Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Abril 2019
Jalisco | La pérdida de valores y la desintegración familiar son los detonantes para que este sector lidere la estadística de muertes violentas

Revela estudio sentimientos de soledad, aislamiento y abandono en los jóvenes

El año pasado el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses registró 138 suicidios entre menores de 29 años.

Por: EL INFORMADOR

“Tenemos detectados factores como maltrato psicológico y físico, abuso sexual, exigencia escolar y dificultades en el aprendizaje, lo que lleva a una depresión frecuente que termina en suicidio”: Instituto Mexicano de la Juventud

La pérdida de valores, la desintegración familiar y una población de 34 millones de personas entre los 12 y 29 años, son los detonantes para que este sector lidere la estadística de muertes violentas, adicciones, embarazos no deseados y enfermedades, afirmó Priscila Vera Hernández, titular del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJ).

En entrevista, la funcionaria federal abordó los temas de las muertes violentas y los principales problemas que encara este sector de la población.

– ¿Por qué hay incremento de muertes violentas como accidentes viales, homicidios y suicidios en niños y jóvenes?

– En este momento, el país enfrenta el mayor bono poblacional de jóvenes. Actualmente somos 34 millones de jóvenes, de entre 12 y 29 años de edad, y en 2012 seremos 36 millones, es decir, la población mexicana es muy joven. En el tema de la violencia vemos reflejados a éstos, pero si analizamos cada ámbito de la sociedad más allá de los problemas, hay muchos que están participando positivamente.

– ¿Éste es el argumento para que se presenten cifras impactantes?

– Somos un núcleo muy importante de la población: 34%, lo que es un factor para estar presente en la estadística. Sin duda, los problemas de la juventud se deben atender, pero no todos los jóvenes están en las drogas o presentan embarazo; es una población con factores de riesgo.

– ¿Cuáles son las expectativas de los jóvenes mexicanos?

– Según la Encuesta Nacional de Juventud 2006, las principales expectativas de los jóvenes son: tener empleo, estabilidad económica y formar una familia. Nos piden condiciones mínimas para formarse como personas, por ello apostamos al fortalecimiento en la educación de calidad, reducir la deserción  escolar, crear más empleos, así como el tema de salud integral, donde tenemos que apostar a una prevención en el tema de las adicciones.

– ¿Qué está pasando con el aumento de suicidios entre niños y jóvenes?

– Hicimos un estudio de mercado en el ámbito nacional en 2007, por medio de jóvenes representativos. Nos dicen que tienen un sentimiento de soledad, aislamiento y abandono, y aquí es fundamental que los padres de familia tengan una intervención en el ámbito de su competencia. Tenemos que fortalecer a la familia en términos de comunicación. Sabemos que para un padre es difícil comunicarse con su hijo porque ya tiene acceso a la tecnología de información, porque la brecha generacional es muy fuerte, pero en la medida en que los padres estén en comunicación con los hijos, prevendremos el suicidio juvenil, así como todo el tema de adicciones, que pasa por la autoestima en los hogares; también el tema de embarazo adolescente es un problema a nivel nacional.

– Ante el fracaso de orientación familiar en los casos de muertes violentas, ¿debe intervenir la Secretaría de Educación Pública en el nivel básico con el reforzamiento de los valores humanos?

– El nuevo esquema debe ser no solamente de valores humanos, que son fundamentales, sino de habilidades para la vida, con el propósito de que tomen decisiones. En los temas de embarazo y adicciones vemos que los jóvenes no sólo no tienen información, sino que los ven como un escape en su vida. No les estamos dando medios para tomar decisiones correctas. Tenemos que fortalecer los valores, las habilidades para la toma de decisiones de proyectos de vida. La escuela es fundamental, sin duda, pero insisto en que la familia debe intervenir inculcando valores, viendo las necesidades de sus hijos, y en segundo lugar el Estado, a través de toda la educación. Tiene que ser una tarea de sociedad y Gobierno.

– ¿Cómo abordar estos temas entre estudiantes de primaria, cuando el enfoque puede confundir en lugar de orientar?
– Estoy de acuerdo en este tipo de orientación en primaria, secundaria y media superior. Obviamente hay temas sensibles que hay que abordar con el mayor rigor científico. Hay que darles a los jóvenes información veraz, es un hecho indiscutible. Debemos explicarles que una conducta de riesgo puede implicar una consecuencia no deseada.

– ¿Cómo trabajan para abatir el registro de muertes violentas?

–  Trabajamos en dos temas. El primero es la violencia autoinfligida, donde entra el suicido juvenil. Hay un incremento… es la tercera causa de muerte entre jóvenes (la primera son los accidentes viales y la segunda, los homicidios). Trabajamos con el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia en generar un mecanismo de intervención, primero en Tabasco, donde se reporta una alta incidencia. Tenemos detectados factores como maltrato psicológico y físico, abuso sexual, exigencia escolar y dificultades en el aprendizaje, lo que lleva a una depresión frecuente en los jóvenes y que termina en suicidio. Queremos detectar las causales con mayor frecuencia para generar un mecanismo de atención. Un plan piloto se pondrá en marcha en Tabasco y, dependiendo de sus resultados, lo replicaremos en otros estados de la República. Este proyecto recibirá financiamiento de la Organización Panamericana de la Salud. Por otra parte, el segundo tema es la violencia en el noviazgo: desde el año pasado lanzamos una encuesta nacional que termina el INEGI, donde detectamos que los jóvenes registran violencia sin reportarla como tal; hay conductas como violencia física, psicológica y mental que los jóvenes aceptan como juego o muestra de cariño. Lo anterior es un grave problema porque si esta situación se presenta en esta etapa, en una relación de matrimonio pasa a ser violencia intrafamiliar. Los resultados se presentarán con el mecanismo de intervención para sensibilizar a la sociedad en conjunto: jóvenes y familias.

– ¿Qué avance tiene el proyecto en Tabasco?

– Estamos en la fase de análisis de datos con la Secretaría de Salud, para diagnosticar las causas que llevan al suicidio, para después diseñar el mecanismo de intervención. La fase piloto será en el mes de noviembre, y esperaríamos seis meses para tener los resultados.

– ¿No es tardía su intervención, sobre todo porque en las cifras actuales otras entidades como el Estado de México, Distrito Federal y Jalisco lideran la incidencia de suicidios?
– Los esfuerzos institucionales deben estar basados en pruebas científicas muy sólidas, por eso la necesidad de tener un diagnóstico puntual. En la medida que aceleremos el proceso y tengamos un método de intervención probado, la efectividad será mayor en cuanto lo implementemos en otros estados. No queremos varios mecanismos de intervención que no tengan resultados reales; preferimos un plan puntual. A lo mejor para los tiempos del problema no estamos cumpliendo con las expectativas de todos los estados, pero preferimos un mecanismo sólido para replicar a través de un modelo exitoso.

– ¿Cuál es la meta a corto plazo?

Que tengamos resultados que reduzcan la tasa de suicidio juvenil.

La funcionaria federal destacó que el organismo trabaja en varios programas a nivel nacional, de los que destaca RedJoven, en coordinación con los institutos estatales, y benefician “a más de siete millones de jóvenes”.

En tanto, y a diferencia de su par nacional, Sergio Tabares, titular del Instituto Jalisciense de la Juventud, lejos de manejar con propiedad la información local en torno a la problemática del sector demográfico que atiende la institución a su cargo, desconoció la incidencia suicida entre jóvenes en la Entidad.

“Somos el Estado número uno en suicidios, es una pena.  Son 27 suicidios en el Estado entre jóvenes (en 2007). No recuerdo si la estadística es de la Secretaría de Salud federal o un OPD (Organismo Público Descentralizado). No es un número alarmante, pero es considerable”.

Sin embargo, el año pasado el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses registró 138 suicidios entre menores de 29 años.

Sergio Tabares reconoció que “las muertes por accidentes viales son el principal problema entre jóvenes en Jalisco”.

Contacto:
 
Teléfono: 0155-15001300. Lada sin costo: 018002280092.

Lo que nos dicen (los jóvenes tras un estudio) es que tienen sentimientos de soledad, aislamiento y abandono, y aquí es fundamental que los padres de familia tengan una intervención en el ámbito de su competencia. En la medida en que los padres estén en comunicación con los hijos, prevendremos el suicidio juvenil, así como el tema de adicciones; el embarazo adolescente es un problema nacional


Tenemos que fortalecer los valores, las habilidades para la toma de decisiones de proyectos de vida. La escuela es fundamental, pero la familia debe intervenir inculcando valores, viendo las necesidades de sus hijos, y en segundo lugar el Estado, a través de toda la educación


La Encuesta Nacional de Juventud 2006 revela que las principales expectativas de los jóvenes son tener empleo, estabilidad económica y formar una familia. Piden condiciones mínimas para formarse como personas.

EL INFORMADOR 27-04-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios