Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Febrero 2019
Jalisco | Salud articular

Controlar el autoataque: artritis reumatoide

Aunque no tiene cura, esta enfermedad en la que el sistema inmunitario ataca las articulaciones, que afecta más a mujeres y aumenta el riesgo con la edad, es controlable con el tratamiento adecuado

Por: EL INFORMADOR

La artritis reumatoide es una enfermedad de causa desconocida (muchas de las veces es hereditaria) que produce una inflamación grave en las articulaciones y que no se cura, pero puede controlarse siguiendo un tratamiento.

Especialistas estiman que este padecimiento afecta a 1% de la población a nivel mundial; es más común en las mujeres y la probabilidad de tenerlo aumenta entre los 40 y 60 años de edad.

Esta enfermedad no es contagiosa, no existe riesgo de contacto con pacientes. Se sabe que cuando los padres, abuelos o tíos la padecen, pueden heredarla.

¿Qué es la artritis?

Cuando se habla de artritis, la mayoría creemos que es una enfermedad que afecta las articulaciones y es por esto que los pacientes comienzan a sufrir deformación, pero la realidad es que el propio sistema inmunológico las ataca y al hacerlo produce dolor y deterioro.

Lo anterior se explica de la siguiente manera: podemos decir que la inflamación es el proceso que el sistema inmunológico utiliza para combatir las infecciones y sanar heridas; una vez que el cuerpo elimina este problema, la inflamación se detiene, pero cuando alguien padece artritis reumatoide, el sistema inmunológico identifica erróneamente las articulaciones como extrañas y las ataca, a esto se debe la inflamación.

Se hereda

Se desconoce con exactitud qué provoca la artritis, pero existen factores que pueden propiciar su aparición, como la herencia, pues está comprobado que este padecimiento es cuatro veces más frecuente en familiares directos.

También existen pruebas que estudian la posibilidad de que algunos casos estén ligados con factores ambientales.

Síntomas

Los primeros síntomas de la artritis son rigidez matutina en las articulaciones afectadas. La duración se relaciona directamente con el grado de inflamación.

También se presenta un dolor intenso que muchas veces aumenta con el movimiento y mejora con el reposo; en la zona afectada, el paciente siente muchas veces una sensación de calor.

La mayoría de las veces, las primeras articulaciones dañadas son las de las manos, sobre todo las que se encuentran cerca de las muñecas, pero las de las puntas de los dedos suelen permanecer normales.

Con el tiempo, se ven afectadas las articulaciones de los pies y de las rodillas, aunque todas pueden resultar dañadas.

Es importante una rápida atención médica

Los tratamientos que da un especialista controlan el dolor y la inflamación, pero es muy probable que el daño continúe porque los nuevos medicamentos pueden llegar a detener el proceso del padecimiento; el daño que provoca en los huesos y articulaciones es permanente; no es posible revertirlo, pero sí detenerlo.

Su Salud le recomienda que al primer síntoma, acuda de inmediato con el especialista, y en caso de tener artritis iniciar pronto un tratamiento que le ayude a retardar los efectos de la enfermedad o en su caso, detener el daño y evitar que progrese.

En caso de no recibir tratamiento, los daños que se presentan con la artritis pueden ser mayores. Este padecimiento primero afecta la articulación, luego el cartílago y finalmente desgasta el hueso.

La artritis daña las articulaciones, pero puede afectar otros órganos. Hay pacientes que han reportado resequedad en nariz, piel, ojos y boca, pues daña a las glándulas que producen moco, grasa, lágrimas y saliva. Algunos han sufrido problemas con la glándula tiroides, los pulmones entre otros.

También puede afectar al paciente de una forma psicológica, porque además de enfrentar los cambios que sufre su cuerpo, debe enfrentar el hecho de quedar parcialmente incapacitado para realizar sus actividades cotidianas, es demasiado para asimilar. Es por esto que muchos pacientes deben tener asesoría psicológica para asimilar su nueva vida.

¿Qué lo hace susceptible a tener artritis?


Muchos pacientes tienen parientes que han sufrido de artritis. Se presenta incluso en varios miembros de una familia, pero se desconoce la razón por la que algunos descendientes de los pacientes la presenten y otros no.

Es más frecuente en mujeres; al menos tres veces más que en varones.

El riesgo de presentar esta enfermedad puede aumentar a medida que aumenta la edad

El tabaquismo aumenta la posibilidad de desarrollar artritis.

Algunos síntomas:

  • Debilidad.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida de apetito.
  • Rigidez matutina de las articulaciones.
  • Dolor con el movimiento y la presión.
  • Hinchazón.
  • Limitación de la movilidad.
  • Deformidades con tendencia a la flexión.
  • Atrofia muscular.

Nota: Si presenta dos o más de estos síntomas, debe acudir con un especialista de inmediato. Cuanto menos tarde en reciba un tratamiento adecuado en caso de tener artritis, más rápido controlará la enfermedad.

Temas

Lee También

Comentarios