Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 19 de Octubre 2018
México | El presidente de la asociación, Francisco Rojas aseguró que privatizar es “compartir la renta petrolera y el mercado interno”

Reforma energética sí es privatizadora: Fundación Colosio

Según esta organización, la iniciativa de Calderón crea una industria petrolera privada paralela a la reservada constitucionalmente para Pemex.

Por: SUN

Observe el video de la exposición de Francisco Rojas sobre la reforma energética


MÉXICO.- La reforma energética del Presidente Felipe Calderón es una privatización del sector energético, en donde se crea una industria petrolera privada paralela a la reservada constitucionalmente para Petróleos Mexicanos (Pemex), concluyó la Fundación Colosio.


"Los mitos se caen: el efecto popote, el tesoro escondido y el futuro promisorio se complementan ahora con que Pemex se fortalece y no se privatiza. Privatizar no sólo significa vender edificios o instalaciones, sino también compartir la renta petrolera y el mercado interno", planteó la asociación priísta que encabeza el ex director de la paraestatal, Francisco Rojas Gutiérrez.

Agregó que lejos de fortalecerse, Pemex se debilita y "enaniza" al quedar como simple administrador de contratos, lo que le impedirá absorber tecnologías y prácticas modernas de administración y margina la investigación y el desarrollo.

"Paulatinamente, sin decirlo, el Pemex industrial morirá de inanición y obsolescencia y únicamente quedará el sumiso monoexportador de crudo", detalló el documento "Las iniciativas de ley y la Reforma Energética Factible". Además se expone que al no existir certidumbre jurídica para atraer las mejores empresas, el costo para México será oneroso, "ya que es ilusorio suponer que se contentarían con una tasa de retorno del 15%, como se ha dicho".

En el trabajo que entregarán para su discusión a 18 gobernadores, legisladores, dirigentes y organizaciones del tricolor se hace la propuesta de que el Gobierno Federal absorba la deuda de los Proyector de Infraestructura Productiva de Largo Plazo (Pidiregas) y el pasivo laboral, con la finalidad de que Pemex obtenga recursos para financiar sus inversiones.

Además, se propone revisar el destino de los excedentes petroleros, a fin de evitar la discrecionalidad en su distribución y así poder destinar más recursos a la inversión de Pemex.

Se proyecta un nuevo régimen fiscal de Pemex que le permita maximizar la renta petrolera y no afectar la rentabilidad de la empresa. La Fundación Colosio argumentó que se debe priorizar el desarrollo del litoral, las aguas someras y tierra, principalmente en el sureste, en donde "los costos, riesgos y tiempos de exploración son sensiblemente menores".

Dijo que el costo por pozo en aguas someras es de 10 millones de dólares, con un tiempo de desarrollo de tres años y 10% de riesgos, mientras en aguas profundas se necesitarían 100 millones de dólares por pozo, en ocho años de desarrollo y con 90% de riesgos. La Fundación Colosio detalló que Estados Unidos lleva 18 años de avances en la exploración de aguas profundas, en donde no han podido descubrir campos gigantes y la producción promedio por pozo es de mil barriles diarios.

En el trabajo se agregó que no se debe marginar a empresas y firmas mexicanas de las bases de licitación, como ha sucedido en contratos de mantenimiento de ductos, entre otros, Además de que se debe establecer un mínimo creciente de componentes nacionales, con la finalidad de impulsar las cadenas productivas, como ha sucedido en Brasil, Noruega, Rusia y otros países. "Que todos los contratistas y empleados paguen impuestos en México", sostienen las conclusiones, ya que se necesita una reforma energética integral, con visión de largo plazo y que permita una transición gradual para los próximos 30 años.



SUN 17:55 30/04/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios