Miércoles, 21 de Febrero 2024
Jalisco | Entrevista con el juez en el Distrito VI Judicial, Daniel Espinoza Licón

Los juicios orales aún 'tienen algo de burocracia'

Desde octubre pasado se acordó implementar un nuevo sistema de justicia penal, que en el Estado empezó a aplicarse en Zapotlán el Grande

Por: EL INFORMADOR

Daniel Espinoza Licón, Juez. ESPECIAL /

Daniel Espinoza Licón, Juez. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (27/AGO/2015).- Daniel Espinosa Licón es juez en el Distrito VI Judicial con sede en Zapotlán el Grande, primero en la Entidad en migrar al sistema acusatorio. Los juicios orales le llamaron la atención desde antes de que se pensara implementar ese sistema en el país, por lo que con sus recursos pagó su capacitación en Sudamérica: “Algunos compañeros que veían que invertía dinero en los viajes de capacitación me decían ‘¿para qué estudias eso?’ Muchos años después la historia me enseñó que no estaba equivocado”. El juez, quien presidió el primer juicio oral en Jalisco el pasado martes, reconoce que hay muchos aspectos para mejorar.


— Desde su experiencia en Sudamérica ¿qué es perfectible en nuestro sistema?

— “En Chile, cuando entonces tenía 13 años de experiencia, vi que los juicios duran dos o tres horas; el de nosotros duró seis horas. También el procedimiento que tenemos, el nacional, todavía tiene algo de burocracia. Por ejemplo, de mi gusto le quito que el juez lea la acusación, ¿para qué leo la acusación? No tiene razón de ser, pero el Código (Nacional de Procedimientos Penales) así lo contempla y eso hace que la audiencia sea muy repetitiva. Son cosas que podemos ir depurando, pero para eso necesitamos tiempo”


— ¿Y la constante fundamentación antes de cada intervención podría omitirse?

— “Partimos de un principio que es el de contradicción; el Ministerio Público hace una manifestación que tiene que estar fundada porque así lo obliga la Ley. ¿Qué pasa si no lo fundamenta? Yo la puedo tachar de improcedente. El defensor también debería de fundamentar y el juzgador con mayor razón. En ese sentido casi siempre invocamos los artículos para darle cuerpo a nuestra resolución. Son cosas que ya en el camino se pueden ir simplificando, pero como es el primer juicio no podía yo hacer eso. La experiencia, el simplificar el Código, generaría que las audiencias sean más ágiles, sencillas y rápidas”.

— ¿Qué tan válido es que se reúnan jueces y partes previo a las audiencias para acordar o ensayar?

—“Lo cierto es que uno debe de llegar al juicio sin haber platicado con las partes. De hecho, algunos abogados particulares creen que es como en el sistema tradicional, que piden una audiencia con el juez, ahora ya no. Ningún juez puede tratar asuntos sujetos a proceso con cualquiera de las partes sin que esté presente la otra. Yo no sé si haya ocurrido o no que algún juez haya hablado previamente con el Ministerio Público o el defensor para ponerse de acuerdo, para ver qué van a decir o qué van a hacer para que no les salga mal el guion; desconozco si se haya hecho o no, pero si se hizo, es una irregularidad que rompe con las reglas de procedimiento. El juez se tiene que enterar en la audiencia. Los jueces de ayer (martes pasado) no sabíamos nada más que el auto de apertura y los acuerdos probatorios. Nos enteramos de las cosas ahí en ese momento”.

— Y los ministerios públicos y los defensores de oficio, ¿están suficientemente capacitados?

—“El día de ayer (martes pasado) vi una excelente actuación del Ministerio Público, el abogado defensor… quedaría en segundo lugar. Puedo hablar de la experiencia de algunos defensores de oficio que han tenido una excelente labor, no sé si ese día porque era el primer juicio todos estaban con un poco de nervio y un poco mecanizados, porque ha habido otras audiencias donde todo pasa mucho más ágil. Más que falta de capacidad del defensor, creo que tenía un estado anímico de nervios”.

— Los recursos de Ciencias Forenses son limitados, ¿qué posibilidad hay de usar la tecnología para que peritos comparezcan de manera remota?

—“Ya existe esa posibilidad, el Código ya autoriza la posibilidad de hacer audiencias en tiempo real. El Artículo 51 del Código Nacional establece el uso de medios electrónicos y habla de la videoconferencia. Si se podría desahogar el juicio con el perito en Guadalajara y el juicio aquí, el problema no es ése, creo que no sería la solución, sino dotar de recursos para crear las plazas necesarias y dar cabida a la totalidad de asuntos, porque la mayoría de las carpetas de investigación, y creo que 80%, se necesita de cuando menos un peritaje”.

— Y el juicio del martes (por parricidio, donde el indiciado tenía una condición mental), ¿por qué se tuvo que llegar a la oralidad? ¿No se pudo haber abreviado?

— “En este tipo de procedimientos el problema es que era inimputable, tiene un problema de esquizofrenia y en esos casos el Artículo 418 prohíbe un procedimiento abreviado. Porque aquí no hablamos de pena, no hablamos de cárcel, hablamos de medidas de seguridad”.

CONTEXTO
Histórica audiencia


El primer juicio oral en el Estado, que se llevó a cabo el martes pasado en Zapotlán el Grande, concluyó en un poco más de siete meses. Si se hubiera tratado con el sistema anterior, apuntó Espinoza Licón, habría tardado de dos a tres años tan sólo para dictar sentencia.

Este caso llegó a la oralidad, pero ya decenas de casos se han resuelto mucho antes con los procedimientos abreviados que permite el nuevo sistema de justicia en Zapotlán el Grande, que ha reducido de sobremanera la dilación burocrática.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones