Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019
null
Jalisco

Por agresión a su familia, paga pena récord de 22 años

La condena más alta aplicada en Jalisco para un culpable de este delito data de 2014, y fue justificada por la acumulación de distintos hechos y agravantes

El Informador

En Jalisco, el castigo más alto por violencia intrafamiliar es una condena de 22 años de cárcel contra el agresor, tras un juicio que se llevó a cabo en 2014, por la acumulación de distintos hechos, como abandono de familiares, lesiones, violación, agresión con arma e intento de homicidio, entre otras agravantes.

Por este delito, en el anterior sistema se otorgaban castigos de seis meses en promedio; ahora es un año y medio.

El problema es que, entre enero de 2013 y abril de 2019, la Fiscalía registró 50 mil 699 averiguaciones previas y/o carpetas de investigación por este ilícito, pero sólo van 320 sentencias, de las cuales 23 fueron absolutorias y 297 condenatorias.

Crecen denuncias penales por violencia intrafamiliar

El día que asesinaron a Vanesa afuera de Casa Jalisco, Karla se soltó a llorar. Cuenta que no la conocía, pero que en ella vio el reflejo de los 12 años de abusos que ha sufrido en su matrimonio. Le aterra lo que le puede ocurrir.

“Son muchos años los que llevo soportando golpes, humillaciones, malos tratos. Una vez, cuando estaba embarazada, mi esposo me golpeó en la cabeza con el puño cerrado. La misma violencia nos genera miedo, pánico, ese miedo nos hace quedarnos calladas”.

La mujer ha interpuesto dos denuncias contra su marido ante la Fiscalía de Jalisco. Afirma que, incluso, en una ocasión le pidió ayuda a la anterior presidenta del DIF en Jalisco, Lorena Arriaga. “Lo que me ofreció fue ayuda psicológica para mi marido. Él jamás aceptaría eso. Regresé a la casa igual, pero nunca me hicieron caso. Decían que eran lesiones leves que no ponían en riesgo mi vida…”.

Además, señala que su esposo es abogado y llegó a trabajar dentro de la Fiscalía. “Él preguntaba si tenía una orden de aprehensión, pero nunca supe si eso influyó… nunca lo llamaron a declarar”.

Menciona que “afortunadamente” el hombre no ha lastimado a ninguno de sus tres hijos, pero que ellos son testigos de la violencia. “Cuando nos ponemos a discutir, mi niña tiembla, se asusta, me dice que no haga nada para que su papá no se ponga como loco”.

Entre enero y abril de 2019 suman tres mil 149 carpetas de investigación por violencia intrafamiliar en Jalisco, un promedio de 26 por día. El año pasado, la media fue de 24 diarias, con ocho mil 850 carpetas de investigación.

Si se toman en cuenta los datos de abril de este año, la violencia intrafamiliar es el cuarto delito con mayor incidencia en el Estado, con 937 carpetas de investigación. En primer lugar está el robo a vehículos (mil 402), después el robo a negocio (mil 328) y el robo a persona (mil 241).

Mariana Espeleta, académica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), recuerda que es complejo hacer denuncias formales porque los procedimientos son largos y complicados. Además, como en otros delitos, el índice de impunidad es alto, por lo que es urgente mejorar los mecanismos de impartición de justicia. “Si no hay consecuencias mandan el mensaje de que el maltrato es una opción”.

Por otro lado, comenta que hay mujeres que no se atreven a denunciar, pero viven de forma permanente con depresión, estrés o ansiedad.

La condena promedio en casos de violencia intrafamiliar es de año y medio. EL INFORMADOR/Archivo

Analizan hasta 5 años de cárcel por incumplir órdenes de protección

El pasado 25 de abril, Vanesa fue asesinada por su esposo Irwin afuera de Casa Jalisco. La mujer había denunciado violencia familiar y contaba con una orden de protección.

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Igualdad Sustantiva y de Género del Congreso de Jalisco, Sofía García, presentó una iniciativa para reformar el Código Penal de Jalisco, con el propósito de aumentar la pena de uno hasta cinco años de prisión para la persona que incumpla, obstaculice, viole o infrinja  una orden de protección preventiva  o de emergencia de las establecidas en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Jalisco o en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

La diputada explica que, actualmente, el Artículo 129 señala que se aplicará de seis meses a un año de prisión al que viole o infrinja una orden de protección preventiva y/o de emergencia de las establecidas en el Artículo 93 (bis) del Código de Procedimientos Penales de Jalisco. “El Código Penal actual indica que es en fundamento al Código de Procesos estatal, pero como no existe, no lo están aplicando, porque ya se debe seguir el Código Nacional”.

Espera que su propuesta reciba el apoyo del resto de los diputados. Acentúa que también se busca sancionar a las personas que colaboren con los agresores.

Posteriormente, añade,  podrían discutir si amplían las penas para castigar a quien cometa el delito de violencia intrafamiliar. “Uno de los principales temas de violencia que viven las mujeres es intrafamiliar, y el cúmulo de estas violencias es lo que lleva a los feminicidios. Lo vimos en el lamentable feminicidio de Vanesa, fue un tema de violencia intrafamiliar”.

Cónyuges o concubinarios, los más agresores

La pesadilla comenzó cuando Leslie descubrió que su marido la engañaba con otra mujer. Relata que el hombre le decía que había tomado esa decisión porque ella había subido mucho de peso. “Me insultaba con frases muy hirientes, poco a poco fui perdiendo mi autoestima. Lo peor es que dejaba de darme dinero para gastarlo con su amante… a veces no tenía dinero para darles de comer a mis hijos”.

La mujer explica que el acuerdo que tenía con su pareja era que ella se encargaría del hogar, por lo que no tenía un ingreso extra. Sin embargo, en su casa la situación se volvió insoportable. Desde gritos y peleas hasta amenazas.

Leslie cuenta que en 2017 decidió denunciar a su esposo por violencia intrafamiliar, pero no ocurrió nada. “Me dijeron que mi caso no eran grave porque no me había golpeado, por eso mejor no le di seguimiento. Lo que haré es buscar una pensión para mis hijos, ya que no quiere darles dinero”.

De las 50 mil 699 averiguaciones previas y/o carpetas de investigación que se registran en Jalisco por el delito de violencia intrafamiliar entre enero de 2013 y abril de 2019, la Fiscalía tiene registrado el parentesco en 26 mil 729 casos.

Según el desglose, de esos procesos, en 19 mil 420 casos son cónyuges o concubinario. En segundo lugar, con mil 395 casos, el señalado es hijo o hija de la  víctima, seguido de hermano o hermana, con mil 387.  Le  siguen conocidos (846), padres (804), familiar (719), madre (702), tío (235) y primo (126).

Otros parentescos señalados son abuelos, vecinos, amigos, novios o padrastros.

Expertos cuestionan la saturación del Centro de Justicia para las Mujeres. Recomiendan más personal y oficinas en apoyo a las víctimas. ESPECIAL

Estadística

  • Entre enero de 2013 y abril de 2019 se registraron 50 mil 699 averiguaciones previas y/o carpetas de investigación por el delito de violencia intrafamiliar; de los cuales 38 mil 670 casos fueron en el Área Metropolitana de Guadalajara y 12 mil 029 en el interior del Estado.
  • Guadalajara es el municipio que más denuncias tiene, con 12 mil 225. En segundo lugar está Zapopan, con nueve mil 951 casos.
  • Fuera de la metrópoli, Puerto Vallarta es el municipio con más averiguaciones previas y/o carpetas de investigación por el delito de violencia intrafamiliar, al sumar dos mil 444 expedientes. Tepatitlán tiene 777 mil casos y, Autlán de Navarro, 454 expedientes.

“Va a matarla…”

“Mi primo constantemente la amenaza, dice que si lo llevan a la cárcel, cuando salga, va a matarla a ella y a sus hijos”, relata Maidelit, quien escogió ese sobrenombre para hablar de la violencia que su pariente ejerce contra su esposa.

La mujer, quien vive en Guadalajara, cuenta que es frustrante la forma en la que su primo ejerce la violencia intrafamiliar.

Explica que cada semana golpea a la mujer, y que últimamente también le pega a su hija, que es una menor. Afirma que la última vez llamaron a la Policía Municipal, pero que los elementos no se lo quisieron llevar pese a que el hombre estaba drogado y la niña presentaba moretes. “Los policías llegaron y le dijeron que si lo volvía a hacer ahora sí se lo llevarían. Lo legal sería que lo encerraran”.

Explica que la mujer no quiere denunciar ante la Fiscalía General  porque le da miedo que el hombre la mate al salir de la cárcel.

Mientras tanto debe aguantar que el marido le robe dinero para usarlo en drogas y que las maltrate. “Yo no puedo hacer nada porque te piden que sea la persona violentada la que denuncie”.

GUÍA

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia indica que la violencia familiar es el acto abusivo de poder u omisión intencional, dirigido a dominar, someter, controlar o agredir de manera física, verbal, psicológica, patrimonial, económica y sexual a las mujeres, dentro o fuera del domicilio familiar, cuyo agresor tenga o haya tenido relación de parentesco por consanguinidad o afinidad, de matrimonio, concubinato o mantengan o hayan mantenido una relación.

LA VOZ DEL EPERTO

Evidencian fallas en comunicación

Víctor Oswaldo Orozco Estrada (experto del Departamento de psicología básica de la UdeG)

Víctor Oswaldo Orozco resalta que la violencia intrafamiliar es provocada por una cuestión cultural en la que no se conoce otra forma de comunicación; es decir, que los conflictos se solucionan solamente mediante agresiones.

“Existen factores de ambiente, contexto, problemas económicos, estrés, conflictos en trabajo, pocas habilidades comunicativas… todo eso puede influir”.

Recuerda que muchas veces el concepto de la violencia se relaciona solamente con las agresiones físicas  o verbales, pero engloba las acciones de índole psicológica, económica y  también patrimonial.  “Se puede convertir en una bola de nieve si se le suma alcoholismo o infidelidad. Se esperaría que la familia nos brinde los cuidados adecuados y cuando no ocurre, hay un choque de pensamiento”.

Remarca que, cuando la violencia escala, los agresores tratan de aislar a las mujeres para que ellas corten sus redes de apoyo. “Se le puede prohibir trabajar o provocar que la familia no esté en contacto. Los agresores o agresoras van generando bases o estrategias para privar la libertad de quienes son agredidos. Otra de las cosas es cuando los hijos son partes de la dinámica, se ha identificado que el agresor amenaza a través de ellos”.

El especialista  considera que se deben buscar nuevas formas de convivir y generar programas preventivos desde las escuelas.

“Generar espacios, desarrollar habilidades comunicativas, afectivas, desde el acercamiento afectivo, desde las redes de comprensión”.

La violencia intrafamiliar puede escalar hasta el feminicidio. EFE/Archivo

Zapopan apoya con asesorías

María del Socorro Madrigal, titular del Instituto Municipal de las Mujeres de Zapopan,  apoya con asesorías jurídicas y psicológicas a quienes padecen violencia intrafamiliar.  Detalla que del 1 de enero al 2 de mayo han atendido a 357 mujeres, mientras que en 2018 fueron 815. “En el global, de 2015 a 2018, mil 743 mujeres recibieron apoyo. Un 60% llega con violencia intrafamiliar. No es nada más el golpe que les dan los esposos, sino que algunos son adultos mayores golpeados por los mismos hijos”.

Acentúa que han atendido a tres hombres que acudieron a solicitar ayuda, ya que sus hijos quieren quitarles sus viviendas.

Destaca que los servicios no tienen costo. Y los interesados solamente esperan 30 minutos, en promedio, para ser atendidos.

“También atendemos de otros municipios. Dicen que estamos más adelantados en algunos procesos y en protocolos de atención. Eso les da confianza”.

Una vez que la persona avanza en su proceso psicológico se dan capacitaciones para otros talleres o cursos. Por ejemplo, se impulsa una vinculación al programa Talento e Innovación para las Mujeres Empresarias (TIME).

Recuerda que hay casos que deben turnarse a la Unidad de Atención de Violencia Intrafamiliar (UAVI), porque es donde pueden darse las órdenes de protección u otorgar los dijes “Pulso de Vida”.

Agrega que este año también hay ofrecido alrededor de 400 capacitaciones sobre masculinidades sanas, principalmente a servidores públicos o empresarios. “Nos lo piden muchos hombres porque no saben en qué momento se perdieron”.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del apoyo de la autoridad para salir de la violencia en casa?

Participa en Twitter en el debate del día @informador