Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018
ELECCIONES - SE LLEVA A CABO LA ELECCION 2018 EN GUADALAJARA JALISCO.ELECCIONES2018.
Jalisco

Sólo tres candidatos rebasaron gastos de campaña en Jalisco

Expertos piden mayores sanciones contra aspirantes e institutos políticos para erradicar por completo las anomalías

El Informador

Pese a los constantes señalamientos que se realizaron durante el proceso electoral con relación a que algunos candidatos rebasaron el tope de gastos de campaña, el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que, en Jalisco, sólo tres candidatos que buscaban una alcaldía gastaron más de lo permitido. Y los tres ganaron las elecciones.

La Unidad de Fiscalización revisó el gasto de 797 abanderados, de los cuales resolvió que los candidatos por Ayotlán y La Barca, de la Coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), así como el de Tamazula de Gordiano, por Jalisco al Frente (PAN-PRD-MC), incurrieron en una “falta grave ordinaria”.

Gabriel Vásquez, ahora alcalde de Ayotlán, tenía un tope de gasto de 138 mil 785 pesos, pero lo rebasó con 48 mil 417 pesos. Por su parte, Enrique Rojas Román, de La Barca, superó en 15 mil 920 pesos los 260 mil 542 que tenía permitido gastar por la autoridad.

El de Tamazula de Gordiano, Francisco Álvarez, erogó 12 mil 444 pesos adicionales a los 164 mil 116 que tenía establecido como tope de gastos de campaña.

Pese a que, anteriormente, los partidos debían regresar 150% del monto rebasado, en agosto pasado el Instituto aprobó reducir las multas relacionadas a las irregularidades en el gasto, entre éstas, por rebasar el tope, que ahora es de 100 por ciento.

Las coaliciones deberán reintegrar una bolsa de 76 mil 781 pesos: 64 mil 337 pesos por parte de Juntos Haremos Historia, y 12 mil 444 de Por Jalisco al Frente. Estos tres casos de rebases de topes forman parte de un total de 70 que se presentaron en Jalisco a nivel nacional, de acuerdo con el Instituto.

Tras una revisión, el INE aplicó más de 300 multas y sanciones por diversas irregularidades a los partidos políticos de Jalisco, por un monto de 19.9 millones de pesos, los cuales serán cobrados por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado (IEPC), y serán destinados al organismo estatal encargado de la promoción, fomento y desarrollo de la ciencia.

El integrante del Observatorio Electoral, Antonio Elvira de la Torre, comenta que se deben endurecer las sanciones a los partidos políticos por irregularidades en el manejo de los recursos cuando haya reincidencia. No sólo al incrementar las multas, sino con la disminución del financiamiento y el retiro de candidaturas.

Sin embargo, reconoce que esta discusión no se ha puesto sobre la mesa: “Cuando más se necesita que los partidos sean responsables y que más desempeño profesional tengan en temas de recursos públicos, es cuando se deberían estar discutiendo estas cosas, pero no están en el horizonte”.

Observan seis de cada 10 pesos erogados

Del total de las observaciones que realizó el Instituto Nacional Electoral (INE) a los partidos políticos y las coaliciones en Jalisco, destacan 134.9 millones de pesos, de un total de 201.5 millones que se gastaron en las campañas. Las observaciones se emitieron por  porque no fueron atendidas de manera adecuada.

De acuerdo con el dictamen elaborado por la Unidad Técnica de Fiscalización, los principales problemas obedecieron a que los eventos y operaciones de gastos no se realizaron en tiempo real; es decir, se llevaron a cabo de manera extemporánea, rebasando el plazo para capturarlas en el sistema (dentro de los tres días posteriores a la operación). En otros casos no se presentó documentación detallada.

La coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES) tiene los mayores señalamientos. Por ejemplo, se reporta que se omitió registrar avisos de contratación de la campaña del candidato a gobernador, Carlos Lomelí Bolaños, por un importe de 4.8 millones de pesos. Algunos de los informes se presentaron con 91 días de desfase. El partido respondió que se pondría mayor cuidado en el registro.

Se señala también que se llevó a cabo una contratación con el proveedor Impresos Específicos por 335 mil pesos; sin embargo, no estaba inscrito en el Registro Nacional de Proveedores. Aunque se argumentó que la empresa llevó a cabo el refrendo, la autoridad respondió que el contrato se efectuó cuando éste no contaba con el mismo.

Omitió también reportar los egresos por 86 inmuebles utilizados como casas de campaña por un monto de 516 mil pesos. Tampoco se informaron en tiempo operaciones por un importe de 14.4 millones de pesos.  

Por su parte, el candidato a diputado local por el Distrito 20 en Jalisco, Arnoldo Licea González, realizó 20 eventos foráneos sin reportar gastos.

En el caso de Movimiento Ciudadano (MC), la Unidad de Fiscalización del INE precisó que se omitió realizar el registro contable de dos operaciones en tiempo real por un importe de siete millones 016 mil pesos. Una de éstas por 6.9 millones de pesos se realizó el 1 de julio pasado (día de la elección), pero fue registrada el 5 de julio.

Al igual que Morena, el partido contrató a un proveedor que no estaba activo en el Registro Nacional de Proveedores. El contrato fue con AR Corporativo por un monto de 533 mil pesos.

El PRI presentó de manera extemporánea 12 avisos de contratación por un importe de 4.2 millones de pesos y otros 273 por cuatro millones.

Tampoco informó en el reporte de campaña, las erogaciones por concepto de pago de representantes de casilla de la jornada electoral por 740 mil pesos, entre otros.

El PRD evadió 30 operaciones por 7.2 millones de pesos. El Partido Verde una operación por 11 millones de pesos. Nueva Alianza cuatro operaciones por 6.2 millones de pesos. Encuentro Social, cinco operaciones por cuatro millones.

“Cuando más se necesita que los partidos sean responsables y que más desempeño profesional tengan en temas de recursos públicos, es cuando se deberían estar discutiendo estas cosas, pero no están en el horizonte”.  Antonio Elvira de la Torre, Observatorio Electoral

Gran parte de las observaciones no atendidas obedecen también a registros extemporáneos de eventos de la agenda de los candidatos, las cuales son sancionadas con 403 pesos.

Debido a que las multas por las irregularidades cometidas en el ejercicio del gasto fueron reducidas por el INE, las sanciones en contra de los partidos y coaliciones ascendieron a 19.9 millones de pesos.

El partido con el mayor monto a pagar es el Partido del Trabajo, con 3.1 millones de pesos; seguido por el PRI, con 2.9 millones; Morena, con 2.8 millones de pesos; el PRD, con 2.4 millones; el Partido Encuentro Social, y el Verde, con 2.3 millones. Se suma Nueva Alianza, con dos millones; MC con 1.4 millones, y el PAN, con la menor cantidad por 340 mil pesos.

Las multas representan 9.6% del gasto total aplicado en campañas.

Cubren sanciones 

A cinco meses de concluido el proceso electoral 2017-2018, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) ya cobró a los partidos políticos más 13.3 millones de pesos para cubrir las sanciones establecidas por el INE por las irregularidades detectadas en campañas y precampañas.

De acuerdo con información de la Unidad Técnica de Prerrogativas, los institutos políticos ya cubrieron todos los adeudos de las precampañas por el orden de los cinco millones 035 mil pesos. El monto más alto correspondió a MC por 2.8 millones de pesos.  
En el caso de las campañas, cinco partidos han pagado ocho millones 033 mil pesos.

El área del IEPC no contabiliza el monto a cobrar al Partido del Trabajo, el cual apeló las multas y sanciones impuestas. Las irregularidades cometidas en campaña por este partido ascienden a 3.1 millones de pesos.

Por otra parte, las multas por quejas de fiscalización ascendieron a 289 mil 828 pesos, de las cuales ya fueron cobrados 233 mil 252 pesos. Sólo se encuentra pendiente el pago del Partido Verde por 56 mil 576 pesos.

El IEPC se encarga de reducir un porcentaje de las ministraciones mensuales que entrega a los partidos hasta cubrir el monto de las multas. 

Las sanciones 2018

3'183, 257 Para PT
2'971,912 Para PRI
2'804,954 Para Morena
2'459,154 Para PRD
2'398,324 Para PES
2'340,294

Para PVEM

2'070,724 Para Panal
1'403,112 Para MC
340, 309 Para PAN
Total: 19'972,040

Evaden informar

Durante la campaña, los candidatos de los nueve partidos políticos e independientes no reportaron gastos por ocho millones 126 mil pesos, de acuerdo con lo que determinó el área de auditoría del INE tras la revisión de los ingresos y erogaciones reportados por los institutos políticos.

La bolsa más alta corresponde a los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia, quienes no reportaron el gasto de tres millones 094 mil pesos, de los cuales, 2.7 millones corresponden a desembolsos operativos de la campaña, 150 mil pesos a propaganda en vía pública que no fue reportada (pero sí fue detectada por el personal del organismo electoral), 91 mil pesos relacionados a erogaciones durante el día de la jornada electoral, entre otros.

Estos fueron seguidos por los independientes, quienes no rindieron cuentas por un millón 740 mil pesos.

Los del PRI no reportaron un millón 116 mil pesos. El mayor monto corresponde a la campaña del candidato a gobernador, Miguel Castro Reynoso, en donde la auditoría determinó que erogó 954 mil 847 pesos adicionales a los que reportó.

El resto de los partidos se quedó por debajo del millón de pesos sin informar. El menor monto corresponde al PAN por 57 mil 435 pesos.

A dos semanas de la jornada electoral del pasado 1 de julio, el candidato de MC y ahora gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez, denunció que el resto de los candidatos estaba ocultando sus gastos.

El principal, dijo, era el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Carlos Lomelí, a quien en ese entonces, le cuestionó que al segundo mes de campaña sólo había reportado gastos por 733 mil pesos. Consideraba que el monto no correspondía con la publicidad desplegada.

“Nosotros no decimos mentiras, nosotros sí sabemos que nos pueden ganar la elección si cometemos un error legal; a ellos, como no van a ganar, pues les vale gorro lo que declaren. Declaran lo que se les antoja”.  Enrique Alfaro

De acuerdo con un archivo de saldos finales elaborado por el INE, Lomelí reportó gastos por 12 millones 555 mil pesos y no informó sobre  el manejo de 372 mil 943 pesos.

Por su parte, la auditoría del organismo determinó que Enrique Alfaro realizó gastos adicionales a los reportados por 24 mil pesos. En total, MC no reportó erogaciones por 61 mil 930 pesos. Es uno de los partidos con los menores montos observados tras la auditoría.

El integrante del Observatorio Electoral de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Antonio Elvira de la Torre, reconoce que hay algunos candidatos a los que se les complica reportar gastos por la lejanía de algunos municipios, como son San Martín de Bolaños o Mezquitic, en donde incluso no se tiene facilidad para facturar o acceso a internet.

Sin embargo, aclara que son problemas técnicos que deben solucionarse para rendir cuentas ante la autoridad.

Por otra parte, indica que hay partidos que siguen teniendo defectos en su desempeño para generar una rendición de cuentas adecuada, “esa es la parte que más tiene que preocupar”.

“Nosotros no decimos mentiras, nosotros sí sabemos que nos pueden ganar la elección si cometemos un error legal; a ellos, como no van a ganar, pues les vale gorro lo que declaren. Declaran lo que se les antoja”.  Enrique Alfaro

A pesar de que hay una historia de dos décadas por parte de las autoridades para mejorar el sistema de rendición de cuentas, comenta que éste requiere más ajustes para obligar a los partidos a cumplir en tiempo real.

Recuerda que con la reforma electoral que se hizo en 2014, la atribución de revisar el manejo de los recursos por parte de los partidos es exclusiva del INE, por ello se saturó en materia de fiscalización, “me parece que es una tarea muy complicada que requería un esfuerzo estructural muy grande”.

 


“Se requieren mayores sanciones”

Antonio Elvira de la Torre (académico de la UdeG).

Para el académico de la UdeG, los candados que se tienen actualmente para evitar que los partidos políticos reincidan en el mal manejo de los recursos públicos son insuficientes. Esto, dice, quedó demostrado en las elecciones pasadas.

Comenta que, por ello, es necesario que se establezcan esquemas que incluyan sanciones de mayor peso, sobre todo para quienes insisten en no rendir cuentas.

Estas sanciones se aplicarían a quienes de manera sistemática violan la normativa electoral. Una de éstas sería la disminución del financiamiento público hasta que demuestre que está comprometido con transparentar sus gastos.

En el periodo de campañas y precampañas, el académico opina  que se deberían retirar las candidaturas a quienes no reporten en tiempo real sus gastos. “Esa parte sería más severa que una simple multa”.

Con esto se evitaría que los partidos políticos se arriesguen a pagar multas porque les conviene no rendir cuentas.

Si se lograra atacar este problema, el INE tendría mayor capacidad para ofertar cursos, dar seguimiento y generar soluciones técnico-administrativas para resolver las fallas que se presentan a la hora de capturar la información, “pero si el problema sigue siendo un tema de visión y de vinculación respecto al cómo entiendo la contienda política y cómo puedo hacer escalas no legales para favorecer mi postura, las sanciones económicas no serán suficientes”.

Sin embargo, reconoce que el debate sobre el tema está encapsulado en el ámbito estrictamente técnico, “estamos perdiendo de vista el efecto que tiene (de servir) a la calidad de la democracia y sobre la utilidad social de los ciudadanos que estamos decidiendo sobre lo que están haciendo los partidos”.

Esa discusión, insiste, no se está dando. “Es triste, porque cuando más se necesita que los partidos sean responsables y que más desempeño profesional tengan en temas de recursos públicos, es cuando se deberían estar discutiendo estas cosas, pero no están en el horizonte”.

Pagan multas

Precampaña
5’035,298 es el monto de sanciones por las precampañas (todas fueron cubiertas).
Desglose
2’810,760     liquidó MC.
1’197,970     pagó el PRI.
1’024,399     de Morena.
2,168             del PRD.
Campañas
8’033,920     cobrados.
8’754,869     pendientes de cobro.
Multas por quejas
233,252   cobrados.
56,576     pendientes de cobro.

Candidatos a gobernador respetaron topes de campaña

Los candidatos a gobernador por Jalisco reportaron gastos que no rebasaron el tope de campaña establecido en 28 millones 588 mil pesos. Pese a los señalamientos de que algunos de éstos superaron el límite permitido, el INE determinó que todos se quedaron por debajo de éste.

El que más se acercó a esa cantidad fue el priista Miguel Castro, con un total de 24.1 millones de pesos, seguido por Alfaro Ramírez, con 21.6 millones, Miguel Ángel Martínez Espinosa del PAN, con 19.4 millones, y Carlos Lomelí con 12.9  millones de pesos.

Aunque la auditoría del INE detectó algunas irregularidades en los reportes de los gastos de este último, al final se quedó lejos del tope de gasto.

Por su parte, los candidatos del Partido Verde y Nueva Alianza gastaron menos de 10 millones de pesos.

A pesar de que en las últimas elecciones de julio, los candidatos a gobernador de todas las Entidades han reportado gastos que no rebasan los topes de campaña, como ocurrió en la de este año, en mayo pasado, el estudio “Dinero bajo la mesa. Financiamiento y gasto ilegal de campañas”, elaborado por Mexicanos contra la corrupción e Integralia, reveló que éstos gastan 10 veces más de lo permitido por la autoridad electoral.

En el estudio se señala que por cada peso que se reporta como gasto en una campaña a la gubernatura, otros 15 pesos no se registran. Lo más grave es que pueden provenir de financiamiento ilegal.

“Según los reportes de los candidatos (a gobernador) en las 15 elecciones que hubo  entre los años 2016 y 2017, nos dicen que solamente se gastaron 32% del tope de campaña. ¿Se imaginan ustedes que si se pueden gastar mil pesos solamente se gastaron 320 pesos? ¿El resto dónde está?”, cuestionó en mayo María Amparo Casar, presidenta de Mexicanos contra la corrupción.

En la investigación se detalla que las principales fuentes de financiamiento ilegal fueron el desvío de recursos públicos mediante recaudaciones en efectivo que no ingresan a las tesorerías, el uso de facturas apócrifas, las adjudicaciones directas y subcontrataciones forzosas con sobrecostos, así como los descuentos de nómina y el uso de programas sociales.

Por su parte, el principal destino del recurso ilegal es el del clientelismo electoral y la manutención de estructuras que se dedican a la promoción del voto.

Ximena Mata Zenteno, coordinadora de investigación del estudio, comentó que precisamente el pago de estas estructuras es donde se debe prestar mayor atención. “El pago de sueldos a personas contratadas durante varios meses para operar estas estrategias, movilizar a la gente, comprar el voto, comprar credenciales de elector e inhibir el voto, es el rubro de gasto más importante que se realiza con financiamiento ilegal”.

Desembolsos totales

201’595,726 fue el gasto total de los partidos en la campaña en Jalisco (público y privado).
Desglose
45’356,513     del PRI.
38’314,026     de MC.
32’176,237     del PAN.
19’462,784     del PVEM.
14’737,125     del Panal.
12’584,248     del PRD.
792,256          del PES.
288,344          del PT.
52,341            de Morena.
Por coaliciones
17’218,374     de Juntos Haremos Historia.
13’207,973     de Por Jalisco al Frente
7’405,499       de los independientes.
Financiamiento privado
1’648,005     aportados por candidatos.
3’324,269     aportaciones de militantes.
7’469,312     aportaciones de simpatizantes.

Fiscalización laxa a partidos

Por: Jaime Barrera

En el pasado proceso electoral, los partidos políticos volvieron a incurrir en la simulación, incumplimiento y engaño en la rendición de cuentas del gasto de sus prerrogativas. Otra vez salieron impunes o con multas que pagan con las propias prerrogativas sin lamento alguno.

La autoridad electoral no aplicó una sanción ejemplar, como revocar las candidaturas o impedir la llegada de los aspirantes que violaron los topes de campaña a los cargos de elección popular por los que contendieron, pese a que esta irregularidad quedó acreditada en al menos tres casos, como lo revela el corte de caja definitivo que le presenta hoy EL INFORMADOR.

Quedó demostrado así que, en materia de la fiscalización del financiamiento a los partidos políticos en Jalisco, hay mucho por avanzar. Los órganos electorales han sido incapaces de sentar precedentes importantes para inhibir los trucos que los partidos y sus candidatos y candidatas hacen para evadir la ley, abriendo múltiples circuitos de corrupción en el inicio mismo de los distintos gobiernos.

El Instituto Nacional Electoral y los Organismos Públicos Locales Electorales no pasaron de las multas para quienes rebasaron los topes de campaña y para los que no cumplieron a tiempo con la entrega de las cuentas. El dato de que seis de cada 10 pesos gastados en el pasado proceso electoral fueron observados por alguna irregularidad, deja claro la arraigada opacidad y resistencia de nuestra clase política a la rendición de cuentas.

Y lo que también es evidente es que las multas aplicadas a estos institutos políticos en nada significan una medida correctiva y eficaz.

El INE nada encontró, por ejemplo, de los flujos de dinero que llegan a los partidos además de las prerrogativas de ley. Pese a lo que revelan estudios en el sentido de que, por cada peso que los partidos políticos reportan a las autoridades electorales como gasto de campaña hay otros 15 que no se reportan, las autoridades electorales no encontraron ni multaron a ningún partido o candidato por esta irregularidad. Ni un sólo caso.

El balance, pues, de la fiscalización de lo gastado en Jalisco y en todo el país, que ascendió a los 13 mil millones de pesos, es sumamente pobre. Estos recursos volvieron a quedar revisados con una fiscalización laxa que muy probablemente no evitó el desvío de recursos o el ingreso ilegal del dinero de empresarios o de la delincuencia organizada.