Jueves, 23 de Enero 2020
Jalisco | La dependencia está rebasada: Secretaría General

Proponen intervención de la ASEJ en Obras Públicas de Zapopan

Aunque el ayuntamiento pagó anticipos cercanos a los 149 millones de pesos para cientos de obras en 2007 y 2008, no hay avance documentado de éstas en la Tesorería

Por: EL INFORMADOR

ZAPOPAN, JALISCO.-  La detección por parte de la Tesorería de Zapopan de cientos de obras que han carecido del seguimiento administrativo de la Dirección de Obras Públicas, llega en un momento apropiado para que el Ayuntamiento solicite el apoyo de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco ( ASEJ), con miras a su corrección.

Así lo considera la titular de la Secretaría General de Zapopan, Teresa Brito Serrano, en una entrevista en la que habla acerca del informe de la Tesorería que revela la existencia de obras para las que se emitieron anticipos (casi 149 millones de pesos) en los años 2007 y 2008, y que no han registrado movimientos administrativos; otras canceladas sin la recuperación de los pagos hechos (dos millones 23 mil pesos), así como rezagos de la anterior administración sin subsanarse (EL INFORMADOR 26/5/2009).

“Este oficio que manda en el mes de abril el señor tesorero (Antonio Diosdado Trujillo) al contralor municipal (Jorge Sandoval González) es un parteaguas, y es importante porque nos dará la oportunidad de que a partir del equipo de trabajo con el que ya se cuenta en la Contraloría, que tiene atribuciones para eso, se haga un diagnóstico y desde luego, con carácter de urgente, hacer la depuración de esta relación que envía el señor tesorero y ponerlo sobre la mesa al señor presidente municipal (Juan Sánchez Aldana)”.

Y apunta: “Nos queda claro que, como ya lo mencionó la Tesorería, Obras Públicas está rebasada en cuanto al ejercicio de los recursos y su aplicación. Qué significa esto, que hay que plantear otro esquema de trabajo para una vez establecida esa nueva estrategia administrativa, técnica administrativa, empezar a depurar, a solventar esas observaciones que no son de índole fiscalizador… son de carácter preventivo; debemos estar permanentemente en tareas preventivas”.

No obstante, hay otras conclusiones a las que llega Brito Serrano a partir del informe del tesorero: “Cuando el señor tesorero refiere que desconoce el estado que actualmente guarda una serie de obras del año 2004, con eso se está evidenciando una total falta de comunicación entre la Tesorería con la Dirección de Obras Públicas y también con la Contraloría”.

Las tres dependencias en mención, explica, deberían de trabajar de la mano para estar en una permanente revisión y supervisión de la obra pública, “porque los reglamentos municipales así lo prevén”, que trabajen en coordinación y que en términos preventivos, no de fiscalización, “arreglen la casa, convaliden situaciones que podrían quedar en inconsistencias sin ninguna responsabilidad para nadie”.

“Eso sería lo importante, sobre todo ahora de frente al cambio de administración, que entreguemos cuentas claras, que entreguemos obras perfectamente terminadas institucionalmente, obras regularizadas, no importa que no sean de los años que comprenden esta administración. Es una institución el municipio y así deberían de trabajar estas tres áreas”.

— La falta de comunicación entre las dependencias relacionadas con la supervisión de las obras, ¿podría responder a un problema estructural de la administración?

— A eso me refiero, falta de comunicación no en términos personales, que eso nos puede resultar; inclusive, es en términos operacionales. Cuando recibe esto el señor contralor (el informe de Tesorería) y entonces se avoca a la depuración de esta lista de obras desde el 2004, ya le dará al señor presidente municipal y a quienes participan en este rubro la dimensión exacta del problema; a partir de ahí, efectivamente y para evitar duplicidad de esfuerzos, tienen que unificar procesos (las dependencias), esquemas de trabajo. Lo anterior es a través del Área de Calidad de la Oficialía Mayor Administrativa, pudiera ser una alternativa, independientemente que el señor presidente municipal, cuando ya tenga claro el problema, dicte medidas con carácter ejecutivas inmediatas para solucionar esta falta de comunicación que, insisto, no es en términos personales, es en términos operativos”.

— Ustedes tienen claro las limitaciones operativas físicas, de personal y técnicas de la Dirección de Obras Públicas para ejercer un presupuesto que ronda los mil millones de pesos, por lo menos desde el año 2008: ¿Están heredando un problema estructural a la siguiente administración? ¿No debieron actuar antes?

— Nunca es tarde. Los procedimientos debieron establecerse desde que inicio la administración municipal, es lógico que algo falló en ese esquema que tienen de trabajo las tres áreas involucradas (Tesorería, Obras Públicas y la Contraloría), pero nunca es tarde. El director de Obras Públicas (Gabriel Hernández Romo), una vez que se tenga el conocimiento de la magnitud del problema, debe reconocer ese problema, debe detectar y expresar los focos rojos de su dependencia al señor presidente municipal y actuar en consecuencia. El presidente confía en sus directores, estoy segura que cuando él conozca de boca de la Contraloría esta problemática del ejercicio de los recursos, si es que es el caso, tomará inmediatas cartas en el asunto”.

— El tesorero refiere que el final de la administración está muy próximo, y que de no haber acciones contundentes este desorden podría no ser corregido antes de que concluya el año. ¿Puede traerles responsabilidades administrativas?
— Acabamos de salir de un proceso de revisión del rubro de obras públicas, de fraccionamientos y de estados financieros 2007. Frente a la ASEJ, ahorita es un buen momento (la Ley de Fiscalización lo prevé) para incluso celebrar un convenio de colaboración, que ellos nos presten apoyo para caminar de la mano en la depuración de estos asuntos. Frente a lo que será una auditoría 2008, qué importante sería que en colaboración con ellos camináramos en la solventación (sic) de estos puntos.

— ¿El problema vendría entonces de no actuar?

— Si no se actúa, obviamente que esta lista de obras que ahorita la tenemos para depurarla en términos técnicos y administrativos, pasará a otra instancia y entonces sí pensar en fincar responsabilidades.

Temas

Lee También