Viernes, 17 de Septiembre 2021
IRREGULARIDADES. Por anomalías detectadas en la planeación del gasto y trabajos de la L3, la ASF ha solicitado a la SCT investigar a servidores públicos. ESPECIAL
Jalisco

Pese a fallas, no hacen valer fianzas de L3 

La Auditoría Superior de la Federación ha señalado inconsistencias  por mil 469 millones de pesos en el ejercicio de los recursos para la construcción de la L3

El Informador

“No se ha hecho valer ninguna fianza por vicios ocultos o fallas detectadas en la Línea 3 (L3)”, respondió por Transparencia la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Lo anterior, pese a los defectos detectados y a las irregularidades señaladas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
De 20 contratos, la SCT contestó que sólo quedan activas tres garantías por mil 264 millones de pesos (MDP): una para instalación y operación de elevadores y escaleras, por 38.9 MDP.

Las otras dos están relacionadas con la construcción del túnel, por 556.7 MDP y 668.4 MDP, respectivamente.

Sobre la primera, en 2018, la ASF observó que la SCT hizo pagos indebidos por 11.3 MDP para reparar inmuebles afectados, pues los gastos por daños a terceros debieron ser cubiertos por la contratista.

Pese a que en los últimos siete años, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha observado alrededor de mil 469 millones de pesos en el gasto relacionado a la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) respondió que no hay ninguna investigación interna o denuncia presentada por la dependencia por presuntas irregularidades.

Vía Transparencia, la SCT informó: “La Dirección General Adjunta de Regulación Económica adscrita a esta Unidad Económica, manifestó que no se ha presentado ninguna denuncia o iniciado algún procedimiento administrativo en contra de empresa, persona física o servidor público por vicios ocultos, fallas, inconsistencias o de cualquier irregularidad en la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara”.

Lo anterior, pese a que la ASF ha iniciado 22 promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria por las anomalías detectadas en la revisión de las cuentas públicas (de 2014 a 2020), en el gasto correspondiente a la L3, la cual tuvo un presupuesto global por 34 mil 189 millones de pesos.

En la primera auditoría realizada a la Línea 3 (ejercicio fiscal 2014), se realizaron siete promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria. En el documento de observaciones, se precisaba también que “adicionalmente, en el transcurso de la auditoría se emitieron oficios para solicitar o promover la intervención de las instancias de control competentes con motivo de dos irregularidades detectadas”.

En la auditoría realizada en 2018 al gasto de la construcción del túnel, la ASF resolvió: “La Auditoría Superior de la Federación emite la promoción de responsabilidad administrativa Sancionatoria para que el Órgano Interno de Control en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes o su equivalente realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por las irregularidades de los servidores públicos que, en su gestión, no realizaron una adecuada planeación de la ejecución de los trabajos”.

También se ordenó investigación por parte del Órgano Interno de Control de la SCT en contra de servidores públicos que no realizaron una correcta integración del catálogo de conceptos, generando un sobrecosto por 190.1 millones de pesos.

En mayo pasado, vía Transparencia, el Sistema del Tren Eléctrico Urbano (Siteur) reconoció que se han detectado anomalías, “mismas que están en conciliación de la SCT, debido a que seguimos en proceso de entrega-recepción de la Línea 3, por lo cual está en etapa de garantía, reiterando que por ser a cargo de la SCT, se desconoce los costos”.

Registro estatal de vacunación para treintañeros en la ZMG comienza el miércoles

A mediados de 2019, este medio reportó que la Dirección de Transporte Ferroviario y Multimodal confirmó que no había penalizaciones en contra de las contratistas por la ejecución y supervisión de obras, pese a que, por ejemplo, en 2018 se confirmó que se detectaron fallas en los neoprenos (amortiguadores) colocados en las columnas de los dos viaductos, los cuales debieron ser sustituidos. 

Se pasan la bolita

Mientras la SCT informa por Transparencia que el proceso de entrega-recepción de la Línea 3 del Tren Ligero concluyó en septiembre del año pasado, el Siteur responde que éste continúa en desarrollo. Debido a esto, ninguna autoridad responde a detalle sobre las fallas y anomalías detectadas en esta ruta desde su puesta en operación.

En mayo pasado, se realizó una solicitud de información al Siteur relacionada a estos temas, pero respondió que la SCT es la responsable: “Actualmente las reparaciones y/o vicios ocultos, se encuentran a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, motivo por el cual este organismo público descentralizado no cuenta con información respecto a costos”.
De manera general, se informó que los defectos detectados en la infraestructura corresponden a acabados, obra civil y sistemas hidráulicos.

Se añadió que siguen trabajando en la verificación de la infraestructura y sistemas que lo conforman.
La misma solicitud de información se realizó a la SCT, quien a través de la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal manifestó que “la operación y puesta en marcha de dicho transporte” corresponde al Sistema de Tren Eléctrico Urbano, por lo tanto, la solicitud debía realizarse a este organismo.

La dependencia federal no dio respuesta a ninguno de los puntos, ya que reitera que la entrega-recepción concluyó el año pasado.

“La Dirección General Adjunta de Regulación Económica adscrita a esta Unidad Administrativa, manifestó que el 11 de septiembre de 2020 se realizó el proceso de entrega-recepción (de la L3) al operador Siteur, por lo que no hay puntos pendientes respecto a la conclusión del mismo”. 

Realizan 32 inspecciones

Entre 2012 y 2021, previo al cierre del Hotel One, el cual fue desalojado por riesgo de colapso, la Coordinación Municipal de Protección Civil de Guadalajara llevó a cabo 32 inspecciones para conocer las condiciones de seguridad del inmueble.

De acuerdo con información otorgada Vía Transparencia, el mayor número de revisiones se realizaron en 2018, con un total de 11. En este año van cinco.

La semana pasada, el Ayuntamiento de Guadalajara informó que el dictamen cuantitativo de la seguridad estructural del edificio fue remitido a la Dirección de Obras Públicas y la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos.

En éste, se determinó que el Hotel One deberá entregar, a más tardar este 28 de julio, un proyecto de refuerzo de la cimentación y estructura del edificio.

A través de un comunicado, se informó que el dictamen manifiesta que el inmueble se encuentra en su estado límite de servicio por lo que se considera necesario el diseño, cálculo y ejecución de un proyecto de reforzamiento que le permita subsanar las carencias que tiene el sistema estructural en sus diferentes zonas.

Pese a que se presumió que los daños del hotel obedecen a las obras de la construcción del tramo subterráneo de la Línea 3 del Tren Ligero, en el comunicado no se hace el señalamiento directo, sólo se menciona que el Ayuntamiento trabaja en coordinación con el Colegio de Ingenieros Civiles de Jalisco para la emisión de opiniones técnicas que guarden relación con el tema, “así como la afectación en general de los inmuebles históricos, derivado de la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero”.

Inundaciones afectan a 700 familias en Zapopan

En días pasados, la SCT negó que las obras de la L3 hayan provocado las fisuras del inmueble, pues éste ya se encontraba en un estado precario, previo a los trabajos de la nueva línea del Tren Ligero. 

CLAVES

Modifican contratos 

Convenios

Entre 2014 y 2020, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) realizó 105 convenios modificatorios a los 20 contratos establecidos para la construcción de la Línea 3, la cual duplicó su costo debido al retraso de tres años en el desarrollo de las obras (pasó de 17 mil 692 millones de pesos a 34 mil 189 millones).

Cambios

De acuerdo con la última actualización realizada por la dependencia federal sobre los convenios modificatorios, los últimos cambios autorizados para ampliar los plazos de conclusión y el presupuesto de la construcción del tramo subterráneo, se celebraron en mayo de 2020.

Gasto

La construcción del túnel se tenía proyectada concluir en marzo de 2017, pero se prolongó hasta junio de 2020 (aunque no se precisa si se entregaron en esa fecha o después). Los cambios en los convenios provocaron también un aumento presupuestal. La obra pasó de un costo inicial por cuatro mil 014 millones de pesos a cinco mil 567 millones.

Viaductos

El contrato que concentró el mayor número de convenios modificatorios fue el de la construcción del Viaducto 1, que corresponde al tramo elevado que va de Zapopan a Guadalajara. Este pasó de dos mil 646 millones a tres mil 632 millones. En total se realizaron 13 convenios adicionales. En el caso del Viaducto 2, que es el tramo elevado que va de Guadalajara a Tlaquepaque se establecieron seis convenios, pasando de mil 743 millones a dos mil 821 millones.

OBSERVACIONES

  • De acuerdo con la auditoría realizada a la cuenta pública 2020, relacionada al gasto de la construcción del Viaducto 1 y 2, así como de los elevadores y escaleras eléctricas de estaciones de los tramos elevados y el subterráneo, la Auditoría Superior de la Federación determinó que había 108.8 millones pendientes por aclarar por pagos improcedentes.  
  • Se determinaron ocho resultados, de los cuales, en uno no se detectó irregularidad y los siete restantes generaron siete pliegos de observaciones.
  • Se señalaron 61 millones de pesos debido al incorrecto cálculo del ajuste del costo indirecto y financiamiento en el viaducto 2.
  • Otros 20.8 millones por el incorrecto cálculo del ajuste del costo indirecto en elevadores y escaleras eléctricas y de la improcedencia de ajuste de costos de un precio unitario.
  • Alrededor de 26.3 millones de pesos se observaron por pagos de conceptos no previstos en los catálogos originales relacionados a las supervisiones de los viaductos, aunque son actividades incluidas en los alcances de sus contratos.
  • Se detectaron también anomalías por 466 mil pesos, debido a deficiencias en la ejecución de los trabajos en los elevadores y escaleras eléctricas de los viaductos.

Túnel

  • En la auditoría realizada al túnel se observaron montos por aclarar por 65.9 millones de pesos.
  • Se determinaron nueve resultados, de los cuales, en uno no se detectó irregularidad y los ocho restantes generaron una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria y siete pliegos de observaciones.
  • Entre las inconsistencias se señala que se hizo la entrega de los trabajos al área operativa, aun cuando en visita al sitio de los trabajos se constató que se siguen presentando filtraciones a lo largo del túnel, además de que no se corrigieron los despostillamientos en las dovelas.
  • Se señalaron también  pagos improcedentes por 28.8 millones de pesos en el pago de tres conceptos no previstos en el catálogo original que carecen de la documentación soporte y los apoyos necesarios para su revisión, así como 13.6 millones por pagos improcedentes a la contratista de intereses financieros.
  • Se observaron también tres millones de pesos por diferencias de volúmenes en cinco conceptos referentes al “suministro, elaboración y colocación de mezcla de inyección en el espacio entre anillos y terreno natural…”, entre otras anomalías. 

TELÓN DE FONDOS

Faltan recursos 

A casi un año de la puesta en marcha de la Línea 3 del Tren Ligero, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reportó por Transparencia que todavía faltan 33 millones 090 mil pesos para obras de restauración en 12 inmuebles afectados por la construcción de la ruta, pero no detalla si dará los recursos, quién deberá hacerse responsable por los daños  o  cuándo se realizarán los trabajos.

La dependencia precisó que han erogado 56.8 millones de pesos para trabajos de restauración en cinco inmuebles: Catedral de Guadalajara, templo de San Francisco de Asís, iglesia de San José de Gracia, el café Reforma y el Museo del Periodismo, aunque eso no significa que las acciones ya están terminadas.

“La Secretaría de Comunicaciones y Transportes erogó recursos para la atención de los edificios acordados, mediante un convenio de colaboración con el Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) y el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), así como los indicados por el Instituto de Ingeniería de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México)”, respondió la Secretaría.

Sobre los estudios de la seguridad en la infraestructura de cada uno de los inmuebles afectados, precisó que no contaba con los análisis,  pero destacó que, para que pudieran abrir al público, se deberían realizar las gestiones ante la dependencia de Protección Civil o las correspondientes, para que otorguen la aprobación respectiva.

“Entre esos inmuebles destacan aquellos que están en espera de alguna intervención más por la SCT,  de conformidad con el listado previamente presentado”.

A través de  Transparencia, también se le preguntó al Siteur sobre las reparaciones, pero respondió que no lleva la supervisión de esas afectaciones. 

Sigue #debateinformador, participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Qué opina de la revisión del gasto de la Línea 3 del Tren Ligero? 

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb

Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

MQ