Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018
Internacional | El Pontífice precisó que la verdad es que tenemos que compartir nuestra libertad con los demás...

Lamenta el Papa la tentación de querer libertad sin límites

Benedicto XVI comenzó hoy los ritos de la Semana Santa con la tradicional Misa Crismal

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD EL VATICANO.- El Papa Benedicto XVI comenzó hoy los ritos de la Semana Santa con la tradicional Misa Crismal, en la que se bendicen los "Santos Oleos", y en su homilía lamentó la tentación de la humanidad de querer una libertad sin límites.
"La tentación de la humanidad es siempre la de querer ser autónoma, de seguir sólo su propia voluntad y de retener que sólo así seremos libres, que sólo gracias a una libertad sin límites el hombre será completamente hombre", denunció el Papa.
El Pontífice precisó que "la verdad es que tenemos que compartir nuestra libertad con los demás y que sólo en comunión con ellos se puede ser libre", y añadió que "esta libertad compartida puede ser libertad sólo si se enmarca en la voluntad de Dios".
La Misa Crismal se oficia el Jueves Santo, día en que la iglesia católica celebra la institución del sacramento del orden sacerdotal por Jesucristo durante la Ultima Cena.
Por ello, el rito, que fue celebrado en la basílica de San Pedro del Vaticano, sirve para que los sacerdotes renueven las promesas sacerdotales (pobreza, castidad y obediencia).
Sobre los sacerdotes, el Papa explicó que tienen que "vigilar", estar "en guardia ante el poder acuciante del mal", "tener despierto el mundo para Dios" y "mantenerse en pie, ante las corrientes de los tiempos".
Asimismo, Benedicto XVI pidió a los sacerdotes la "adecuada celebración de la Liturgia y de los Sacramentos" y que en "el "ars celebrandi" (el arte de celebrar una Misa) no haya nada de adulterado",
"Tenemos que aprender a comprender siempre más la sagrada Liturgia en toda su esencia y desarrollar una viva familiaridad con ella, para que se convierte en alma de nuestra vida cotidiana", aconsejó el Papa.
Durante la misa de hoy, Benedicto XVI bendijo los llamados "Santos Óleos" que le fueron presentados en tres grandes jarras de plata, y que se utilizarán durante los sacramentos, como el bautismo, la confirmación y la unción de los enfermos, así como para la ordenación sacerdotal.
Benedicto XVI se trasladará esta tarde a la basílica de San Juan de Letrán, la catedral de Roma, para celebrar la misa que rememora la Ultima Cena de Jesús, y en la que tradicionalmente el Papa lava los pies a doce presbíteros.

EFE 10:08 20/03/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios