Jueves, 23 de Enero 2020
México | Tren Parlamentario

Vientos que habían estado presos

Por Vicente BELLO

Por: EL INFORMADOR

Apenas abrieron un resquicio. Pero por allí han comenzado a escapar vientos que habían estado presos durante decenios en México. El Congreso de la Unión, un día después del reconocimiento de los partidos políticos más grandes de que la nueva ley electoral requiere con urgencia de reingeniería legislativa, se transfiguraba en una montaña donde ecos de multitud chocaban.

Ecos de democracia directa, cuyas posibilidades han comenzado a sacudir dinteles, alerones y patios de este Poder Legislativo que ha sido hijo de la democracia representativa.

Inmediatamente después de que los partidos políticos anunciaron que sobrevendrá a este caos electoral por el 5 de julio una gran reforma electoral —y prever efectos brutales en 2012—, en San Lázaro y Xicoténcatl voces que provenían del PAN, PRD, PRI, PT y Convergencia han comenzado a hacer mención —unos con vehemencia; otros pujando— de figuras de sistemas democráticos que todavía no han podido llegar a esta República.

Y se escuchaba de las candidaturas independientes. Y se escuchaba que se pronunciaban por la revocación de mandato. También por la reelección legislativa. Y por la reducción de legisladores plurinominales. Y del referéndum. Y de la iniciativa popular. Y de la rendición de cuentas de legisladores y de gobernantes.
Hasta parecían todos fieles seguidores de la democracia. Al fin que estaban todos, muy a gusto, en el territorio de los deseos, donde el prometer nunca ha empobrecido a nadie.

Carlos Navarrete, líder de la bancada del PRD en el Senado: “Abramos candidaturas independientes, pero también abramos referéndum, iniciativa popular, ratificación del mandato, rendición de cuentas de legisladores y de gobernantes”. Cuauhtémoc Cárdenas se había apersonado en Xicoténcatl durante la presentación de un libro. “Me parece muy positivo”, respondió parco cuando un reportero preguntó su opinión sobre la revisión del sistema político electoral.

Y apostillaba, diciendo que la mejora de la ley electoral tendría que ocurrir en el sentido de “que no haya la posibilidad de compra comercial; la compra de tiempos comerciales en los medios electrónicos; el que haya más facilidad para registrar a los partidos; el que se revise quiénes tienen derecho o no al acceso de los fondos públicos”.

Bueno, hasta el líder del PAN en el Senado, Gustavo Madero, se prendió hablando de democracia. Y de reelección legislativa y de revocación de mandato.

“México se ha tardado en llegar a la reelección legislativa. Somos un alumno lerdo en el curso de la democracia de la historia”.

Y retaba incluso: “98% de los países en el mundo tiene la reelección legislativa; México no la tiene, y yo lo que invitaría es a aquellos partidos que la van a proponer para la próxima Legislatura que se comprometan y la firmen desde ahorita”.

Cuando sobre la revocación de mandato se le preguntó, dijo: “Creo que también es algo que complementaría el fortalecimiento de la democracia”. Y entonces echaba la declaración hacia otro lado, diciendo: “Y la reducción del número de legisladores plurinominales”.

La democracia directa (referéndum, consulta pública, iniciativa popular, revocación de mandato) irrumpió ayer en los territorios del Congreso de la Unión con la fuerza de un viento que ha sacudido y golpeado el rostro estragado de los partidos políticos, cuya razón de ser lo han sustentado desde siempre en la democracia representativa.

Temas

Lee También