Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Noviembre 2019
Jalisco | Las personas no están destinadas a ser gordos, aún cuando exista predisposición genética

Descartan que herencia sea factor decisivo para la obesidad

El balance energético de una persona puede estar influenciado hasta en un 40 por ciento por su herencia genética

Por: NTX

GUADALAJARA, JALISCO.- La herencia no es factor decisivo para desarrollar obesidad, ésta enfermedad se puede evitar con la práctica del ejercicio diario y una alimentación balanceada, aseguran investigadores en genética humana del IMSS-Jalisco.  

Los investigadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco afirmaron que la obesidad es una enfermedad compleja en cuyo origen interactúan factores ambientales, socioculturales y genéticos.  

Aclararon que está demostrado que los genes intervienen en el centro del hambre, en la regulación del peso, en la distribución del tejido graso en diferentes partes del cuerpo, así como en el gasto energético.  

Añadieron que de acuerdo a diversos estudios, el balance energético de una persona puede estar influenciado hasta en un 40 por ciento por su herencia genética, afectando tanto a su apetito, como a su metabolismo y composición corporal.  

Esto significa que cuando los padres son obesos, o uno de ellos lo es, la probabilidad de que sus hijos lo sean, aumenta, señalaron especialistas del Centro de Investigación Biomédica de Occidente ( CIBO) del IMSS.  

Sin embargo, aún considerando que ciertos genes predisponen a esta enfermedad, la obesidad no se desarrollará si se modifican hábitos como el sedentarismo y el consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares, destacaron.  

Por ello, recomendaron cambiar hábitos que supongan aprender 'a comer mejor y moverse más', reduciendo la ingesta de calorías de forma permanente, y haciendo ejercicio.  

Además, es importante que los padres fomenten en sus hijos los hábitos saludables, ya que los niños y niñas aprenden por imitación de todo lo que les rodea. Por tanto, si se quiere evitar que los hijos desarrollen la enfermedad se debe actuar desde los primeros años de vida.  

En conclusión, señalaron que las personas no están destinadas a ser gordos, aún cuando exista predisposición genética; lo que deben hacer es luchar contra esa herencia si quieren mantener un peso normal. 

Temas

Lee También

Comentarios