Viernes, 24 de Enero 2020
Internacional | Obama dijo que estaba profundamente preocupado por las elecciones presidenciales iraníes

Obama seguirá expresando su preocupación por Irán pese a quejas de Teherán

La presidencia norteamericana defendió la posición, claramente expresada el martes por Obama

Por: AFP

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- El presidente estadounidense, Barack Obama,  seguirá expresando sus preocupaciones sobre las elecciones en Irán pero sin  inmiscuirse en los asuntos internos de la República Islámica, señaló este  miércoles la Casa Blanca después de que Teherán denunciara injerencias de  Estados Unidos.

La Casa Blanca insistió asimismo en ir más allá de la protesta actual en  Irán, de una amplitud jamás vista desde la revolución islámica, y reafirmó la  intención del mandatario de iniciar un diálogo firme pero directo con los  dirigentes iraníes, en claro contraste con la política de su predecesor George  W. Bush.

La presidencia norteamericana defendió la posición, claramente expresada el  martes por Obama, de que poco importa el nombre del presidente de Irán porque  quien decide en última instancia es el guía supremo, el ayatolá Alí Jamenei.

"El presidente declaró firmemente que existían derechos universales, como  el derecho a manifestarse pacíficamente sin sentirse amenazado. El presidente  continuará expresando sus preocupaciones sin inmiscuirse" en los asuntos  internos de Irán, dijo el portavoz de Obama, Robert Gibbs.

Según la televisión estatal iraní, el ministerio de Relaciones Exteriores  convocó al embajador de Suiza, que representa los intereses de Estados Unidos  en Irán (países que no mantienen relaciones diplomáticas), para protestar  contra las "injerencias" estadounidenses en sus asuntos internos.

Obama dijo el martes que estaba "profundamente preocupado" por las  elecciones presidenciales iraníes del 12 de junio y estimó que "no sería  productivo" para Estados Unidos inmiscuirse en la política interna iraní.

El portavoz de Obama intentó minimizar las acusaciones de injerencia de  Teherán y agregó que Estados Uhidos no era el único país acusado.

El mandatario también aclaró que la intervención ante el sitio de  microblogs Twitter para pedirle que postergara una operación de mantenimiento  que hubiera privado a los opositores iraníes de ese vínculo con el mundo  exterior, no había sido iniciativa del departamento de Estado sino de una  persona a título individual.

Twitter, sitio de socialización que permite comunicar mensajes cortos por  internet, es uno de los últimos medios de que disponen los opositores iraníes,  que impugnan los resultados de la elección presidencial, para enviar  información sin pasar por la censura de las autoridades.

Tanto el portavoz de Obama como el secretario de Estado adjunto para las  Relaciones Exteriores, Philip Crowley, repitieron que correspondía a los  iraníes resolver la crisis poselectoral.

"La política de esta administración no es elegir a los dirigentes de  terceros países", dijo Gibbs.

Crowley, sin embargo, pidió a los iraníes que tuvieran en cuenta las  protestas: "corresponde al gobierno iraní responder de manera creíble,  transparente y pacífica a las preguntas e inquietudes expresadas por el pueblo  iraní y el mundo".

No obstante, las dos principales preocupaciones de Estados Unidos respecto  de Irán --el riesgo de que se dote de una bomba atómica y el apoyo que  supuestamente le otorga al terrorismo internacional-- se mantienen al margen de  que el presidente sea Mahmud Ahmadinejad o Mir Hossein Musavi, afirmó Gibbs.

Obama "sigue teniendo la intención de iniciar un diálogo" con Teherán y  sabe perfectamente que esas dos preocupaciones tienen que ver con la política  exterior y la seguridad nacional iraníes y ambas "están controladas por el guía  supremo, que probablemente seguirá siendo el mismo, independientemente del  nombre del vencedor" en la elección, dijo Gibbs.

Temas

Lee También