Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 18 de Septiembre 2019
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo Francés, Emmanuel Macron ayer en la ciudad de Biarritz. AFP
Internacional

La guerra comercial entre UE y Trump domina agenda del G7

Imposición de los aranceles “debilita la confianza” entre los países del Grupo de los Siete

El Informador

Con expectativas rebajadas y en medio de tensiones comerciales, los mandatarios de los países integrantes del Grupo de los Siete (G7) se reúnen para la Cumbre que se celebra desde ayer, y hasta mañana, en Biarritz, Francia.

Ante las amenazas del presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, de imponer aranceles al vino francés como represalia ante los gravámenes que el país galo pretende cobrar a las grandes compañías tecnológicas como Google, Apple, Facebook y Amazon, la Unión Europea (UE) se declaró lista para dar respuesta.  

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, lanzó la advertencia más contundente hasta el momento y dijo que Europa no rehuirá la confrontación si Trump busca usar los aranceles como un arma política.  

“Protegeré el vino francés con determinación genuina por muchas razones. Si EU impone aranceles a Francia, la UE responderá del mismo modo”, sentenció Tusk.

Hace un mes, Trump prometió respuesta a la Ley GAFA (nombrada así por las iniciales de las empresas Google, Apple, Facebook y Amazon).  

“Francia acaba de imponer un impuesto digital a nuestras grandes compañías de tecnología estadounidenses. Si alguien les cobra impuestos, debe ser su país de origen, EU”, declaró.  

Además de Francia y EU, Alemania, Reino Unido, Italia, Japón y Canadá completan el G7, un organismo que conjunta a varias de las mayores potencias económicas mundiales.

LEER TAMBIÉN: Seis de cada diez estadounidenses desaprueban a Trump

Unión Europea, en contra del regreso de Rusia al G7

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (a la izquierda), es recibido por el presidente de Francia, Emmanuel Macron. EFE

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, comenzó su participación en la Cumbre del Grupo de los Siete (G7) países más industrializados con advertencias contra Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido.

Tusk, quien llegó ayer a Biarritz, en el suroeste de Francia, advirtió en rueda de prensa que bajo ningún concepto se permitirá que Rusia se reincorpore al G7, del que Moscú formó parte desde 2002 hasta 2014, año en el que fue expulsado por su anexión ilegal de la península ucraniana de Crimea.

“Bajo ningún concepto vamos a invitar de nuevo a Rusia al G7”, señaló Tusk, quien es el único representante de las instituciones comunitarias de la Unión Europea (UE) en la Cumbre de Biarritz, que reunirá a los dirigentes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Las declaraciones de Tusk se dieron luego que el presidente estadounidense Donald Trump, quien ha propuesto desde el año pasado el retorno de Moscú al bloque, sugirió discutir el tema durante la cumbre al considerar que “es mucho más adecuado tener a Rusia dentro”.

Por otro lado, el presidente del Consejo Europeo aseveró que Estados Unidos se topará con una represalia de parte de la UE si decide imponer aranceles al vino francés.  Recordó que las guerras comerciales solo llevan a la recesión, y que si éstas se libran entre miembros del G7 “solo conducirán a erosionar la ya debilitada confianza entre nosotros”.

“Lo último que necesitamos es una confrontación, especialmente con nuestro mejor aliado, Estados Unidos. (Pero) tenemos que estar listos para ese escenario, y lo estamos”, aseveró Tusk.

Por otro lado, Tusk indicó que no se “facilitará” a Reino Unido su salida de la UE sin un acuerdo previo. Apuntó que espera que el primer ministro británico Boris Johnson no quiera pasar a la historia como “Don sin acuerdo”.  

Notimex

Protestan miles contra la Cumbre; detienen a 68

Las políticas económicas y climáticas son la razón de las protestas. EFE

Miles de manifestantes salieron a las calles de las ciudades francesas de Bayona y Hendaya para protestar contra la Cumbre del G7 y las políticas económicas y climáticas de los países que la integran.

En Bayona, situada a unos ocho kilómetros de Biarritz, la policía francesa dispersó con gases lacrimógenos y chorros de agua la movilización contra la Cumbre.

La policía arrestó a 68 manifestantes, de los cuales 38 se encuentran aún bajo custodia de las autoridades. 

LEER TAMBIÉN: Trump critica a fabricantes de autos por sumarse a norma ambiental

Trump y Macron encuentran “puntos de acuerdo” en temas de comercio 

De acuerdo con reportes oficiales, la reunión con Trump -previa a la Cumbre del G7- tuvo como objetivo “aliviar tensiones” entre ambas naciones.  AP

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su par estadounidense Donald Trump, encontraron “puntos de convergencia” en algunos temas, incluyendo comercio, el programa nuclear iraní, y los incendios en la Amazonía, durante un almuerzo en el G7 en Biarritz, indicó la presidencia francesa.

Con este almuerzo, el jefe de Estado francés “creó las condiciones para un buen grado de convergencia dentro del grupo (del G7) y obtuvo clarificaciones de Donald Trump” sobre las principales cuestiones en la agenda de esta cumbre.

En un momento en que las divergencias con Estados Unidos amenazan con torpedear los esfuerzos de unidad en el G7 sobre el comercio o el clima, el presidente francés le “explicó” a su homólogo estadounidense las posturas francesa y europea, para quitar el conflicto a la relación con Estados Unidos y “reducir la presión”, subrayó un consejero. consultado.

Sobre la Amazonía, “hemos tenido elementos de convergencia importantes”, subrayó el presidente francés, según la misma fuente. Macron explicó que no quería “hacer una política anti-Bolsonaro, sino una política útil”.

Los países del G7 podrían anunciar hoy medidas para ayudar a Brasil a luchar contra los inmensos incendios que devastan el bosque amazónico sudamericano.

En cuanto a la situación con Irán, Trump “confirmó que no quería la guerra, sino un acuerdo”, según las fuentes de la presidencia francesa.

Macron le presentó la opción de permitir a Teherán “durante un periodo limitado una parte de su petróleo” a cambio de que vuelva a su compromiso de no enriquecer uranio para dotarse de alguna arma nuclear.

AFP

LEER TAMBIÉN: Trump ofrece ayuda para combatir incendios en el Amazonas

China se opone a aranceles nuevos de Estados Unidos 

El Gobierno de China manifestó su firme oposición a la decisión de Estados Unidos de elevar los aranceles a sus importaciones por un total de 550 mil millones de dólares (MDD), y aseguró que ese país “sufrirá las consecuencias” de sus acciones, señaló una fuente oficial.

“Esos actos unilaterales y de intimidación de proteccionismo comercial y de presión extrema van en contra del consenso de los jefes de Estado de China y de Estados Unidos, y van en contra de los principios de respeto mutuo, igualdad y beneficio mutuo”, señaló un vocero del Ministerio de Comercio del país asiático.

La decisión de Estados Unidos de incrementar las tarifas arancelarias a China dañará gravemente el sistema comercial multilateral y el orden normal del comercio internacional, indicó el portavoz.

“China insta enérgicamente a Estados Unidos a no juzgar mal la situación, o subestimar la determinación del pueblo chino. Debe detener de inmediato sus prácticas erróneas, o asumirá todas las consecuencias”, puntualizó el vocero del Ministerio de Comercio.

El Gobierno de Beijing manifestó este sábado su postura luego de que el presidente estadounidense Donald Trump anunció que, a partir del 1 de octubre próximo, aumentará de 25 a 30% los aranceles a las importaciones chinas por 250 mil MDD.

El mandatario de EU señaló que los restantes bienes y productos que compra a China por 300 mil millones de dólares, que a partir del 1 de septiembre próximo estarían gravados con una tarifa de 10%, tendrán ahora aranceles del 15 por ciento.

Trump había anticipado que tomaría medidas contra China, luego que Beijing anunció que impondrá aranceles a bienes que compra a Estados Unidos por 75 mil MDD, en respuesta a medidas similares por parte de Washington, en una nueva escalada en la guerra comercial entre ambos países.

LEER TAMBIÉN: Trump anuncia aumento de tasas arancelarias a productos chinos