Jueves, 21 de Octubre 2021
Beneficiarios.  En Jalisco, antes de la pandemia se registraban tres mil 514 estudiantes de posgrado becados por el Conacyt, pero en este año solamente hay 766.El Informador. A. Camacho
Jalisco

Recortes al Conacyt pegan más a becarios del Estado 

Entre la pandemia, los recortes federales y los requisitos, se registra una baja de beneficiados en el Estado

El Informador

Aunque el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) destinará menos recursos para becas en este año, lo que afecta a la cantidad de apoyos a nivel nacional, porcentualmente la tendencia a la baja se remarca más en Entidades como Jalisco, ya que antes de la pandemia se documentaban tres mil 514 estudiantes con apoyos en posgrado y ahora solamente hay 766 activos; es decir, apenas una cuarta parte de los beneficiarios que se registraban en 2019.

Alejandra Aguilar Ros, coordinadora académica del posgrado en Ciencias Sociales del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social de Occidente, en donde se otorgan este tipo de apoyos, comparte que la caída se detectó desde hace cuatro años, pero en 2020 se notó más por la contingencia sanitaria. “Y eso que el año pasado se hicieron técnicas novedosas para atraer alumnos”.

Además, enfatiza que si en las convocatorias reciben menos solicitantes, para los próximos ciclos se cierran los espacios. La consecuencia: será difícil volver a incrementar las becas cuando se registran las bajas entre los beneficiarios.

Línea 3 impulsa reactivación del Centro Histórico

Álvaro Ochoa, quien fue becario del Conacyt entre septiembre de 2016 y agosto de 2020, acentúa que el apoyo fue fundamental para que sacara adelante sus estudios. Y menciona que no tuvo problemas con retrasos en el depósito de los recursos. “Es un monto suficiente, aunque hay que considerar que soy una persona de Guadalajara, con la ventaja de que no pagaba renta. Se hubiera complicado bastante si fuera distinto”.

El Conacyt proyecta más de 51 mil becas para estudio de posgrado en este año, cuando en 2019 fueron más de 52 mil. Ese dato no incluye becas de movilidad, para estancias técnicas, estancias posdoctorales o estancias sabáticas (tanto nacionales como al extranjero), ni otros apoyos para formación técnica y universitaria.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) proyecta menos recursos para las becas de posgrado.  En este año hay 51 mil 706 apoyos vigentes, que representan 805 menos que en 2019.  Y  la diferencia se nota más en Jalisco y la Ciudad de México (CDMX).

Por ejemplo, en 2019, la CDMX tenía 15 mil 184 personas becadas,  pero en este año  bajó a 235.  Y  en Jalisco pasó de tres mil 514     a  766 en  ese periodo, el número más bajo desde 2005.

Por  el contrario, Chiapas hace dos años tenía 698 y ahora hay 14 mil 739 becados. El dato no incluye becas de movilidad, estancias técnicas, estancias  posdoctorales  o  sabáticas, tanto nacionales como en el extranjero, ni otros apoyos para formación técnica y universitaria.

De acuerdo con la descripción del Gobierno federal, las becas están pensadas para realizar estudios en programas de posgrado de  instituciones de educación superior ubicadas  en México y en el extranjero, para realizar actividades académicas y para obtener apoyos  específicos que atiendan a las poblaciones históricamente excluidas, como la población  indígena,  las madres jefas de familia y las personas con  alguna discapacidad:  “El Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) forma parte de la política pública de fomento a la calidad.  Y  forma parte de la pertinencia social y científica de los posgrados nacionales que el Conacyt y la Subsecretaría de Educación Superior (de la Secretaría de Educación Pública) impulsan desde los  procesos de formación e investigación que ofrecen  las instituciones de educación superior y los centros de investigación”.

Con corte  al mes de junio de 2021, el PNPC se conforma de dos mil 327 programas de posgrados, de los cuales 54% son de maestría,  29.7% de doctorado y 16.3% de especialidad.

Los apoyos

Se otorgan nueve mil 800 pesos en becas de especialidad al mes, 11 mil 026 en maestría y  14 mil 701 pesos en doctorado.

PROGRAMA

Crecen aceptados en el Sistema Nacional de Investigadores

Entre 2019 y 2020,    la cantidad de miembros que fueron aceptados en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) registró un incremento comparado con el porcentaje anual desde 2005, con dos mil 617 candidaturas aceptadas, cuando el promedio era de mil 516 al año, según datos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.  A  nivel nacional hay          35 mil 160 miembros y nueve mil 165 candidatos para entrar al sistema.

Por  áreas del conocimiento, el 16.8%  es de ciencias sociales, 15% es de biología y química, un 14.7% de ciencias físico-matemáticas, 14.4% de humanidades y ciencias de la conducta, 14.1% en ingenierías, 13.8% en biotecnología y ciencias agropecuarias, así como  11.2% de medicina y ciencias de la salud.

De los miembros, dos mil 040 son jaliscienses, que es la segunda Entidad con mayor cantidad de investigadores, detrás de la Ciudad de México, que tiene nueve mil 226. Jalisco supera a Entidades como el Estado de México o Nuevo León.

Por otro lado, Jalisco replica la tendencia nacional al tener más investigadores en el rubro de las ciencias sociales, con 448, seguido de humanidades y ciencias de la conducta, con 374.

Alejandra Aguilar Ros, coordinadora académica del posgrado en Ciencias Sociales del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social de Occidente,  considera que hay varias razones que podrían explicar la inclinación hacia esta área del conocimiento.

Indica que un motivo sería  que muchos investigadores no se dedican a las ciencias duras debido a que el Gobierno apoya menos que en otros países. Por otro lado, resalta que los salarios en ciencias sociales son más bajos que en otras áreas.

“Mucha gente que realmente quiere vivir de ciencias sociales, entra al SNI. Si eres médico, en tu práctica puedes tener una mejor vida sin SNI. Agrega que, para entrar al sistema, se toma en cuenta la productividad y se pide tener una línea de investigación clara, artículos escritos y evaluados por pares en revistas de prestigio.

Modalidades. El Conacyt también otorga becas de movilidad, estancias posdoctorales o sabáticas, tanto nacionales como en el extranjero. El Informador

TESTIMONIO

“La beca podría ser más flexible”

  • Álvaro Ochoa, de 30 años de edad, estudió el Doctorado en Ciencias Sociales del  CIESAS con apoyo de la beca del  Conacyt,  entre  2016 y  2020.     Es  licenciado en Ingeniería Biomédica. Y  tras estudiar la Maestría en Ciencias con especialidad en Sistemas de Calidad y Productividad,  entró al posgrado, por lo que obtuvo la beca de forma automática. En su tesis abordó el tema del desperdicio de la comida en la ciudad.
  • Aunque dice que no tuvo problemas con los trámites y la beca le llegó a tiempo, considera que hay mucha polémica acerca de si los becarios pueden o no tener un trabajo adicional.
  • “Muchos lo hacen a escondidas, y otros no lo hacen porque tienen miedo. Eso tendría que ser más flexible dadas las circunstancias. Si el presupuesto tiene limitantes,  tendría que haber más flexibilidad.  Y  eso en lugar de ocasionar que los estudiantes no estuvieran enfocados, abriría las puertas a que más personas pudieran complementar su vida profesional con seguir estudiando.  Al final,  ayuda a que tengamos investigadores que no se preocupen por el lado económico, sino por hacer investigación”.
  • Explica que en los cuatro años que estudió recibió diferentes montos mensuales, entre 12 mil  y 15 mil 500 pesos.
  • “Nos implica que dejemos de hacer otras actividades, un trabajo más redituable. Y por ejemplo, amigos que se involucraron en el mundo profesional ganan más del doble de lo que ofrece la beca. Uno como ingeniero no es descabellado pensar en un sueldo mayor a ese...  y más cuando se tiene experiencia”.
  • Acentúa que el monto pudiera ser más alto o dejar que los becarios trabajen, sobre todo porque no se consideran prestaciones como aguinaldo.  “Le quitan atractivo al  hecho de querer ser investigador como modo de vida.  Hay varios sacrificios”.   Ya planea  entrar al Sistema Nacional de Investigadores, por lo que buscará publicar en revistas especializadas.

EL GASTO FEDERAL EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Total                 Millones de pesos      
 2019                  88,688.3
 2020                  98,147.6
 2021                  101,332.6
 
Presupuesto del Conacyt

 2019                    19,582.8
 2020                    19,847.5
 2021                    20,189.8

Becas nacionales del Conacyt

 Año                2019        2020       2021

 Nacional       52,511     52,637    51,706

Jalisco           3,514          772      766

Fuente: Gobierno federal.

TELÓN DE FONDO

Gasto en ciencia no alcanza el 1% del PIB

El Gobierno informó que la proyección es finalizar el año con un gasto federal mayor a  los 101 mil millones de pesos en ciencia y tecnología.

Aunque se trata de un monto mayor que en el ejercicio de 2020, todavía no se alcanza la meta de destinar el 1% del Producto Interno Bruto (PIB).

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas explica que  existen tres posibilidades de observar las asignaciones presupuestarias que el Gobierno federal hace a la ciencia y la tecnología.

El primero, considera  el total del presupuesto del Ramo 38, que además de los recursos de la “Función Ciencia, Tecnología e Innovación”, incluye los recursos para la “Función Coordinación de la Política de Gobierno”; es decir, el gasto administrativo.

La “Función  Ciencia, Tecnología e Innovación” incluye los recursos que tienen asignados 11 ramos específicos, excluyendo los  recursos para el gasto administrativo que no estén directamente relacionados con la misma.

El Anexo  Transversal 12, denominado “Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación”, comprende las asignaciones de todos los ramos que tienen recursos destinados a la “Función Ciencia, Tecnología e Innovación”, además de asignaciones de otros  ramos que no participan en la citada función, tales como: Gobernación, Relaciones Exteriores, Marina, Fiscalía General de la República, Turismo, Cultura y Comisión Federal de Electricidad.

De acuerdo con el análisis de los recursos otorgados en la última década, el Ramo 38 y  la “Función Ciencia, Tecnología e Innovación” muestran decrecimientos promedios anuales de 2.3% y 1.8%, respectivamente.

Aunque el presupuesto registra un crecimiento positivo del 2.2% real, equivale al 0.41% del PIB. Esto incumple el Artículo  9 bis de la Ley de Ciencia y Tecnología, que dice que “el monto anual que la Federación, Entidades y municipios destinen a las actividades de investigación científica y desarrollo tecnológico, deberá ser tal que el gasto nacional en este rubro no podrá ser menor al 1% del Producto Interno Bruto mediante los apoyos, mecanismos e instrumentos previstos”.

Pandemia y requisitos afectan las solicitudes

Alejandra Aguilar Ros destaca que el doctorado en Ciencias Sociales del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social de Occidente forma parte del Programa Nacional de Posgrados de Calidad. Y tiene un nivel máximo de excelencia.

“Es un posgrado internacional que está a nivel de cualquiera del mundo. Y con eso, Conacyt da becas a todos los que admitimos, pero  lo hacen trabajoso si bajamos el número de estudiantes. Siempre estamos con el riesgo”.

En 2020, cuando comenzó el nuevo ciclo,  dice que tuvieron menos solicitudes de estudiantes, por lo que enfocaron sus esfuerzos en atraer alumnos.

“Lo atribuimos mucho a la pandemia. Entre las razones por las cuales la gente lo está dejando podría ser que si bien la beca es buena, exige muchos requisitos y tiempo completo. El posgrado es muy  exigente en términos de tiempo”.

Destaca que, por el lado institucional, llegan menos apoyos, principalmente si hay menos solicitudes.

“Nuestro posgrado es de excelencia. Si reportas 22 alumnos, pero por calidad entran 17, entonces el siguiente año sólo te darán  17. Para nosotros es muy difícil volver a aumentar y nos obligan a mantener el número, a pesar de la calidad”.

Subraya que otra cuestión que ha notado es que los jóvenes están cansados de las clases en línea. “Y en antropología es importante estar en campo. En investigación es difícil mantenerse con un sueldo bajo. Deberían elevarse los sueldos de investigadores para tener el tiempo de hacer investigación”. 

FEDERACIÓN

Defiende recortes pasados

•  En 2020,  Andrés Manuel López Obrador  defendió su instrucción para bajar el presupuesto en la administración, incluyendo al Conacyt y los centros de investigación.

•  Aseguró  que se beneficiaron con más de 41 mil millones de pesos a empresas privadas,    tanto nacionales como extranjeras, en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

PRESUPUESTO FEDERAL

Proyectan alza en ciencia y tecnología para el 2022

Recursos. Los becarios de especialidades reciben nueve mil ochocientos pesos al mes. Especial

DATO

Presupuesto

El Gobierno federal proyecta  113 mil 277 millones de pesos para el siguiente año en ciencia, tecnología e innovación.

Según el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022, presentado la semana pasada por la Secretaría de Hacienda al Congreso de la Unión, se prevé un incremento en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), que es el sector científico del país.  Se pretende que reciba 113 mil 277 millones de pesos, contra los 101  mil millones de este año, sin tomar en cuenta el factor inflacionario. Sin embargo, debe ser avalado por los legisladores federales.

El mayor incremento se proyecta en la educación pública, con 47 mil 027 millones de pesos; de éstos, la Universidad Nacional Autónoma de México recibiría el mayor monto (17 mil 039 millones).

El siguiente monto denominado Ramo 38, para las actividades del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), tendría 29 mil 564 millones, así como cuatro mil 308 millones de recursos propios (para un total de 33 mil 872 millones de pesos). Este dinero será repartido en 28 instituciones, siendo el propio Conacyt el que se quedará con el mayor monto, que es de 22 mil 908 millones (son dos mil 780 millones más, aproximadamente, que el ejercicio fiscal en curso).

Como parte de ese monto se atenderán  los planes federales, como los “Programas Prioritarios”. Por ejemplo, las becas de posgrado recibirían 12 mil 442 millones. Y los apoyos a la calidad del Sistema Nacional de Investigadores tendría siete mil 277 millones.

Se considera al Sistema de Centros Públicos de Investigación-Conacyt (Sistema CPI-Conacyt), como uno de los principales instrumentos de la política pública con los que cuenta el Estado mexicano para potenciar el desarrollo de la Ciencia, Tecnología e Innovación a nivel nacional.

Por otra parte, instituciones como la Corporación Mexicana de Investigación en Materiales o el Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación, no tendrán recursos (se estiman mil 120 millones y mil 584 millones de pesos, pero de recursos autogenerados).

CONGRESO

La última reforma

  • En mayo de 2019 se reformó el Artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se modificó la Fracción V para instruir al Estado para garantizar que toda persona tenga derecho a gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica.
  • Tras la reforma,  el objetivo del Ramo 38 (Conacyt) es el siguiente:  “Contribuir al impulso y fortalecimiento de la investigación científica,  el desarrollo tecnológico y la innovación en el país, mediante la generación y aplicación de las humanidades, ciencias y tecnologías que generen una ciencia comprometida con la sociedad y el ambiente, con acceso universal al conocimiento y a la información. Y que logre la soberanía científica que eleve el bienestar de la población”.
  • Sin embargo, el panorama luce complicado para lograr la estrategia programática.
  • Los investigadores denuncian la extinción paulatina del Programa Cátedras Conacyt (en 2014 abrió 342 plazas y para 2020, sólo siete).
  • El Instituto de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco),  según el portal del Banco Mundial,   indica que la media mundial del gasto en investigación y desarrollo como fracción del Producto Interno Bruto ronda el  2.2  por ciento.
  • En la última década, los recursos federales aprobados para ciencia y tecnología en México van a la baja y se incumple con la promesa de destinar,  al menos,  1% del Producto Interno Bruto (PIB) al gasto para la ciencia y la investigación científica, así como al desarrollo tecnológico y la innovación.
  • El bajo presupuesto afecta el desarrollo humano, según estudios del Banco Mundial,  ya que el desarrollo científico y tecnológico juega un papel relevante como factor del propio desarrollo de los países.  Y para comprobar lo anterior, se comparó el índice de desarrollo humano y se dio cuenta que dentro de los 11 países con los mayores valores de éste,  están siete que destinan altos recursos a la investigación y desarrollo, con promedios superiores al 2% del Producto Interno Bruto.

INVIERTEN MÁS EN LA CIENCIA

País                     Porcentaje del PIB
Israel                     4.95%
Corea del Sur       4.81%
Suiza                     3.37%
Suecia                   3.34%
Japón                    3.26%
Austria                   3.17%
Alemania               3.09%
Dinamarca             3.06%
Estados Unidos    2.84%
Bélgica                   2.82%
México                    0.41%

GUÍA

Mejora desarrollo

La ciencia, la tecnología y la innovación están relacionadas. Una de las formas de analizar su relación con la economía es a través de la investigación y desarrollo.

Mediante la ciencia es posible crear nuevas tecnologías y adoptarlas para continuar con la innovación; sin embargo, es importante resaltar que la relación entre la investigación y el desarrollo e innovación no es lineal,  ya que no es la única fuente de nueva tecnología.

Existen otros activos intangibles más allá de la investigación y el desarrollo que resultan en la innovación. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),  la innovación  es el uso creativo de diversas formas de conocimiento para responder a las demandas articuladas por el mercado y otras necesidades sociales.

La OCDE describe a la innovación como la implementación de productos y servicios nuevos o mejorados, nuevos métodos de mercadeo y organizacionales en prácticas de negocios, organización del lugar de trabajo y relaciones externas.

Sigue #debateinformador, participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Qué opina de los apoyos del Gobierno federal para estudiantes?

¿Quieres saber más?

Si quieres tener más contenido, más imágenes y aún más noticias, entonces descarga INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, donde tenemos materiales exclusivos para tí.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb

Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

MQ