Lunes, 21 de Junio 2021
null
Jalisco

Los robos en escuelas se duplican; piden sumarse al “botón de auxilio”

Entre enero y abril de este año se documentaron 394 saqueos a planteles educativos; sólo 200 están coordinados con el C5 para reportar emergencias

El Informador

Los robos en las escuelas están incontrolables, principalmente el cableado y las puertas, según información otorgada vía Transparencia por la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ). Si se compara el periodo de enero a abril de 2020 contra el mismo lapso de este año, el delito se duplicó y pasó de 199 a 394 atracos.

Alfonso Oliva Mojica, director de Planeación, considera que “alguien está haciendo negocio con este mercado”, por lo que es un tema complejo de atender.

Se solicitó información para conocer a cuánto ascienden los daños por robos y vandalismo en los inmuebles educativos, pero la SEJ no respondió. Sólo informó sobre las compras realizadas el año pasado a fin de atender afectaciones: 59.6 millones de pesos.

Para combatir el problema se ha intensificado el “botón de auxilio”. “Nos gustaría que todas las escuelas estuvieran ya registradas e inscritas, para que sus comunidades pudieran ayudarnos a identificar cuando se está realizando algún acto delictivo de este tipo”, subrayó. 

Desde enero se firmó un convenio entre la SEJ y el Escudo Urbano C5 para que las instituciones educativas hagan los llamados de emergencia, pero a la fecha suman alrededor de 200 escuelas. Añadió que no todas las comunidades educativas han querido incorporarse. “Hay que reconocer que en algunas tienen el temor de hacerlo porque, muchas veces, creemos que aquellas personas que cometen los actos delictivos son identificadas por la misma comunidad”.

Tras un año de la pandemia por el nuevo coronavirus, 394 de seis mil 200 inmuebles escolares en Jalisco sufrieron saqueos y destrucción. EL INFORMADOR/F. Atilano

Chulavista y Santa Fe, con más reportes de robos en escuelas

El  año pasado, vecinos de  Chulavista  en  Tlajomulco  realizaron 18  llamadas al número de emergencia 911 para reportar robos y problemas de  vandalismo en escuelas ubicadas en este sector.  Pero en lo que va del presente año ya suman 66 reportes, según información otorgada vía Transparencia por el Centro Integral de Comunicaciones de la Coordinación de Seguridad del Estado.

Esta colonia está aledaña a Santa Fe. Ambas concentran el mayor número de denuncias en ese periodo.

En diciembre pasado, padres de familia se manifestaron en el Ayuntamiento para exigir más rondines de vigilancia en las escuelas de la zona, en especial, en torno a las escuelas “Francisco Martín del Campo” y “Emiliano Zapata”.

Alfonso Oliva Mojica, director de Planeación de la Secretaría de Educación en Jalisco (SEJ), reconoció que esas colonias se ubican entre las más afectadas. “Ya caen en el vandalismo porque las roban una vez, la rehabilitamos, las vuelven a robar, las volvemos a rehabilitar y las vuelven a robar… es  sistemático”.

En estos sectores y algunos aledaños, apuntó, se están robando los hidroneumáticos, los cuales pueden tener una funcionalidad en pequeños negocios y en casas. Añadió que en ocasiones dañan las líneas del cableado al darse cuenta que no pueden llevarse todo el cable.

Comentó que otra de las colonias afectadas es la Benito Juárez, donde rompen los tanques, le roban los cables y las puertas, entre otros. “Uno interviene y hacen lo mismo”.

Pareciera, dijo, que les causa molestia el que la autoridad educativa acuda y repare los daños provocados.

Informó que hay otra secundaria en el Oriente de la ciudad que constantemente es vandalizada.  “A la siguiente semana de que fui, la robaron de nueva cuenta. No se quedaron conformes y, a lo mejor,  se dieron cuenta de que andábamos revisando la escuela para arreglarla, pero le rompieron las cámaras, le robaron una trituradora, así como un par de computadoras”.

El funcionario señaló que muchos de los inmuebles los dejan casi inservibles para impartir clases, “sin medir el daño que le hacen a la comunidad, porque ellos saben perfectamente que están robando un cable que dejará inservible a la escuela”.

Esto no es un tema  fácil de entender, agregó,  porque es una cuestión social, “porque el ladrón  está en la misma comunidad y no lo denuncian”.

SABER MÁS

Las denuncias

  • La Coordinación de Seguridad del Estado reporta que,  a través de las llamadas de emergencias realizadas al 911, a cargo del Centro Integral de Comunicaciones,  se recibieron mil 515  en lo que va de la pandemia (1 de marzo de 2020 al 12 de mayo de 2021).
  • Del total, 944 fueron en 2020 y  571 en 2021.
  • El municipio con más denuncias de robos es Guadalajara, con 657; es decir, cuatro de cada 10 ilícitos.
  • Las colonias más afectadas en este municipio son la Oblatos, San Andrés y Tetlán.
  • Los centros escolares más afectados en el Estado, según los reportes, son los ubicados en dos colonias de Tlajomulco:  84 en Chulavista y 66 en Santa Fe.

Disponen sólo de 70 millones del presupuesto federal

Para este año, la Secretaría de Educación Pública (SEP) cuenta con una bolsa de 70 millones de pesos,  a la cual pueden acceder los Estados para atender los problemas de vandalismo y robo que se presentan en las escuelas.

Alfonso Oliva Mojica, director de Planeación de la Secretaría de Educación en Jalisco, aclaró que con los recursos recibidos a través de esa bolsa no se cubren todos los daños, pero sí pueden adquirir algunos materiales. “Jalisco se ha llevado en promedio el 20% (del presupuesto para este fin)”.  

Aclaró que la Entidad realiza gestiones importantes para hacer  frente a esos gastos y apoyar a los centros educativos que  tienen bien integrado su expediente, “para que la bolsa sea mayormente para Jalisco”.

Por ello,  las escuelas deben presentar de manera formal las denuncias. “No todas están dispuestas para hacer el señalamiento penal, o cuando lo hacen están fuera de tiempo”.

Para hacer frente a los daños que se presentan en los inmuebles educativos, la Secretaría cuenta con material en bodega por 40 millones de pesos,  tanto hidrosanitario como eléctrico.

Oliva Mojica informó que se cuenta con el apoyo de los delegados regionales, autoridades de infraestructura y participación social para acudir a las zonas afectadas y generar un compromiso con la comunidad educativa sobre el cuidado de los materiales que les entregan.

Además, se cuenta con una bolsa de 30 millones de pesos para atender los centros más dañados, que serían entre 98 y 140 escuelas.

En estas labores de rehabilitación participan también los padres de familia. Las autoridades educativas se encargan de poner los materiales que se requieren y les solicitan apoyo con la mano de obra. “De no tenerlo  así, buscamos esquemas a través de los municipios, principalmente de los metropolitanos, para dar  continuidad en algunos esquemas similares”.

En meses pasados se llevaron a cabo trabajos de impermeabilización y pintura. Y  desde el pasado 17 de mayo se realizan recorridos por las escuelas para conocer las principales necesidades que tienen para garantizar un buen servicio a los alumnos, una vez que inicie el próximo ciclo escolar.

“Es un periodo preparatorio mediante el cual nos estamos dedicando a atender las necesidades que tienen las escuelas, con el propósito de que el primer día de clases todas las comunidades estén listas. Esa es nuestra intención, cumplir con el 100% de las escuelas al iniciar el siguiente ciclo escolar. Creemos que sí lo podemos lograr, estamos trabajando en un programa emergente de atención a la infraestructura educativa”.

Tlajomulco. Chulavista y Santa Fe encabezan las zonas con más robos en las escuelas. EL IFNORMADOR/F. Atilano

TELÓN DE FONDO

Concentran daños

Tras un año de la pandemia por el nuevo coronavirus, 394 de seis mil 200 inmuebles escolares en Jalisco sufrieron saqueos y destrucción, según información de la Secretaría de Educación del Estado. De esos, la tercera parte tuvo daños mayores.

“Son 120 (escuelas) con situaciones de daños mayores. No son las 394 (las que presentan) una situación con la que no puedan iniciar clases”, informó José de Jesús Hernández, director de Recursos Materiales y Servicios Generales.

El funcionario informó que del total de inmuebles con afectaciones, 106 corresponden a Guadalajara, 59 a Zapopan, 39 a Tlaquepaque, 61 a Tonalá, 97 a Tlajomulco de Zúñiga y 32 son del interior del Estado. 

Tlajomulco y Zapopan concentran la mayor parte de los planteles que tuvieron más daños.

El director explicó que, aunque el Instituto de la Infraestructura Física Educativa del Estado de Jalisco (Infejal) es el responsable de la reparación de los inmuebles, para que el proceso de reconstrucción sea más rápido acordaron que la Secretaría de Educación en Jalisco provea el material que les soliciten los directores de las escuelas y que éstas sean las que aporten la mano de obra.

“Si se pusieran a trabajar, la comunidad educativa y los ayuntamientos, estaríamos listos para arrancar el siguiente ciclo, que es para el mes de agosto”, añadió.

GUÍA

Disminuyen en la UdeG

Aunque se solicitó información detallada sobre los robos a los  inmuebles de la Universidad de Guadalajara (UdeG), la casa de estudios respondió por  Transparencia  que no tiene desglosada la información, por lo que sólo tiene la estadística con relación a los robos que se cometen al interior y  afuera de los planteles educativos, los cuales redujeron durante el año pasado, con respecto a los casos denunciados desde 2015.

La universidad respondió que el año pasado se denunciaron 83 robos (63 se cometieron en centros universitarios). Estos significan menos de los 123 reportados en 2019. En el documento se precisa que en este año se han denunciado 19.

Se aclara que los datos corresponden a las denuncias por el delito de robo en centros universitarios y el sistema media superior, cometidos tanto al interior de sus instalaciones como al exterior.

Sin embargo, esta baja se registró durante la pandemia por el nuevo coronavirus, justo cuando la comunidad educativa dejó de acudir a los planteles educativos.

El  1 de junio,  la UdeG dio inicio a la segunda etapa del regreso paulatino “y voluntario a las clases presenciales en los campus y preparatorias de la Red Universitaria, privilegiando las unidades de aprendizaje que requieren de práctica en laboratorios, así como la regularización académica de estudiantes con rezago,  tal como lo establece el plan aprobado por el Consejo de Rectores”, según se reportó en un comunicado.

Aunque el flujo de personas aumentará, la casa de estudios aclara que el retorno será de forma escalonada. “No regresan todos los estudiantes.  Y quienes vuelven no se juntan al mismo tiempo para evitar aglomeraciones, sino que son citados en distintos horarios”.

El rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Francisco Muñoz Valle, informó que de acuerdo con los protocolos de vuelta a las clases, el aforo de los planteles no debe exceder 50 por ciento de su capacidad. “En el caso particular del CUCS,  de las tres mil 550 materias que se imparten en todos los programas educativos, solamente regresan 195 materias de forma presencial, las que realmente requieren práctica en laboratorios, tanto de pregrado como especialidades o posgrado; por ejemplo, anestesiología, morfología y microbiología, por citar algunas”.

El año pasado se denunciaron 63 robos en centros universitarios de la UdeG. Menos que los 123 reportados en 2019. EL INFORMADOR/Archivo

La SEP se deslinda de la problemática

Se pidió  información a la Secretaría de Educación Pública (SEP) sobre los robos en escuelas, pero se aclaró que la dependencia federal  no concentra la información, ya que a partir de la firma del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, celebrado en mayo de 1992, se descentralizó la administración y la operación del sistema educativo, se fortaleció y se dotó de recursos económicos a los Gobiernos estatales.

“En ese tenor, se estableció que en términos de la nueva reestructuración, corresponde a los Gobiernos estatales encargarse de la dirección de los establecimientos educativos, bajo las modalidades y tipos de educación, los servicios de educación preescolar, primaria, secundaria y para la formación de maestros, incluyendo la educación normal, la educación indígena y  educación especial”.

Los tres niveles pasaron a ser de la competencia de la autoridad educativa en cada Entidad federativa, debido a que el Gobierno federal  les transfirió las atribuciones técnicas, operativas y administrativas a los Gobiernos estatales.

Según  el acuerdo de ese año,  aclara la SEP,  sólo lo relacionado con la Ciudad de México  quedó a cargo de la Administración Federal de Servicios Educativos. 

Sin  embargo, “el 1 de enero de 2005 se publicó en el Diario Oficial de la Federación un nuevo cambio en el Reglamento Interno de la SEP  y se decretó la creación de la Administración Federal de Servicios Educativos en la Ciudad de México como un órgano desconcentrado  con autonomía técnica y de gestión. Y que absorbió las funciones de la Subsecretaría federal”.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina del regreso a las clases presenciales?

Participa en Twitter en el debate del día @informador