Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018
Duarte de Ochoa se encuentra preso en el Reclusorio Norte de la capital del país en lo que finaliza el proceso en su contra. SUN/ARCHIVO
México

Javier Duarte: detenido, extraditado y en proceso

El ex gobernador de Veracruz es acusado por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita

El Informador

Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, fue detenido el 16 de abril en Guatemala durante un operativo implementado por la Procuraduría General de la República (PGR) y el Gobierno del país centroamericano.  El ex funcionario era buscado por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Este artículo forma parte de lo más importante del año, checa más noticias en el anuario #AsíFueEl2017 www.informador.mx/anuario2017

La captura ocurrió en un hotel del municipio de Panajachel, un destino turístico a la orilla del Lago Atitlán, dentro del departamento de Sololá y a 68 kilómetros de la capital guatemalteca.

El político se encontraba desaparecido desde el 12 de octubre del año pasado, fecha en que solicitó licencia a su cargo para que se le investigara por los cargos que le imputaban. Sin embargo aprovechó para evadir a la justicia y huir del país.

Duarte estuvo detenido en la cárcel militar Matamoros hasta que se completó la extradición el 17 de julio, cuando se completó el proceso. El ex gobernador fue recibido por elementos de la PGR en la Ciudad de México.

Desde entonces, Duarte de Ochoa se encuentra preso en el Reclusorio Norte de la capital del país en lo que finaliza el proceso en su contra. En julio, las autoridades confirmaron la vinculación a proceso del ex mandatario estatal por delincuencia organizada y lavado de dinero, luego de que pudieran comprobar las acusaciones ante un juez en audiencias previas.

De acuerdo a la carpeta de investigación que tiene la PGR en contra de Duarte, el ex priista fue el líder de una organización delictiva conformada por lo menos por nueve personas.

Mencionó que el Ministerio Público Federal dijo ante el juez de Control en la sede del Reclusorio Norte, que los hechos delictivos se llevaron a cabo en Veracruz, Campeche y la Ciudad de México entre los años 2011 y 2016, periodo en el que el hoy imputado se desempeñó como gobernador de Veracruz.

La parte acusadora, aseguró la PGR, presentó ante el juez los datos de prueba necesarios, pertinentes y suficientes que hacen suponer la participación del imputado en los delitos de delincuencia organizada y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Comentó que los fiscales a cargo del caso justificaron al juzgador federal que para la ejecución de los movimientos financieros involucrados en ambos delitos, "se valió de al menos nueve personas y diversas empresas fachadas para invertir recursos a través de ellas".

Entonces, el juez de Control otorgó un plazo de seis meses al Ministerio Público Federal para continuar con su investigación.

Mientras tanto, a mediados de diciembre, un tribunal le negó el juicio de amparo promovido por el ex mandatario estatal y determinó que sí existen elementos suficientes para que sea investigado, ya que la PGR probó la existencia de una organización criminal dedicada a desviar recursos públicos del Gobierno del estado de Veracruz, mismos que fueron dispersados a través de diversas acciones, con la finalidad de ocultar su origen ilícito.

Respecto a su esposa, Karime Macías, no fue detenida durante este operativo y ahora se encuentra en Londres, donde ha confirmado que busca asilo político. Macías cobró importancia en los medios de comunicación luego que en febrero las fiscalía veracruzana asegurara una bodega del matrimonio que guardaban cerámica, pinturas, paquetes escolares, sillas de ruedas, entre muchas otras cosas, que se cree fueron compradas (o bien, pertenecían) con dinero del Estado, se encontró un diario de ella en el que repetía cábalas como “sí merezco abundancia”.

En una carta que envió a la fiscalía veracruzana hace unas semanas, Macías aseguró que las autoridades le acusan de actos ilícitos sin tener pruebas, que algunos objetos fueron implantados por las mismas y pidió que le devolvieran sus objetos personales.