2019, el Ayuntamiento de Guadalajara aprobó multar con hasta cinco mil pesos o 36 horas de arresto a quien acose a las mujeres en la calle. El dinero generado por las sanciones se destinaría a las campañas y las dependencias involucradas en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Mientras el Ayuntamiento de Zapopan compró 150 brazaletes que funcionan como “botones de pánico móviles”, debido a que geolocalizan a la persona violentada que lo porta, incluso graban y transmiten la amenaza a dependencias municipales.

El 8 y 9 de marzo serán la marcha y el paro de labores de mujeres para exigir un alto a la violencia. EL INFORMADOR/A. Camacho

Suman tres mil 405 víctimas de feminicidio en el periodo 2016-2020

Entre enero de 2016 y enero de 2020 suman tres mil 405 víctimas de feminicidio a nivel nacional, de acuerdo con la estadística reportada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. En ese mismo periodo, en Jalisco reportan 168 víctimas, sin contar con los homicidios dolosos que involucran a mujeres.

Además, a nivel nacional, en 2019 registraron que dos mil 819 mujeres fueron víctimas de homicidio doloso. Si se le suman las mil 010 víctimas de feminicidio, suma como resultado un total de 3 mil 829 mujeres asesinadas en el país en ese año.

En Jalisco, en 2019 se registraron 229 mujeres víctimas de homicidio doloso y 57 mujeres víctimas de feminicidio.

La coordinadora del Observatorio Nacional del Feminicidio, Luz Estrada, recuerda que hace un año que se emitió la Alerta de Género, de la cual son peticionarias, y esos indicadores que están pendientes son lo que permitirán evaluar al Gobierno. “Es grave porque es lo que permitirá conocer dónde siguen estando los obstáculos y deficiencias de procuración de justicia, en atención y prevención, y sanción de la violencia. Una de las medidas son las órdenes de protección, no solamente vas a saber que aumentaron las denuncias de violencia familiar, sino qué pasó con ellas, si fueron o no atendidas”.

Colectivos preparan actividades

  • Los recientes asesinatos de la joven Ingrid Escamilla, por parte de su pareja, y de la niña Fátima, han conmocionado al país.
  • Tras esos hechos y como protesta, colectivos de mujeres están convocando a un paro nacional de actividades el próximo 9 de marzo.
  • El Gobierno estatal, municipios de la zona metropolitana y distintas universidades han manifestado su solidaridad con la iniciativa.
  • Y para el 8 de marzo, que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, se plantean distintas actividades. En Plaza Universidad habrá una jornada de charlas y talleres desde las 11:00 horas. A las 18:00 horas se realizará la marcha “Juntas parar la violencia”, con rumbo a la Glorieta de los Niños Héroes. El planteamiento es que, al frente, acudan los familiares de las víctimas, después un contingente encabezado por mujeres (no se permiten hombres) y al final el grupo mixto.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la atención que brinda la autoridad a las víctimas de la violencia en la familia?

Participa en Twitter en el debate del día @informador