Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Junio 2019
null
México

México tiene 45 días para frenar migración

El presidente de Estados Unidos asegura que existe otro acuerdo importante en esta materia y en seguridad que se revelará pronto

El Informador

El Gobierno de México discutirá con Washington la posibilidad de ser un “tercer país seguro”, es decir, acoger a los demandantes de asilo en lugar de Estados Unidos (EU) si el flujo de migrantes indocumentados no disminuye en 45 días.

El viernes, los gobiernos lograron un acuerdo para evitar que EU impusiera aranceles a México si éste se comprometía a aumentar la seguridad en su Frontera Sur y expandir su política de devolver a los centroamericanos mientras el país vecino procesa sus peticiones de asilo.

Ayer, en medio de especulaciones sobre el contenido del pacto, el canciller Marcelo Ebrard confirmó que había rechazado la demanda de Washington de ser un “tercer país seguro”, pero se comprometió a examinar el asunto en esos 45 días. “Si tenemos razón (y reducen la migración), ya salimos adelante; si no, tendremos otra ronda de negociación”.

Trump, a su vez, causó de nuevo polémica y reveló la existencia de otro acuerdo con México en el que se requiere de la aprobación del Congreso. Advirtió que “si por alguna razón no llega, los aranceles se restablecerán”. Sin embargo, Ebrard matizó: “En la reunión con el vicepresidente de EU (Mike Pence), ellos estaban insistiendo en lo del ‘tercer país seguro’ o primer país de asilo”, aunque México propuso dar un plazo para ver si el despliegue de la Guardia Nacional en la Frontera Sur baja la migración indocumentada desde Centroamérica, con seis mil elementos. Si no contiene el flujo, el Gobierno discutiría esas “medidas adicionales” propuestas por Washington.

Por iniciativa de México, también se discutirían con Guatemala, Panamá, Brasil y la Oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados otras medidas porque, según Ebrard, la responsabilidad migratoria “tiene que ser regional”. Para esos escenarios requerirán del análisis y la eventual aprobación de los legisladores mexicanos.

Por lo pronto, en la frontera con Guatemala aún no se ha desplegado ningún elemento de la Guardia Nacional. Y el Gobierno afirma que no se criminalizará a los migrantes con esta medida.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador también instruyó a su gabinete a que acelere y refuerce los programas sociales que tienen relación con el empleo para centroamericanos. Por su parte, Ebrard añadió que México no puede tener a 600 mil personas circulando por territorio nacional sin saber cómo se llaman, de ahí que los migrantes deberán registrarse.

López Obrador agregó que el Senado ratificará la próxima semana el renovado acuerdo comercial con EU y Canadá, llamado T-MEC.

¿Qué ofrece Estados Unidos?

  • En lugar de dinero, Estados Unidos ofrece enviar 80 agentes a la frontera entre México y Guatemala para asesorar a las autoridades migratorias y policiales guatemaltecas.
  • Washington aún no ofrece recursos económicos a México o el Triángulo Norte para controlar la migración.
México tiene un plazo de 45 días para reducir la migración de centroamericanos en la Frontera Sur. EL INFORMADOR

Trump defiende negociación

Molesto por las críticas de que su acuerdo para evitar los aranceles a las importaciones mexicanas básicamente refuerza las labores fronterizas existentes, Donald Trump insistió en que las apariencias engañan.

En un par de tuits afirmó que México aceptó hacer más de lo anunciado el viernes pasado y que pronto habrá más revelaciones. “Hemos firmado y documentado completamente otra parte muy importante del acuerdo de inmigración y seguridad con México, uno que Estados Unidos estuvo pidiendo durante años”, escribió Trump en Twitter. Afirmó que sería “revelado en un futuro no lejano y necesitará un voto del cuerpo legislativo de México”.

“No prevemos que haya problemas con la votación, pero, si por alguna razón la aprobación no llega, los aranceles se restablecerán”.

Funcionarios de la Casa Blanca no respondieron de momento a las solicitudes para que hicieran declaraciones sobre la postura de México. Tampoco a qué se refería Trump.

El mandatario ni siquiera hizo una precisión durante una entrevista telefónica con CNBC, pero hay coincidencias de expertos de que se refirió a la idea de que México se convierta en “tercer país seguro”, lo que dificultaría que los refugiados que pasen por México pidan asilo en Estados Unidos.

Un alto funcionario dijo el fin de semana que México mostró apertura a la idea durante las negociaciones y que ambos países continuarían discutiendo el asunto en los próximos meses. El funcionario solicitó el anonimato para compartir detalles de las conversaciones a puerta cerrada.

Sin embargo, México se ha opuesto desde hace tiempo a la idea de ser el tercer país, y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, señaló el viernes que México se había resistido a esa idea. Estados Unidos “propuso en la primera reunión que México fuera el tercer país seguro, que no es el caso y es muy importante”, afirmó Ebrard a la prensa.

Un acuerdo de tercer país seguro necesitaría la aprobación de los legisladores mexicanos, y se desconoce si tendría apoyo dada la impopularidad de la propuesta.

Cuestionado sobre los tuits de Trump, Ebrard comentó que no hay acuerdos secretos entre ambos países. En su lugar, contestó que las negociaciones le compraron tiempo a México. Añadió que el país trabaja en una propuesta para establecer un sistema de refugio regional en conjunto con las Naciones Unidas y los Gobiernos de Guatemala, Panamá y Brasil, que a menudo son los puntos de partida de los migrantes que se dirigen a Estados Unidos.

“Seguiremos trabajando con México para discutir temas migratorios y de asilo; de ser necesario, tomaremos medidas adicionales a las que el Gobierno mexicano ya accedió durante estas conversaciones”, acentuó el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Los tuits de Trump se presentaron en medio de preguntas sobre qué tanto del acuerdo era en realidad nuevo. Por ejemplo, el pacto incluyó un compromiso de México para desplegar a su nueva Guardia Nacional a su frontera con Guatemala. Sin embargo, México ya tenía intención de hacerlo antes de que Trump lanzara su amenaza más reciente y se lo había dejado claro a las autoridades estadounidenses. Funcionarios mexicanos han descrito su compromiso como un despliegue acelerado.

Ebrard rechaza la existencia de otro acuerdo con Trump

El canciller Marcelo Ebrard rechazó que en el acuerdo firmado en Washington con Estados Unidos para detener la imposición de aranceles a productos mexicanos se hayan adquirido compromisos de tipo comercial que no se han dado a conocer públicamente.

“Es un acuerdo migratorio (con México), lo comercial no está en este documento”, aclaró, luego de los mensajes que el mandatario estadounidense, Donald Trump, subió a su cuenta oficial de Twitter, @realDonaldTrump, en el sentido de que “México ha accedido a empezar inmediatamente a comprar productos agrícolas de nuestros grandes agricultores patriotas”.

“Quiero ser muy claro, no hay ningún acuerdo de ninguna especie que no se haya dado a conocer”, añadió el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, tras la amenaza del vecino país del Norte de aplicar una tasa de 5% a productos mexicanos, que aumentarían gradualmente hasta alcanzar 25 por ciento.

Durante la rueda de prensa realizada ayer en el Palacio Nacional, en la que acompañó al Presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario federal explicó los motivos que, a su juicio, tuvo el mandatario estadounidense para escribir ese tuit y provocar una polémica: “Nosotros dijimos en la mesa (de negociación): con el impacto de la tarifa de 5%, la caída del Producto Interno Bruto (PIB) sería de 1.12 puntos este año. Las exportaciones caerían entre 3.7% y 22.1%, pero igualmente las importaciones”.

Ebrard recordó que una de las importaciones mexicanas más importantes al vecino país del  Norte es,  precisamente,  los granos, por lo que “en el momento que no se aplican las tarifas (arancelarias)… tienes un impacto todavía mucho mayor. Al momento de no aplicarse las tarifas, supongo que él (Trump), está calculando que va a ser un impulso un poco mayor al crecimiento económico y que eso también va a aumentar nuestras importaciones de granos”.

Acentuó que México no tiene un acuerdo específico con Estados Unidos sobre este tipo de productos.

Ebrard añadió que, en caso de que el plan propuesto por México no funcione, tendiente a que en 45 días se reduzca o estabilice la migración, se tendría que buscar un acuerdo bajo una perspectiva regional de asilo, que se tendría que presentar al Congreso de la Unión. Entonces, remarcó: “El día 45 es la evaluación… y si no logramos los resultados (estabilizar las cifras de migrantes), tendríamos que participar en discusiones para un acuerdo que incluya el retorno de solicitantes de asilo bajo una perspectiva regional. Tendríamos que presentarlo al Congreso (de la Unión), si las medidas no funcionaran y se deben tomar ciertas medidas. A eso se refiere (el presidente Trump en su tuit)”.

Por su parte, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró que además del Acuerdo Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), no existe ningún otro compromiso con el Gobierno de Donald Trump que requiera de la ratificación del Congreso Mexicano.

Al respecto, el  también coordinador de la bancada de Morena en San Lázaro, negó que haya algún otro acuerdo con el gobierno estadounidense.

A pesar de los acuerdos a los que llegaron los gobiernos de EU y México para frenar la llegada de migrantes, los centroamericanos siguen arribando al país con la esperanza de ser acogidos en el territorio estadounidense. AFP/P. Pardo

LA VOZ DEL EXPERTO

Preocupan los acuerdos

Arturo Santa Cruz (director del Centro de Estudios sobre América del Norte de la UdeG)

Luego que Donald  Trump informara que uno de los puntos del acuerdo debe ser aprobado por el Congreso de México, el académico de la Universidad de Guadalajara declara que debe preocupar que las autoridades negociaran un objetivo movible para evitar la aplicación de los aranceles. “No es en ese sentido algo para celebrar como se hizo”.

El problema, dice, es que más allá de lo que se informó en el comunicado que dieron a conocer de manera conjunta ambos Gobiernos tras las negociaciones, existan otros puntos que no se conocen.

“Ahora que se entra en juego, por una parte, Estados Unidos puede comenzar a anunciar más supuestos elementos del acuerdo y, por otra parte, esta continuidad en la que nos van a tener, prácticamente como rehenes, de decir si estamos cumpliendo o no, al gusto de ellos. Tendremos la amenaza pendiente de que en cualquier momento, al señor se le puede ocurrir imponer aranceles”.

Además, recuerda que se trata de un tema ligado a las aspiraciones electorales del presidente de Estados Unidos, “desde que Trump anunció su participación en la campaña, la cuestión comercial y sobre todo el tema migratorio de México han sido temas fundamentales de su campaña. Lo que estamos viendo ahorita es, en definitiva, el prólogo a su campaña presidencial que está por anunciar en unos días”.

Desde abril, México endureció medidas contra centroamericanos

Previo al acuerdo con Estados Unidos para frenar la migración en la Frontera Sur, a cambio de evitar la imposición de aranceles del 5% a productos mexicanos, las autoridades migratorias ya habían endurecido las medidas contra las personas provenientes de Centroamérica. Mientras en enero pasado se realizaron cinco mil 496 devoluciones, para abril alcanzaron las 14 mil 588. Se triplicaron.

De acuerdo con las estadísticas del Centro de Estudios Migratorios, las últimas se encuentran por arriba de las deportaciones realizadas durante el mismo mes de 2018; es decir, correspondiente al último año de la administración de Enrique Peña Nieto, cuando se devolvieron a nueve mil 374 migrantes.

En los primeros cuatro meses del año, 53 mil 544 migrantes fueron presentados ante las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) por ingresar al país de manera irregular, por arriba de los 44 mil 062 que se registraron durante el primer cuatrimestre del año pasado.

Elizabeth Prado, académica del ITESO, comenta que el endurecimiento de la política migratoria del Gobierno actual, previo a las negociaciones recientes, obedece a las presiones de Trump, porque la narrativa inicial del Presidente Andrés Manuel López Obrador era de bienvenida a las personas migrantes. Sin embargo, puntualiza que las devoluciones aumentaron desde 2014.

Agrega que gran parte de las medidas anunciadas durante el fin de semana por ambos países, ya se había mencionado. Lo más criticable, señala, es la presencia de la Guardia Nacional en la franja fronteriza.

Recuerda que en los últimos días, hoteleros de Chiapas han denunciado redadas en sus establecimientos por parte del INM, del Ejército y la Policía Federal para detener a migrantes. Además, las organizaciones civiles denuncian que en algunos albergues hay problemas de hacinamiento, insalubridad e inseguridad.

Origen

La encuesta de Personas Migrantes en Tránsito por México 2018, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, confirma que 94% de los entrevistados en albergues correspondía a población centroamericana (siete de cada 10 indicaron ser de nacionalidad hondureña).  Además, 78.2% contestó que su destino planeado era Estados Unidos, mientras que México lo era para 19.4% y Canadá únicamente para 0.8 por ciento (el resto no respondió).

La encuesta

La Encuesta Nacional de Personas Migrantes en Tránsito por México de 2018 indica que, para las mujeres, las principales causas por las cuales decidieron salir de su país son la inseguridad y la violencia, con 46.6%; las razones económicas pasaron a segundo plano, con 32  por ciento.

En contraste, los hombres migrantes señalaron en primer lugar las causas económicas, con 51%, y en segunda instancia la violencia e inseguridad (35.7%).

México no sólo es un país de tránsito, ahora también es considerado un lugar de destino. Las personas migrantes de origen centroamericano encuentran en México, aún con sus riesgos y carencias, mejores condiciones laborales y de seguridad que las de sus países de origen.

El porcentaje estimado de los que se quedan en México es alto.

Entre 30% y 50% de las personas migrantes logran establecerse en el país.

CLAVES

Ordenan plan para evitar detención de menores de edad

Resolución. Un tribunal federal ordenó al Gobierno federal crear un plan alternativo para evitar la detención de niños migrantes que se encuentran en la estación Las Agujas, en la Ciudad de México. El Vigésimo Primer Tribunal Colegiado concedió una suspensión para que el Instituto Nacional de Migración elabore un plan para evitar que los migrantes menores de edad permanezcan en dicha estación ubicada en la alcaldía de Iztapalapa.

Recuento. Hace tres semanas, en Las Agujas se registró un incidente que derivó en la muerte de una menor de edad de origen guatemalteco.

Recurso. El amparo fue tramitado por la organización Sin Fronteras, pero la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y alumnos de la Universidad Iberoamericana argumentaron que en la estación migratoria, los menores de edad permanecen en condiciones de hacinamiento.

En enero pasado, el Gobierno de México retornó a cinco mil 496 migrantes a sus países de origen; en abril fueron 14 mil 588. EFE/M. Guzmán

Se extienden a Centroamérica 

Funcionarios del Gobierno estadounidense se encuentran esta semana en Centroamérica para “negociar” acuerdos que eviten que sus ciudadanos tengan que cruzar México y llegar hasta Estados Unidos en busca de oportunidades, informó el secretario de Estado, Mike Pompeo. “Tenemos equipos que están trabajando allí (en Centroamérica) para conseguir acuerdos con esos países para poner la responsabilidad donde corresponde y asegurarnos de que sus ciudadanos no son los que tienen que atravesar México y entrar en Estados Unidos”.

No detalló en qué países se encuentran esos funcionarios estadounidenses, aunque en el pasado, Washington ha mantenido conversaciones sobre migración con el Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador), de donde proviene la mayor parte de los migrantes que llegan irregularmente. “Vamos a trabajar también con los países centroamericanos. Buena parte de la gente que viene hacia nuestro país a través de México, no son originalmente de México. Tenemos grandes expectativas de que ellos también van a hacer aportaciones”.

En una declaración tras el pacto, Estados Unidos dio la bienvenida al llamado “Plan Marshall” para el desarrollo económico del Sur de México y el Triángulo Norte. Ese respaldo, afirmó Pompeo, no significa que Washington vaya a contribuir económicamente al plan.

LA VOZ DEL EXPERTOS

Militarizan la Frontera Sur

Elizabeth Prado (académica del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos del ITESO)

Para la académica, la decisión del Gobierno federal de enviar a seis mil elementos de la Guardia Nacional a la Frontera Sur, para reducir el flujo de migrantes hacia los Estados Unidos, representa una “militarización” de una parte de esta franja, “porque es una frontera muy larga, de mil 126 kilómetros… pero tampoco es que México tenga los suficientes recursos”.

Considera que la llegada del Ejército a este punto  hace la diferencia en las negociaciones que se habían tenido previamente con Estados Unidos, pues el resto ya se había puesto en práctica, como es la contención de las personas migrantes y el Protocolo de Protección a Migrantes, conocido también como el plan “Quédate en México”, entre otros. “No es lo que inicialmente dijeron, que sería utilizada la Guardia Nacional, pero dentro de sus funciones es vigilar el territorio nacional e intentar tomar el control de la frontera no está tan alejado de esas tareas”.

Recuerda que el Gobierno no puede asumir a los migrantes como criminales, sino como refugiados; por ello, enviar a la Guardia Nacional a contenerlos, “es una distorsión que empezamos a ver en sus tareas”.

Resalta que el Gobierno debe definir con claridad cómo se protegerán los derechos humanos de las personas migrantes.  “Tendría México que optar por involucrar a organismos internacionales, de atención a refugiados”. 

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del acuerdo alcanzado el viernes pasado entre México y Estados Unidos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador