Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Enero 2018

| A propósito

Cacareo

A Propósito por Jaime García Elias, para el 23-01-08

Aconsejar humildad, sencillez, moderación, prudencia y otras virtudes a Hugo Sánchez, vendría a cuento si, por ejemplo, alguien proclamara su intención de postular, en vida, la causa de su canonización. Pero como no es el caso, pues...

Las declaraciones del técnico nacional, en el sentido de que “México no puede darse el lujo de faltar a los Juegos Olímpicos” y de que el “Tri”, en esos juegos, debe proponerse el objetivo de ir por las medallas, estarían en consonancia con la historia si México fuera una potencia en el mundo del futbol. Pero como “nones”...
La aseveración de que México, a partir del título conquistado por su selección Sub-17 en Perú, hace dos años, debe ponerse la meta de estar a la par con Brasil y Argentina, y lanzarse, sin complejos, a conquistar el campeonato mundial en la próxima Copa del Mundo, podría ser válida si se convirtiera en una consigna para los jugadores que participaran en el proceso, a partir de las eliminatorias... pero con la consigna de que se mantuviera “in péctore” (en el pecho): sin cacarearlo con tanta estridencia. Por dos motivos: uno, porque no hay bases históricas para soltar semejante baladronada; el otro..., por estrategia.

Los recién llegados tienen derecho a ignorar las lecciones de la historia. Ya tendrán tiempo de aprender...
Los que se cuecen --si acaso...-- al tercer hervor, podrán recordar episodios como los de los Juegos Olímpicos de 1968 y el Mundial de Argentina, diez años después. México (país sede) encontró la manera de estirar el reglamento para participar en el Torneo Olímpico de Futbol con un equipo de profesionales --algo que estaba prohibido--, con la intención deliberada de ir por las medallas. Disputó la de bronce (la de oro se la ganó Hungría a Bulgaria)... y perdió --por goleada, además-- ante Japón. En el Mundial del ´78, con José Antonio Roca --otro iluminado-- como técnico, se dio por descontado que, con Túnez, Polonia y Alemania como rivales, el pase a la segunda ronda estaba hecho. El resultado global fue... el peor desempeño en la historia del futbol mexicano.

La moraleja de la historia cae --mejor dicho: debería caer-- por su propio peso: es más saludable, y más prudente, y más inteligente, cacarear el huevo después de ponerlo (y eso si se ve que el caso lo amerita...), y no antes.

EL INFORMADOR 23-01-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios