Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018
Internacional | Zapatero dijo hoy, en sus primeras declaraciones, que la victoria es suficiente, fuerte y sólida

Zapatero gobernará con una cómoda mayoría en un Parlamento bipolar

Los socialistas, con el 43,64 por ciento de los votos, lograron el domingo 169 diputados, cinco más que en 2004, y se quedan a siete de la mayoría absoluta (176)

Por: EL INFORMADOR

MADRID.- España será gobernada por los socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero los próximos cuatro años, con un Parlamento dominado por las dos principales fuerzas políticas, que aglutinan 322 de los 350 diputados, tras la perdida de representación de los partidos minoritarios.

Los socialistas, con el 43,64 por ciento de los votos, lograron el domingo 169 diputados, cinco más que en 2004, y se quedan a siete de la mayoría absoluta (176), lo que les puede obligar a buscar pactos puntuales.

Zapatero dijo hoy, en sus primeras declaraciones, que la victoria es "suficiente, fuerte y sólida" para sacar adelante sus compromisos y no desveló cuál será su estrategia de cara a eventuales pactos puntuales o alianzas más solidas en el Parlamento.

La otra fuerza más votada, con el 40,11 por ciento de los votos, fue el conservador Partido Popular (PP), que obtuvo 153 diputados, cinco más que en los comicios de 2004, pero cuyo líder, Mariano Rajoy, sufrió su segunda derrota frente a Zapatero, lo que podría pasarle factura.

El "número dos" del PP, Ángel Acebes, remitió hoy a una reunión que el Comité Ejecutivo del partido celebrará mañana martes ante las numerosas preguntas sobre una eventual renuncia de Rajoy.

Acebes destacó los más de diez millones de votos que les han respaldado y dijo que el PP "representa más que nunca la centralidad en España", y que ante los "tiempos difíciles que vienen" será una "garantía de responsabilidad", además de asegurar que son un partido "fuerte y unido", sin desvelar si se abrirá el debate sobre una eventual renovación.

Los resultados de los comicios fortalecieron a las dos principales fuerzas de ámbito nacional, estableciendo un bipartidismo de facto, en detrimento de los pequeños partidos y de los nacionalistas que han visto mermada su representación, con la excepción de los catalanes de centro-derecha de Convergencia i Unio (CiU), que subieron un escaño.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) de Juan José Ibarretxe, el presidente regional que ha convocado un referéndum para octubre de este año sobre las relaciones futuras de esa región autónoma con España, perdió un asiento en el Parlamento nacional.

En la presente legislatura, a 12 escaños de la mayoría absoluta, los socialistas pactaron con el bloque de mayoría comunista Izquierda Unida (IU) y con los independentistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que sufrieron un fuerte descalabro el domingo, con la pérdida de 3 diputados de los cinco que tenían en el primer caso y de cinco escaños de ocho, en el segundo.

Los nacionalistas gallegos de izquierda del Bloque Nacionalista (BNG) mantuvieron sus dos diputados.

En este panorama político tan polarizado entre socialistas y conservadores, una fuerza nueva ha conseguido en solo seis meses llegar al Parlamento liderada por Rosa Díez, una veterana ex socialista que rompió con el PSOE debido a su desacuerdo con la política de Zapatero hacia la organización terrorista ETA y con los nacionalistas.

Apoyada por intelectuales como el escritor peruano Mario Vargas Llosa y el filósofo español Fernando Savater, con la ayuda de universitarios que participaron en su campaña sin financiación, Diez logró el respaldo de 303.535 ciudadanos, el 1,20 % (1 diputado), similar apoyo al de los nacionalistas vascos del PNV, que con 303.246 votos tendrán 6 diputados en el Parlamento de España.

La ley electoral española favorece a las formaciones regionalistas al establecer la elección de los miembros del Congreso de los Diputados por circunscripciones provinciales, lo que les permite tener un importante peso político nacional pese a no tener implantación en el conjunto del Estado.

Con esta distribución de fuerzas en el Parlamento, los socialistas consideran que han logrado "la mayoría suficiente" reclamada durante la campaña por Zapatero, que basó gran parte de su mensaje en la movilización de su electorado para vencer y conseguir distanciarse del PP.

Toda la prensa española destaca hoy en sus portadas y editoriales el triunfo holgado de los socialistas, el crecimiento en votos del PP y el descalabro de la mayoría de los nacionalistas que, en conjunto, obtienen el peor resultado de los últimos años.

La incógnita se abre ahora sobre el futuro político de Mariano Rajoy, el líder conservador que sucedió al frente del PP a José María Aznar y que ha fracasado dos veces en su intento de llegar a la Presidencia del Gobierno frente a Zapatero.

EFE 10-03-08 09:05 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios