Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Septiembre 2018
Internacional | El CSN informó hoy de que ayer lunes se detectaron partículas radiactivas en un camión que transportaba chatarra.

Leve incidente nuclear obliga ya a control de centenares de personas

Las instalaciones de la central registraron un escape de partículas radiactivas procedentes de la ventilación de la planta atómica

Por: EFE

Madrid.- Las autoridades españolas han llevado a cabo controles radiológicos a 850 personas y tienen previsto aplicarlos a casi otras tantas después de un incidente en la central nuclear de Ascó (noreste), que consideran leve y hasta ahora no ha dado pruebas de contaminación en humanos.

Las instalaciones de esta central registraron el pasado 29 de noviembre un escape de partículas radiactivas procedentes de la ventilación de la planta atómica, aunque el incidente no trascendió hasta unos días después.

El director de la central y el jefe de protección fueron destituidos como consecuencia del escape, situado en el nivel dos de una escala internacional que llega hasta el siete.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informó hoy de que ayer lunes se detectaron partículas radiactivas en un camión que transportaba chatarra desde la central de Ascó a una chatarrería en la cercana población de Reus.

Sobre esa detección el director técnico de Protección Radiológica del CSN, Juan Carlos Lentijo, indicó que las partículas radiactivas no se han encontrado en la chatarra sino mezcladas en la tierra que llevaba la caja del camión y que se trata de cobalto 60, "lo que hace muy probable que tengan relación directa con el suceso".

Lentijo manifestó que se produjeron deficiencias en el sistema de protección radiológica, particularmente las que tienen que ver con el control de material radiactivo, así como en la estimación inicial que el titular realizó del alcance de la contaminación, lo que hizo que se produjera una infravaloración de la actividad radiactiva.

Explicó que la intensidad de la radiación en el medio ambiente en el exterior de la central es "realmente pequeño" y aseguro que "es muy improbable" que se haya producido alguna exposición al público.

Directivos del CSN se reunieron hoy con alcaldes de la zona de Ascó para informarles acerca de la situación de la planta y las medidas que se llevan a cabo tras la fuga de partículas radiactivas

Una de ellas son los controles radiológicos aplicados a centenares de individuos, hasta un total de 1.600 entre trabajadores y otro personal que estuvo en el emplazamiento de la central en el momento de la fuga.

Hasta ahora los 850 controles han sido negativos, así como los de los aplicados a 44 alumnos y 4 adultos que el 4 de abril visitaron la central de Ascó.

Por su parte, la presidenta del CSN, Carmen Martínez Ten, reiteró su disposición a comparecer ante el Congreso de los Diputados para dar explicaciones sobre el incidente.

Aunque no ha querido calificar de "mala fe" la actitud del titular de la central, Martínez Ten aseguró que hubo incumplimientos en el manejo de la contaminación y deficiencias en la información al CSN.

El CSN pidio a la empresa que gestiona la central la puesta en marcha para mediados de mayo de un plan de acción general que corrija las deficiencias en la gestión y en la cultura de la seguridad.

EFE 22-04-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios