Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Agosto 2018
INE IEPC - RUEDA DE PRENSA SOBRE EL PROCESO ELECTORAL 2018, SOBRE COMO SE LLEVARA A CABO EL PROXIMO PROCESO ELECTORAL EN EL PAIS.DE IZQ A DERECHA; GUILLERMO AMADO ALCARAZ, LORENZO CORDOVA VIANELLO Y CARLOS MANUEL RODRIGUEZ.180302.. LOCAL.. LOC.. INE IEPC.. GGC025 -IL-0903-20180302-Gil
Jalisco

Registran políticos 44 ataques en el actual proceso electoral

Lorenzo Córdova, presidente del INE, descarta hasta el momento “focos rojos” en Jalisco

El Informador

De septiembre de 2017, cuando inició de manera formal el proceso electoral, y hasta febrero pasado, en el país fueron asesinados o resultaron víctimas de un atentado 44 políticos por lo menos, de los cuales, 16 eran precandidatos o aspiraban a una candidatura.

"No es que estemos minimizando, queremos ser muy responsables en el manejo de esta información. ¿Hay condiciones de inseguridad en algunas zonas? Sí. ¿Esto afecta la organización de las elecciones? No hay elementos para decirlo".

De los homicidios que se han registrado en este periodo, el último ocurrió el pasado 25 de febrero. La precandidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a una diputación local en Chilapa, Guerrero, Dulce Rebaja Pedro, fue privada de la libertad el día 24 y la madrugada del domingo fue encontrada muerta.

La joven aspiraba a ser candidata a la diputación local por el Distrito 25. Pese a no obtener la candidatura, fue nombrada coordinadora de Movimiento Territorial, aunque sólo pudo estar unas horas al frente de éste.

Rebaja forma parte de la lista de 13 integrantes del PRI que han sido asesinados en estos poco más de cinco meses del periodo electoral, seguidos por 10 del Partido de la Revolución Democrática (PRD), tres de Movimiento Ciudadano, tres del Partido Acción Nacional (PAN), dos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y dos de Encuentro Social. Los otros 11 pertenecen a otros partidos o fueron elegidos por usos y costumbres.

El primer asesinato del periodo electoral se registró el pasado 26 de septiembre cuando Ángel Vergara Chamú, coordinador  de MC en Tierra Caliente, Guerrero, fue asesinado en Chilpancingo mientras viajaba en su camioneta. El integrante del partido naranja aspiraba a ser candidato a la alcaldía de Ajuchitlán del Progreso.

En el caso de Jalisco, el 7 de diciembre fue asesinado Miguel García González, coordinador de Morena. El también director de Servicios Públicos en Casimiro Castillo aspiraba a una candidatura a la alcaldía.

Posteriormente, el 23 de diciembre fue reportado como desaparecido el activista Salvador Magaña Martínez, quien se desempeñaba como coordinador del partido naranja en el municipio de La Huerta. Un día después, fue encontrado muerto.

Cuatro días después fue asesinado el diputado local perredista, Saúl Galindo Plazola, quien fue alcalde de Tomatlán en el periodo 2013-2015. Tres días antes de su muerte se había registrado para buscar de nuevo la candidatura a la alcaldía.

Tras estos hechos, el dirigente nacional del PRD, Manuel Granados Covarrubias, exigió a las autoridades esclarecer de manera inmediata la ejecución. Además, hizo un llamado a las autoridades federales para intervenir ante las ejecuciones en contra de candidatos, alcaldes y legisladores perredistas.

Por su parte, Movimiento Ciudadano también exigió a las autoridades no dejar impune el asesinato de Magaña.

El secretario general de Gobierno, Roberto López Lara, subraya que continúan las investigaciones, “del (asesinato de) Saúl Galindo hay algunas líneas (de investigación) y muchos se dieron a la fuga, también hay que decirlo, pero estamos trabajando”.

El consejero del INE, Enrique Andrade González, aclara que los asesinatos de políticos ocurridos de septiembre a la fecha, sí es una situación que les preocupa, pero hasta el momento no se tiene información de que éstos obedezcan a una situación político-electoral.

El titular de la Fiscalía Especial de Delitos Electorales de Jalisco, Ricardo Suro Gutiérrez, comenta que no existe una línea de investigación específica de que los asesinatos fueran por un móvil político-electoral.

Durante las precampañas e intercampaña, esta última actualmente en proceso, han sido asesinados también siete alcaldes e igual número de ex alcaldes, cuatro regidores, tres representantes de partidos políticos y dos ex candidatos en diferentes Estados del país.

Aunque reconoce condiciones de inseguridad en algunas zonas de Jalisco, el Instituto Nacional Electoral (INE) no detecta “focos rojos” que puedan afectar la organización de la próxima elección, aseveró el presidente, Lorenzo Córdova, quien explicó que hasta que realicen el trabajo de campo, con los capacitadores que visitarán a los ciudadanos seleccionados para ser funcionarios de casilla, tendrán información completa para determinar cuáles son las secciones de atención diferenciada por cuestiones de seguridad o por otros factores.

Sólo Alfaro solicitó seguridad especial

Durante el proceso de precampañas, sólo Enrique Alfaro Ramírez, actual candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura, solicitó apoyo en materia de seguridad.

El consejero presidente del IEPC, Guillermo Alcaraz, recuerda que recibieron la solicitud antes del 9 de enero, fecha en que el precandidato denunció que mientras se trasladaba a un evento en Jalostotitlán, elementos de la policía estatal le cerraron el paso, lo cual consideró como un acto evidente de provocación, “pudieron ocasionar una tragedia”.

Alcaraz Cross precisa que se canalizó la solicitud “fue desafortunado. Me parece que precisamente a partir de ello quienes compartimos la mesa, estuvimos de acuerdo en que se necesita comunicación”.

Aclara que Alfaro contaba en ese momento con la seguridad que le corresponde como ex alcalde de Guadalajara y no con la del Estado, “lo que faltó ahí fue coordinación y comunicación”.

Ricardo Suro Gutiérrez, fiscal electoral, informa que el candidato de MC ya cuenta con la seguridad especial y a la fecha no se ha presentado otra solicitud. Recuerda que se trabaja en la estrategia para atender cualquier alerta que pudiera presentarse durante el proceso electoral.

Por otra parte, El candidato priista a la alcaldía de Guadalajara y ex titular de la Fiscalía, Eduardo Almaguer, presentó en días pasados una denuncia ante la dependencia estatal tras recibir amenazas de un posible ataque en su contra por grupos de la delincuencia organizada. El pasado 23 de febrero, el abanderado del tricolor declaró en un programa radiofónico que un cártel local planeaba atentar contra su vida.

Cuestionado al respecto, el secretario general de Gobierno declaró que se la dará seguimiento, “nos ocupa como todos los delitos que pudiera darse en el Estado. Nos ocupa porque tenemos que estar al pendiente que no se nos altere ningún tipo de delito a ningún ciudadano”.

Almaguer cuenta con vigilancia especial de la policía investigadora por los años que estuvo al frente de la Fiscalía.

En la metrópoli y Costa Sur, los municipios más violentos en Jalisco

De los 20 municipios considerados como los más violentos en Jalisco, la mitad se localizan en las regiones Centro y Costa Sur, según la cantidad de homicidios registrados durante el año pasado, respecto al número de habitantes.

En un comparativo realizado por este medio en las ciudades con más de 20 mil pobladores, los municipios con el mayor número de asesinatos fueron Jocotepec, La Huerta y Tlajomulco.

En el caso de la Zona Metropolitana de Guadalajara tiene siete municipios dentro de esta lista con la mayor tasa de homicidios: Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco, El Salto e Ixtlahuacán de los Membrillos.

Otros tres municipios con el mayor número de asesinatos se localizan en la Costa Sur: Cihuatlán, Tomatlán y La Huerta, en estos últimos fueron asesinados en diciembre pasado el diputado perredista, Saúl Galindo Plazola, y Salvador Magaña, activista e integrante de MC, respectivamente.

NUMERALIA
Ejecuciones

131 servidores públicos asesinados del 1 de marzo de 2013 al 28 de febrero de 2018 en Jalisco.

80 ejecuciones se han registrado en 5 municipios (39 en Guadalajara, 14 en Zapopan, 10 en Tlaquepaque, 10 en Tlajomulco y siete en Tonalá. Del total, ocho eran mujeres.

En el sexenio, 131 servidores públicos asesinados en el Estado

En lo que va de la actual administración estatal (marzo de 2013 a febrero de 2018), en Jalisco han sido asesinados 131 servidores públicos, según el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF).

El 9 de marzo, a tan sólo días de que Aristóteles Sandoval tomara protesta como gobernador del estado, fue asesinado el secretario de Turismo, José de Jesús Gallego Álvarez, mientras transitaba por calles de la colonia Colinas de San Javier.

El 23 de junio de 2014 fue reportado el asesinato del director de la Policía de Ahualulco de Mercado, Ricardo Hernández Garduño, quien también se había desempeñado como jefe de la corporación de Tijuana.

Tres días después, fue asesinado el subdirector de la Policía de Ayutla, Juan Ramón Ramírez Contreras. Posteriormente, el 3 de agosto fue asesinado el alcalde panista de Ayutla, Manuel Gómez Torres.

El 22 de septiembre de ese año, el diputado federal priista, Gabriel Gómez Michel, fue secuestrado mientras circulaba en su camioneta sobre Periférico en Tlaquepaque y un día después su cadáver fue encontrado en un vehículo localizado en el estado de Zacatecas.

En el mes de diciembre fue asesinado en Tlaquepaque el ex alcalde perredista de San Sebastián del Oeste, Efrén Álvarez López.

El 28 de marzo de 2015, fue asesinado el regidor priista de Tlaquepaque, Feliciano García Fierros, mientras sostenía una reunión con camioneros.

A estos se suman los policías que han sido asesinados durante los cinco años que van de la actual administración. Uno de los casos más recordados son los 15 policías de la Fiscalía que murieron en abril de 2015 en una emboscada en San Sebastián del Oeste.

CLAVES
Definen estrategia de seguridad

El secretario general de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, informa que en los próximos días se convocará a una mesa para firmar un “gran acuerdo de civilidad política” con las autoridades electorales, los partidos políticos y todos los que tenemos que ver en este proceso”.

EL ANÁLISIS
¿Amenaza latente ignorada?

Por Jaime Barrera

A menos de un mes del inicio de las campañas electorales, la fase más álgida del actual proceso electoral de cara a los comicios del 1 de julio, gobernantes y autoridades electorales aseguran no tener detectadas zonas de riesgo por la inseguridad provocada por la delincuencia organizada. Del tema, nada dicen tampoco las dirigencias de los partidos políticos ni los precandidatos en competencia.

Por decir lo menos, sorprenden tan optimistas escenarios ante los episodios de violencia política que se han registrado en Jalisco y en México en lo que va del sexenio y en el proceso electoral en marcha, como se detalla en el tema del día de hoy en EL INFORMADOR.

Querer cerrar los ojos al tema para evadirlo y no hacer algo para enfrentarlo sería de una irresponsabilidad absoluta y seguirá robusteciendo el poder de fuego, corruptor y depredador del narco. Si es así, estamos a tiempo de corregir. Porque esta indiferencia y silencio es lo que más desean los cárteles. El mutis les facilita su injerencia para amedrentar o corromper la vida interna de los partidos políticos, con o sin el aval de sus dirigentes. Su objetivo: convertirse en los grandes electores que vetan o impulsan candidatos y candidatas, para luego infiltrar sus gobiernos en beneficio de sus intereses.

Ante nuestra patológica amnesia colectiva, vale la pena recordar el paradigmático caso del alcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca, llevado a la alcadía por el narco y hoy preso por haber entregado a los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa a sus jefes de la delincuencia organizada.

La crisis nacional que provocó este conflicto hizo visible este tipo de complicidades entre el poder y los capos, que se repiten a todo lo largo y ancho del país.

Estas historias de narco-política obligan a las autoridades y los partidos políticos a indagar y combatir esta nociva intervención en los procesos electorales en juego, tanto a nivel nacional, pero en especial a nivel estatal y municipal en Jalisco, donde tiene su asiento el grupo mafioso más poderoso de México.

Urge definir y acordar una estrategia para hacer frente a esta amenaza que no puede ser ignorada. Habrá que ver cuál es el partido y lideresa o líder político que sale de la inercia y del miedo para dejar de evadir esta inocultable problemática con algún planteamiento de solución, que inicie el debate para exigir respuestas de la autoridad.

Afinan coordinación para comicios

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, se reunió ayer con los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco para hacer una revisión del avance en la organización de la elección del próximo 1 de julio. Córdova dijo que, por el tamaño de la elección (tres mil 406 cargos en juego), están ante la necesidad de una coordinación inédita.

Respecto al conteo rápido del Programa de Resultados Preliminares (PREP), apuntó que los resultados por la gubernatura de Jalisco podrían publicarse antes que los del Presidente, si la muestra local está lista y cumple con los requisitos antes que la federal. “El primero de julio vamos a tener 10 conteos rápidos, la captura de información será responsabilidad del INE. El comité técnico del conteo rápido, que está integrado por científicos, procesará esa información y, en el momento que defina que hay suficiente muestra, se podrá salir anunciar tendencias de votación”. Recordó que la intención es que los primeros resultados estén a más tardar a las 23:00 horas.

Sigue: #DebateInformador

¿Le preocupa la situación de seguridad en el Estado rumbo a las elecciones del próximo 1 de julio?

Participa en Twitter en el  debate del día @informador