Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Noviembre 2019
México | Narcotráfico y crimen, al margen

Pretenden blindar campañas electorales

El IFE podría exigir incluso a los partidos la entrega de una muestra de cada una de las versiones de la propaganda utilitaria adquirida.

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- Los partidos políticos y el Instituto Federal Electoral (IFE) buscarán firmar en los próximos días un acuerdo político para delinear un sistema de blindaje contra el narcotráfico y el crimen organizado, en las campañas electorales de 2009.

En el acuerdo, se podría suscribir la firma de un compromiso por parte de las autoridades federales y estatales —mediante la Secretaría de Gobernación-- para evitar el uso de publicidad gubernamental como propaganda política.
Los representantes de partido se reunirán en los próximos días con los consejeros del IFE para definir los alcances de este acuerdo, señalaron a “El Universal” fuentes allegadas a la negociación.

Ante esto, el presidente del Partido Socialdemócrata (PSD), Jorge Carlos Díaz Cuervo, reveló que será el próximo 29 de noviembre cuando el Consejo General del IFE y los partidos políticos suscriban las bases para evitar que el dinero del narcotráfico se infiltre en las campañas de 2009.

Entre las medidas que destacan, reveló el líder del llamado PSD, “se está abriendo la posibilidad de que el IFE suscriba convenios de colaboración con el Cisen, la PGR, Hacienda, y la Sedena”, entre otras, es decir, con todas las instituciones del Estado mexicano encargadas de la seguridad nacional.

El acuerdo político buscará definir qué hacer ante las amenazas que sufran los candidatos; qué hacer ante evidencias de candidatos vinculados con el crimen organizado y qué hacer con el dinero ilícito que se inyecte a las campañas.
También se analizará la propuesta de la líder nacional del PRI, Beatriz Paredes, para que los partidos se comprometan a no postular candidatos que hayan sido desechados por otras fuerzas políticas ante dudas sobre su trayectoria política o profesional.

Como informó este diario, para la contienda de 2009 se retomarán, de manera estricta, las 40 recomendaciones del Grupo de Acción Financiera sobre Blanqueo de Capitales (GAFI), para impedir transacciones indebidas a través del sistema financiero.

Esto implica una especial fiscalización a las llamadas “Personas Políticamente Expuestas (PPE)” como jefes de Estado o de Gobierno, líderes políticos o de partido, funcionarios gubernamentales, altos ejecutivos de empresas estatales o funcionarios.

De acuerdo con un documento distribuido a los representantes de partido, las PPE se consideran como “clientes de alto riesgo”, lo cual se traduce en una supervisión más estricta del comportamiento de sus transacciones financieras.
Para esta elección, el IFE pondrá en juego además todos los instrumentos de control directo posibles como el acceso en línea a los movimientos bancarios de cuentas aperturadas a nombre de los partidos.
El IFE podrá establecer un límite para las aportaciones de dinero en efectivo; exigir que los egresos de los partidos estén facturados a nombre de éstos y no a nombre de terceros; establecer un límite a gastos mediante cheque.
Entre los instrumentos de control indirecto que aplicará el IFE se encuentra el monitoreo de gasto de publicidad en medios; monitoreo de propaganda utilitaria con entrada y salida de almacenes de los partidos, e identificando beneficiarios de la misma.

El IFE podría exigir incluso a los partidos la entrega de una muestra de cada una de las versiones de la propaganda utilitaria adquirida.


FICHA TÉCNICA

Elementos a seguir

Éstos son los elementos para frenar recursos a campañas provenientes de la delincuencia organizada y el narcotráfico:

-- Se busca un acuerdo de colaboración entre el IFE y distintas entidades del Estado.

-- Entre éstas se encuentran el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

-- Analizarán que los partidos se comprometan a no postular candidatos que hayan sido desechados por otras fuerzas políticas, ante dudas sobre su trayectoria política o profesional

-- Se firmaría el “acuerdo político” el 29 de noviembre próximo en el Instituto Federal Electoral.

Temas

Lee También

Comentarios