Lunes, 24 de Junio 2024
Los menores de edad forman parte de la población más expuesta a desarrollar el asma. AP
Jalisco

Asma, a la baja en Jalisco; lo padecen más las mujeres

Llaman a la prevención debido a las complicaciones que pueden surgir días después de respirar humo de incendios

El Informador

Debido a las precauciones que tomó la población ante la pandemia, los casos de asma en Jalisco van a la baja. Sin embargo, en los últimos años son las mujeres las que padecen con mayor frecuencia esta enfermedad.

Al corte del 24 de abril, la Secretaría de Salud del Estado informó que en las primeras 15 semanas de 2023, tres mil 754 jaliscienses se enfermaron de asma, de los cuales dos mil 249 son mujeres y el resto hombres.

El jefe del Servicio de Inhaloterapia, Neumología y Alergias del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara, Martín Bedolla Barajas, explicó que durante los primeros años de vida los varones son más propensos a padecer de asma, mientras que en la etapa de la adultez son las mujeres quienes más se enferman, debido a cambios hormonales

“En etapas tempranas, por cada niña que es diagnosticada con asma, tenemos de tres a cinco niños enfermos. Pero conforme avanzan las edades, esto se invierte porque los cambios hormonales de las mujeres causan bajas en sus sistemas inmunes, lo que deriva en el desarrollo de asma en etapas adultas”.

En 2022 fueron 13 mil 713 los casos de asma registrados en Jalisco: siete mil 956 se presentaron en mujeres y los demás en varones.

Piden a asmáticos cuidarse por la contaminación

Los casos de asma en Jalisco han tenido una tendencia a la baja que, según concordaron expertos, está relacionada con los factores preventivos que tomó la población ante la contingencia sanitaria por el COVID-19. El uso de mascarillas y la menor exposición a agentes externos evitó manifestaciones de la enfermedad.

No obstante, ante el regreso a las actividades cotidianas sin restricciones sanitarias, existen factores que pueden desencadenar crisis en la población que ya padece de asma, y en aquellos que aún no han desarrollado síntomas de la enfermedad.

Guillermo Carrillo, médico alergólogo, refirió que las afectaciones al medio ambiente que se generan debido a los incendios que se han suscitado en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) pueden ser un fuerte incentivo para que los enfermos de asma tengan recaídas en su tratamiento.

“La presencia de humo por todas partes claro que afecta la salud de los bronquios, y si llevas días respirando aire contaminado, lo más seguro es que más de una persona desarrolle alguna crisis, aunque no sea de manera inmediata”.

Martín Bedolla Barajas, jefe del Servicio de Inhaloterapia, Neumología y Alergias del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan I. Menchaca” explicó que las complicaciones por respirar aire contaminado pueden llegar entre tres y cuatro días después de la exposición a estos químicos.

Ello debido a que los bronquios se van irritando conforme ingresa el aire sucio, hasta que comienzan a generar mucosa que poco a poco termina por obstruir el paso de oxígeno a los pulmones.

Juana María Torres, alergóloga del Hospital General de Occidente Zoquipan, apuntó que los niños que comúnmente son expuestos a fogatas, humo y otros factores externos que derivan en la inhalación de químicos dañinos son más propensos a enfermar de asma y presentar complicaciones.

Durante los primeros cuatro meses de este año, la Secretaría de Medio Ambiente emitió nueve alertas y dos emergencias atmosféricas derivado de incendios forestales y de fábricas en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG).

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 7.8 por ciento de la población en México vive con asma, una enfermedad cuya incidencia en nuestro país está relacionada directamente con diversos factores, entre ellos la mala calidad del aire, el tabaquismo, la exposición al humo de leña y la predisposición genética.

Contingencias
Crisis asmáticas 

La Secretaría de Salud en Jalisco señaló que en época de contingencias atmosféricas suelen presentarse crisis asmáticas, por lo que es necesario extremar los cuidados a quienes padecen de esta enfermedad.

¿Qué es el asma?

El asma es una afección en la que las vías respiratorias se estrechan e hinchan, con especial énfasis en los bronquios, lo que puede producir mayor mucosidad, esto puede dificultar la respiración y provocar tos, además de un silbido al exhalar y falta de aire al realizar actividades cotidianas y de alto impacto. 

Para algunas personas, el asma puede presentarse como una molestia menor, mientras que para otras puede ser un problema que interfiere en su día a día y que puede producir ataques de asma que pongan en riesgo la vida. 

El asma no tiene cura, pero sus síntomas pueden controlarse. Dado que el asma suele cambiar con el tiempo, es importante realizarse chequeos de manera constante con neumólogos y alergólogos para revisar signos y síntomas, para re ajustar los tratamientos de cada paciente.


Personas con asma, mayor riesgo ante COVID-19

El Gobierno de Jalisco informó que las personas que viven con asma deben extremar las medidas de prevención para reducir el riesgo de contagio de COVID-19, pues la combinación de ambas enfermedades puede favorecer complicaciones que requieran de hospitalización.

La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) reportó que el 4% de los casos confirmados y el 3% de las defunciones por COVID-19 se registran en personas que además padecen asma. Hasta el corte del pasado 27 de abril, Radar Jalisco dio a conocer que en la Entidad han muerto 20 mil 013 personas, y 710 mil 634 casos acumulados

“De acuerdo con datos de los Centros de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), las personas con asma de moderada a grave pueden tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente si se contagian del coronavirus SARS-CoV-2.  La infección por COVID-19 puede afectar nariz, garganta, pulmones (vías respiratorias), causar las llamadas crisis asmáticas y, posiblemente, derivar en neumonía”, detalló.

La dependencia estatal también detalló que el asma es una enfermedad crónica que provoca que las vías respiratorias de los pulmones se hinchen y estrechen, lo cual provoca dificultad para respirar: sibilancias, falta de aliento, opresión en el pecho y tos. Estos síntomas pueden confundirse con los provocados por el SARS-CoV-2, por lo que el seguimiento médico es fundamental para una emergencia. 

“Es importante mencionar que las crisis asmáticas suelen presentarse en épocas de contingencias atmosféricas”.

Guía
Tipos de la enfermedad

A pesar de que los síntomas del asma suelen ser característicos de manera general, existen por lo menos seis tipos diferentes de esta enfermedad, los cuales están relacionados con sus causas:

1. Asma alérgica: Este tipo de asma es el más común entre quienes padecen de esta enfermedad. Se genera por factores externos en el medio ambiente que pueden activar la afección.
Algunos de los alérgenos más comunes que disparan el asma alérgica son: polen; caspa de mascotas; esporas de moho; ácaros del polvo, cucarachas y sus heces; alimentos como leche, huevo y ciertas nueces; productos con demasiado aroma; e irritantes en el aire, como humo de tabaco, químicos y gases de automóviles.

2. Asma no alérgica: El asma no alérgica, o intrínseca, no requiere un alérgeno para activar un ataque; es más probable que aparezca en la adultez y afecta más a las mujeres que a los hombres. 
Expertos consideran que el asma no alérgica se desarrolla debido a factores genéticos y ambientales, por ejemplo, los síntomas pueden ocurrir cuando una persona está expuesta a: frío; humedad; estrés; ejercicios; contaminación; irritantes en el aire, como humo; e infecciones respiratorias, como un resfriado, gripe o infección de los senos nasales.

3. Asma estacional: Este tipo de asma suele aparecer en ciertas condiciones o en épocas particulares del daño. 
Una persona con asma estacional puede notar que los síntomas empeoran, o solo se observan, durante: la temporada de fiebre del heno, cuando los niveles del polen están más altos el clima frío o caliente, tormentas eléctricas y cambios repentinos de temperatura los días cuando es peor la contaminación del aire, como días quietos y fríos los meses de invierno, cuando existen más virus de gripe y resfriado alrededor.

4. Asma ocupacional: Las personas con asma ocupacional pueden notar que sus síntomas empeoran mientras trabajan, o que mejoran cuando descansan del trabajo. 
El tiempo que los síntomas tomen en aparecer puede depender del nivel de exposición a químicos como pinturas, aerosoles, insecticidas u otras sustancias dañinas. Algunas personas pueden tener un ataque de asma después de una exposición de 24 horas.

5. Asma inducida por ejercicios: Ocurre cuando los síntomas aparecen durante o inmediatamente después de hacer ejercicio u otra forma de actividad extenuante; esto puede suceder alrededor de cinco a 20 minutos después del ejercicio. 
Aunque es común experimentar dificultad para respirar después del ejercicio, el asma inducida por ejercicios también puede causar tos, sibilancia y dolor de pecho, que va desde leve a severo. 
Los siguientes factores también pueden empeorar los síntomas del asma inducida por ejercicios: piscinas con cloro; exposición a aire contaminado; mientras corres o conduces; bicicleta al aire libre aire frío y seco; aire cálido y húmedo mientras haces ejercicios con calor.

6. Asma severa: Los expertos consideran que el asma es severa cuando los síntomas no mejoran con los medicamentos estándar. Los síntomas del asma severa son los mismos que los del asma leve a moderada, pero pueden ser mucho más intensos. 
Es probable que las personas con asma severa tengan más ataques de asma que las personas con asma leve a moderada pasen más tiempo en el hospital como resultado de su asma tomen tabletas de esteroides por períodos prolongados.

Estudios científicos revelan que algunos animales domésticos ayudan a prevenir y controlar el asma

Mucho se dice acerca del papel que juegan los animales en el desarrollo y prevención de enfermedades desde la niñez. En el caso del asma se habla que, debido a la presencia de mascotas en el hogar, como perros o gatos, se puede prevenir el desarrollo de asma.

Un estudio del Centro de Estudios sobre el Asma en la Infancia de Copenhague (COPSAC) publicado en la revista ScienceDirect demostró que los recién nacidos que conviven con un gato en casa pueden prevenir el asma

Los investigadores evaluaron a 377 niños con un factor genético de riesgo de padecer esta enfermedad respiratoria y concluyeron que, si hay gatos en su entorno, tienen menos posibilidades de desarrollar la patología.

Por su parte, el jefe del Servicio de Inhaloterapia, Neumología y Alergias del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara “Dr. Juan I. Menchaca”, Martín Bedolla Barajas, expuso que además de los gatos, los perros son excelentes mascotas para la prevención de enfermedades como el asma, siempre y cuando la exposición a ellos sea desde edades tempranas.

Explicó que la microbiota de los perros, conformada por bacterias, virus y hongos, termina por “colonizar” el cuerpo de los seres humanos con quienes convive, tapizando superficies como la piel, la boca, el tubo digestivo, la nariz, el aparato genitourinario, el oído y hasta el sistema respiratorio.

Esta sincronización hace que se regule la respuesta del sistema de inmunológico hacia ciertos agentes externos, que puedan causar alergias o asma.

“Es un cúmulo de factores, porque si se expone a los niños a perros desde que son pequeños, pero también se les da una dieta balanceada, se les educa en un espacio no tan contaminado y se les suministran pocos medicamentos, podremos ver a niños crecer sin complicaciones en las vías respiratorias”.

Guillermo Carrillo, médico alergólogo, concordó con Bedolla al señalar que la exposición a animales de compañía desde edades tempranas favorece a la prevención del asma y enfermedades de las vías respiratorias, debido a que “se reta al sistema inmune”.

Sin embargo, resaltó que esto no significa que se debe de optar por una crianza descuidada, en que no se tenga control ni monitoreo de aquello que rodea a los niños durante sus primeros años de desarrollo.

Perros
Mejores razas para niños con asma

  • Chihuahua
  • Yorkshire Terrier
  • Perro peruano o Viringo peruano
  • Bichón Maltés
  • Schnauzer
Mascotas como los perros chihuahua se han relacionado positivamente con la prevención del desarrollo de asma. PIXABAY

Síntomas
¿Cuáles son sus características?

Los signos y síntomas del asma:

  • Falta de aire 
  • Dolor u opresión del pecho 
  • Sibilancias (sonido agudo, silbido) al exhalar, que es un signo común de asma en los niños 
  • Problemas para dormir causados por falta de aliento, tos o sibilancia al respirar 
  • Tos o sibilancia al respirar que empeora con un virus respiratorio, como un resfriado o gripe

Los signos que indican que probablemente el asma está empeorando comprenden: 

  • Signos y síntomas del asma que son más frecuentes y molestos 
  • Dificultad creciente para respirar, medido con un dispositivo utilizado para comprobar el funcionamiento de los pulmones (medidor de flujo respiratorio) 
  • Necesidad de usar un inhalador de alivio rápido con mayor frecuencia 

Para algunas personas, los síntomas del asma se incrementan en ciertas situaciones: 

  • Asma provocada por el ejercicio, que puede empeorar con el aire frío y seco 
  • Asma ocupacional, desencadenada por irritantes en el lugar de trabajo, como vapores químicos, gases o polvo 
  • El asma inducida por la alergia, desencadenada por sustancias en el aire, como el polen, esporas de moho, residuos de cucarachas, o partículas de piel y saliva seca derramada por los animales domésticos.
     

Guía
Los tratamientos y cómo funcionan

El asma es una enfermedad crónica que no tiene una cura específica, por lo que su tratamiento suele consistir en aprender a reconocer los factores desencadenantes, tomar medidas para evitarlos y hacer un seguimiento de la respiración para asegurarte de que los medicamentos mantienen los síntomas bajo control

En caso de un ataque, es posible que se tenga que utilizar un inhalador de alivio rápido.

Los medicamentos dependen del tipo de control de la enfermedad que requiere cada paciente. Existen preventivos de control a largo plazo que reducen la inflamación de los bronquios, así como de alivio rápido.

Corticosteroides inhalados: Los medicamentos corticosteroides que incluyen propionato de fluticasona budesonida, ciclesonida, beclometasona, mometasona y furoato de fluticasona, se administran en las vías respiratorias a través de un inhalador y reducen la inflamación en los pulmones.

Modificadores de leucotrienos: Estos tipos de medicamentos orales, como montelukast, zafirlukast y zileuton, ayudan a aliviar los síntomas del asma como la tos y la molestia nasal.

Teofilina: La teofilina es una píldora diaria que ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias relajando los músculos que las rodean.

Agonistas beta de acción rápida: Estos broncodilatadores inhalatorios de alivio rápido actúan en cuestión de minutos para aliviar rápidamente los síntomas durante un ataque de asma. Incluyen albuterol y levalbuterol. Los beta agonistas de corta duración pueden tomarse con un inhalador portátil de mano o con un nebulizador, una máquina que convierte los medicamentos para el asma en una fina niebla.

Agentes anticolinérgicos: Al igual que otros broncodilatadores, el ipratropio y el tiotropio actúan rápidamente para relajar inmediatamente las vías respiratorias, facilitando la respiración. 

Corticosteroides orales e intravenosos: Estos medicamentos, que incluyen la prednisona y la metilprednisolona, alivian la inflamación de las vías respiratorias causada por el asma grave; pueden causar efectos secundarios graves cuando se usan a largo plazo, por lo que estos medicamentos se usan solo a corto plazo para tratar los síntomas graves.

Alertas

Además de las opciones farmacológicas, Martín Bedolla Barajas, jefe del Servicio de Inhaloterapia, Neumología y Alergias del Nuevo Hospital Civil de Guadalajara "Dr. Juan I. Menchaca", aseguró que evitar el contacto con agentes desencadenantes de alérgenos aerotransportados, como el polen, los ácaros del polvo, las esporas de moho, la caspa de animales o las partículas de residuos de cucarachas, ayuda a evitar el desarrollo y complicaciones de la enfermedad.

Agregó que otro tratamiento por el que se opta, sobre todo en edades tempranas, es el tratamiento de inmunoterapia, mediante el cual se aplican vacunas a niños y adolescentes que ayudan a modificar la respuesta del sistema inmunitario de los menores contra este tipo de afecciones.

El inhalador es una herramienta típica que utilizan la mayoría de los enfermos de asma, prácticamente a cualquier edad. AP

Vive sin crisis por la enfermedad

Roxana Castruita fue diagnosticada con asma a los tres años de edad. Su mamá Hilda, también padece de asma desde que era pequeña, por lo que su padecimiento corresponde a un tema genético hereditario.

A 25 años de su diagnóstico y distintas crisis asmáticas a lo largo de su vida, Roxana asegura que vive sin complicaciones en el día a día. Señala que los años más complejos de la enfermedad fueron durante la primaria, cuando todo tipo de actividades físicas ponían a prueba la condición de sus vías respiratorias, lo que a su vez conllevó a molestias por parte de sus compañeros.

“Yo era esta niña que no podía ni jugar en el recreo, porque a veces si corría tantito ya sentía que me empezaba a ahogar y me quedaba sentada hasta en las clases de educación física, entonces claro que me hacían bullying”.

A pesar de tener un diagnóstico claro de la enfermedad, la joven médico reconoce que su tratamiento nunca fue consistente, debido a los costos de los fármacos, así como la falta de disciplina para tomarlos.

Refiere que aprendió a tratar sus crisis por medio de métodos de rescate o de acción rápida, por lo que uno de sus infalibles en el día a día es su inhalador.

“No es algo que use diario ni mucho menos, es más, pueden pasar semanas que lo traigo paseando en la mochila o en mis bolsas, pero ya sé que si llego a tener una crisis es más fácil que me controle rápido”.

Su última crisis ocurrió en diciembre de 2022, tras contraer una infección respiratoria aguda que la tuvo en cama por días y se complicó al conjuntarse con el asma, para este punto tuvo que ser asistida con oxígeno en mascarilla para recuperar el aliento.

CT