Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018
null
Jalisco

Sin presupuesto para obras en Ávila Camacho y Patria

De acuerdo con el Instituto Mexicano Tecnológico del Agua, se requieren al menos siete obras sobre los arroyos de Atemajac, La Campana y Los Coyotes

El Informador

Para mitigar las inundaciones en la confluencia de las avenidas Patria y Ávila Camacho se requieren al menos siete obras sobre los arroyos de Atemajac, La Campana y Los Coyotes, de acuerdo con el Instituto Mexicano Tecnológico del Agua (IMTA); sin embargo, no hay recursos presupuestados para su construcción.

El director técnico del SIAPA, Alejandro Gutiérrez, explica que no se tiene un estimado de lo que costarían, “lo debe actualizar el Instituto”. Puntualiza que se requiere un depósito o tanque de detención longitudinal sobre el arroyo de Atemajac, en el tramo de Patria, y una mejora de la sección natural actual, en los tramos de Acueducto-Américas.

También se contempla mejorar la sección de los arroyos de La Campana y Los Coyotes, con acciones como la reforestación de microcuencas. Y se prevé la construcción de tres vasos de detención sobre el arroyo de La Campana, así como en anexos a la cuenca de aportación de Atemajac para reducir el volumen de agua que baja a Los Colomos desde el parque El Polvorín y Plaza Acueducto.

Sin embargo, el SIAPA desconoce la inversión que implicaría, pues no se cuenta con los proyectos ejecutivos, por lo que será hasta la próxima administración cuando se hagan realidad con presupuestos de los tres niveles de Gobierno.

Actualmente el organismo no puede costear otro crédito, como el de 800 millones de pesos obtenidos en la actual administración para el Plan Integral para el Manejo de Aguas Pluviales.

En un mes concluyen obras contra inundaciones: SIAPA

En 2016 se anunció una bolsa de 800 millones de pesos para ejecutar 11 obras bajo el Plan Integral para el Manejo de Aguas Pluviales, de las cuales siete ya están funcionando y están pendientes tres más, que serán concluidas entre junio y julio de este año.

Entre las obras pendientes destaca, con un avance de 94%, la ampliación del canal de Atemajac, de Alcalde hacia Periférico, que será concluida este mes. Le sigue el colector pluvial Loma Bonita, con un avance de 90%, a concluirse en los próximos 15 días, y el colector López de Legazpi, cuyas obras finalizarán el 15 de julio, con un avance de 80 por ciento.

Sólo una de las obras del plan no tiene fecha de conclusión porque está paralizada por una orden judicial federal. Se trata del sistema pluvial en el Parque San Rafael, con un costo de 50 millones de pesos, etiquetados para la construcción de un tanque de detención subterráneo. Al momento, registra un avance de 56 por ciento.

En total se han ejercido 740 millones de pesos del crédito contratado, aunque se necesitan nueve mil millones de pesos para mitigar las inundaciones.

Para Alejandro Gutiérrez, director técnico del SIAPA, la obra más importante realizada es el primer tramo de la ampliación y mejora del Canal de Atemajac.

En este tramo se construyeron dos colectores marginales que conducen las aguas residuales hasta la planta de Agua Prieta, pues anteriormente circulaban hasta siete metros cúbicos por segundo de aguas negras por el canal. “Es el proyecto más importante del plan porque no sólo se mejoró la sección hidráulica del canal natural para un mejor tránsito de aguas pluviales en las tormentas, también se colocaron dos colectores sanitarios marginales”.

Con la mejora del canal a lo largo de tres kilómetros y la construcción de muros de concreto de entre tres y seis metros, el directivo destaca que se pudo evitar un desbordamiento del arroyo con afectaciones a cientos de viviendas, en las lluvias del domingo pasado.

Otra de las obras concluidas es la ampliación del vaso regulador en El Deán, “se desazolvó y amplió, crecimos de 250 mil metros cúbicos a 380 mil metros”, para contener las inundaciones.

Se suman los colectores de Acueducto, Felipe Zetter, Copérnico, Aviación y Arcos del Milenio, que ya se encuentran en operación para atender otros puntos críticos en la metrópoli, aunque en algunos todavía no se mide el impacto de una tormenta intensa.

En cambio, en otras obras ya se midió el impacto de las lluvias. De acuerdo con el director técnico del organismo, en la cuenca Río Blanco se construyó el colector Aviación, así como una serie de bocas de tormenta que sirvieron para mitigar los efectos las tormentas, “la obra ya funcionó porque en la lluvia del domingo pasado no hubo reportes en la zona”.

Arcos del Milenio. El colector que se construyó en la zona ya está en funcionamiento. Forma parte de las 11 obras para mitigar las inundaciones en el AMG. EL INFORMADOR/F. Atilano

Rebasado, sistema de colectores

De acuerdo con el SIAPA, la red de ocho mil 150 kilómetros de colectores y redes secundarias que dan servicio al Área Metropolitana de Guadalajara se encuentra rebasada porque no tiene la capacidad para soportar lluvias como la registrada el domingo pasado, o de mayor magnitud.

“Los 550 kilómetros de colectores se diseñaron con el principio de conducción sanitaria, que no consideraba la conducción de todo el gasto pluvial, con una capacidad de 55 milímetros y 30% del gasto pluvial, por eso es tan limitado, porque no se consideraron para captar toda el agua pluvial”, destaca Jorge García Linares, jefe de la Sección de estudios y proyectos del SIAPA.

El problema es que los registros de las lluvias, que guardan las estaciones climatológicas en la metrópoli, fluctúan entre los 74 y 170 milímetros, por lo que el funcionario admite que el sistema de colectores no tiene la capacidad para la demanda actual de lluvias.

Para hacer frente a la situación y mejorar la infraestructura hídrica, el SIAPA elaboró el Programa de Manejo Integral de Aguas Pluviales en  2006  y el Plan Integral para el Manejo de Aguas Pluviales, que se implementó en esta administración.

“Lo que se recomendó son las acciones que se han estado llevando a cabo, detener el agua en ciertas partes e irla soltando gradualmente, recuperar cauces y arroyos que ayuden a tener capacidad de manejo de agua pluvial”, asegura García Linares.

Los proyectos faltantes
Subcuenca    Acciones  Costo de las obras
San Juan de Dios  Colectores, depósitos de detención, red de captación pluvial, construcción y rehabilitación de vasos 3,189’675,000
El Ahogado Mejoramiento de eficiencia de conducción, construcción de colectores, obras de regulación, rescate de cauces y delimitación de zonas federales 1,896’473,000
Atemajac Colectores, mejoramiento de la eficiencia hidráulica, depósitos de detención, rehabilitación y limpieza de ríos    1,332’913,000
San Andrés Depósitos, colectores auxiliares y pluviales 1,078’719,000
San Gaspar Depósitos de detención, colectores y mejoramiento de las líneas de conducción 650’552,000
Hondo Mejoramiento de eficiencia hidráulica y depósitos de detención 484’447,000
Río Blanco Colector Aviación, depósitos de detención, rehabilitación y obras de control, mejoramiento de conducción, colectores y refuerzos de bordos 272’002,000
Osorio Mejoramiento de las secciones naturales de los arroyos    212’762,000
Total   9,117’543,000

Alertan sobre puntos críticos

El SIAPA tiene detectados 114 puntos de inundación en la Cuenca del Valle de Atemajac, conformada por Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, por lo que pide a la población seguir las recomendaciones para evitar percances.

En lo que va de este año, por ejemplo, los puntos más problemáticos donde se han visto las mayores afectaciones son la zona del Arroyo Hondo, en Zapopan, y la zona del Arroyo de Atemajac, entre los límites de Zapopan y Guadalajara, así como las inmediaciones de La Normal, según el registro estatal.

Para Alejandro Gutiérrez, director técnico del SIAPA, los lugares en los que el agua rebasa los 40 centímetros durante el temporal se han incrementado porque en las últimas décadas el desarrollo urbano no respetó los cauces de los arroyos “es lo que ahora estamos mitigando”.

“Con el paso de los años quedó claro que el error del urbanismo, en un ámbito de crecer, de acceder a la vivienda, del desarrollo económico, de crecer las zonas industriales, las zonas de comercio y de esparcimiento, se empieza a impermeabilizar y en algunos casos disminuyendo el área de infiltración y obstruyendo pequeños arroyos y cauces generan un problema de inundación”.

Es el caso de los puntos en los que el SIAPA tiene detectado el mayor riesgo en la metrópoli; sin embargo, la cifra podría ser mayor, pues está siendo autorizada por las autoridades en la materia, “es un número que se va moviendo cada año, los municipios siguen urbanizando y edificando, el agua que se infiltraba y corría, ahora corre muy rápido hacia los puntos bajos de las calles y colonias”.

Ante esta situación, la dirección técnica del organismo pide a los ciudadanos no tirar basura a la calle, no transitar por los puntos críticos durante la lluvia, seguir las recomendaciones de Protección Civil, evitar los pasos a desnivel que suelen inundarse y en caso de quedar atrapados, en una inundación, estacionarse de forma segura y quedarse en el automóvil hasta que descienda el nivel del agua.

Estación Dermatológico de la Línea 1, entre los puntos afectados durante las últimas inundaciones. EL INFORMADOR/G. Gallo

Los proyectos concluidos o con avance

1.- Canal de Atemajac (desde Federalismo hasta Alcalde) 100%
Es un canal pluvial de concreto, colector sanitario y adecuación de infraestructura hidráulica.

2.- Canal de Atemajac (desde Alcalde hasta Periférico Norte) 94%
Esta obra consiste en un canal pluvial de concreto, un colector sanitario, así como adecuación de infraestructura hidráulica.

Con la primera obra encauzará el agua de residuo y la dirigirá para su tratamiento a la planta de Agua Prieta.

3.- Colector Acueducto 100%
Beneficia a importantes zonas comerciales de la ciudad, como plaza Unicenter, Andares, Pabellón y la colonia Lomas del Bosque, entre otras. 

4.- Colector Felipe Zetter 100%
Da una mayor área de captación al actual canal de Santa Catalina para mitigar los problemas de inundaciones en la parte baja de la cuenca. 

5.- Colector Copérnico 100%
El proyecto da una mayor área de captación al actual canal de Santa Catalina para mitigar los problemas de inundaciones en la parte media y baja de la cuenca (zona Plaza del Sol). 

6.- Sistema pluvial El Deán 100%
Se desazolvó y amplió la profundidad del vaso regulador, de 250 mil metros cúbicos a 380 mil, con una profundidad promedio de 4.8 metros para ayudar a reducir las inundaciones.

7.- Colector Aviación 100%
Da salida al depósito pluvial que regula los escurrimientos producidos en la zona, al conducir el agua al arroyo del Río Blanco. 

8.- Colector Arcos del Milenio 100%
Se instaló un colector de 480 metros y bocas de tormentas para mitigar el riesgo de inundación en la zona.
 
9. Colector pluvial Loma Bonita 90%
Mitigará las inundaciones en la colonia Loma Bonita, que afectan a cientos de habitantes en sus casas como a sus vehículos. 

10. Colector López de Legazpi 80%
Beneficiará a las colonias aledañas al rastro y la zona industrial, principalmente a la avenida López de Legazpi en su cruce con Gobernador Curiel. 

11. Sistema pluvial San Rafael (Parque San Rafael) 56%
Consiste en en un sistema de detención de aguas pluviales mediante la construcción de un depósito subterráneo que almacenará hasta 21 mil metros cúbicos. Permitirá acumular agua para que se infiltre al subsuelo, lo que beneficiará a los habitantes de Oblatos.

LA VOZ DE LOS EXPERTOS

“Deben tomar en cuenta a la academia” 

Miguel Enrique Magaña Virgen (académico del Departamento de Ciencias Ambientales del CUCBA).

El académico declara que las autoridades deben tomar en cuenta a los expertos para encontrar una solución al problema de las inundaciones que se presenta en la ciudad. Se debe comenzar “por elaborar un atlas de riesgo efectivo”.

“En este caso urge un atlas de riesgo de la Zona Metropolitana de Guadalajara, elaborado por expertos, pero con la participación intersectorial, que es lo que no hay”.

Recuerda que después de las explosiones del 22 de abril, la Universidad de Guadalajara elaboró un atlas de riesgo “muy completo, pero luego fue limitado por el hecho de que afectaba el costo del suelo, afectaba la plusvalía, y por ahí de repente hubo mucha presión y se quedó ahí… pero esa información es muy importante”.

Acentúa que debajo de la ciudad hay una cantidad importante de agua, pero cada vez hay menos infiltraciones por el aumento de construcciones, “el crecimiento de Guadalajara ha sido anárquico y especulativo, crece hacia donde los intereses económicos de los desarrolladores les interesa”.

Debido a esto, remarca que se requiere identificar las áreas de infiltración y protegerlas. La primera: El Bajío, que es una de las pocas partes de infiltración que se tienen pegadas a Guadalajara, “y pretenden desarrollarlo, pretenden meterle más concreto”.

Aclara que la precipitación registrada el fin de semana no fue atípica, pues anteriormente ya se habían presentado tormentas similares y no habían ocurrido ese tipo de inundaciones, “habrá que revisar cuáles son los factores que generaron este conflicto. La zona de Patria y Ávila Camacho está ubicada en el cauce de un arroyo, me parece que no tiene título de propiedad”.

Comenta que se deben analizar las zonas de mayor conflicto, como Washington, Patria y López Mateos y Mariano Otero. En este último, indica, se han dejado espacios muy reducidos para el flujo hidrológico y el gasto de lluvia. Por ello, considera que se deben expropiar zonas para áreas de infiltración, “y se tiene que manejar a corto, mediano y largo plazo, el manejo del agua de lluvia”. 

Urgen los diagnósticos para recuperar cauces

Juan Guillermo Márquez Gutiérrez (coordinador del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua para el estado de Jalisco).

Lo primero que se debe hacer ante al problema de inundaciones que se presentan cada temporada de lluvias en la ciudad, es elaborar un diagnóstico para conocer cómo estaban los cauces hace 30, 40 o 50 años en las zonas de mayor conflicto y cómo se encuentran ahora.

“Y se tendrá que buscar la manera de recuperar, dentro de lo posible, la mayor parte de ellos y, sobre todo, voltear a ver las zonas de recarga, porque esas lluvias que son muy copiosas no son tan extraordinarias, pero lo que sí es diferente y extraordinario es el grado de impermeabilización de la ciudad”.

El académico comenta que los problemas de inundaciones se mantendrán mientras no se ataque de raíz el problema, “cada vez se estará empeorando y no habrá recurso económico que nos alcance”.

Insiste en que deben revisarse los puntos más vulnerables por la invasión que se ha hecho de las cuencas, algo que tendrá que rectificarse, “no debemos asustarnos en el caso de que se requieran algunas demoliciones. Recordemos el caso de Seúl, Corea del Sur, en donde los doce o trece ríos que tenía la ciudad se habían convertido en cloacas, como el Área Metropolitana de Guadalajara, y los recuperaron”.

El coordinador del Observatorio del Agua apunta que la solución no es la construcción de colectores profundos, “eso lo vemos en la Ciudad de México y en la ciudad que quieran. Cuando no se ataca el problema de raíz, no se resuelve”. Sin embargo, reconoce que sí se deberá construir obra, pero que no generen más zonas de conflicto.

En el caso de la zona de Plaza y Ávila Camacho, el académico destaca que se requiere una revisión puntal de las condiciones en que funciona actualmente la Cuenca de Atemajac, “para ver cómo vamos a recuperar esa capacidad de volumen para desplazar agua. Tendremos que estar contemplando zonas o puntos para infiltración de agua o retenerla”.

Los puntos más críticos de inundación

1. Avenida Patria y Avenida Acueducto, hasta Américas.
2. Patria y Ávila Camacho.
3. Avenida México y López Mateos.
4.  López Mateos y Moctezuma.
5. Colón,entre Isla Raza e Isla Pantenaria.
6. Patria e Isla Antigua.
7.  Salvador Quevedo y Zubieta.
8. Hacienda Ciénega de Mata, entre Juan Pablo II y Hacienda la Calera.
9.  Calzada Independencia y Volcán Usulután.
10.  Héroes Ferrocarrileros y R. Michel.

Inundaciones provocan pérdidas cada temporal. EL INFORMADOR/G. Gallo

TELÓN DE FONDO

Se dispara el costo de los proyectos

Con el fin de disminuir los impactos negativos de las lluvias y definir los proyectos de infraestructura a realizar en Jalisco para tener un manejo eficiente del agua pluvial, en 2007, el SIAPA presentó el Programa de Manejo Integral de Aguas Pluviales (Promiap), que requería de un presupuesto inicial de cinco mil 50 millones de pesos para las obras a realizar.

En aquel entonces se planteaban soluciones estructurales para reforzar la red de drenaje pluvial mediante la construcción de nuevos colectores pluviales, la construcción de vasos de regulación y depósitos de detención, y la rehabilitación y ampliación de los vasos de regulación, canales existentes y depósitos de detención.

Derivado de esos los análisis y estudios realizados, al inicio de la presente al administración, el Gobierno estatal, Ayuntamientos y el SIAPA gestionaron ante el Gobierno federal recursos para realizar las obras de mitigación de inundaciones; sin embargo, sólo se consiguió una inversión de 80 millones para realizar un dictamen de factibilidad técnico, económico, ambiental y legal para los proyectos del Promiap.

Fue entonces cuando se contrató al IMTA para adecuar y validar los proyectos a priorizar. Sin embargo, el costo de los proyectos se encareció porque el nuevo estudio arrojó que la metrópoli requiere obras adicionales con un costo de nueve mil millones de pesos para acabar con los escurrimientos pluviales. En 2016, se anunció la contratación de un crédito por más de 800 millones de pesos para iniciar ocho proyectos prioritarios. 

Sigue: #DebateInformador

¿En cuál zona urge una solución a las inundaciones?

Participa en Twitter en el debate del día @informador