/contenidos/2008/03/25/noticia_0018.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 23 de Junio 2018
Internacional | Sólo el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Hans Gert Pottering, estimó el domingo que tomar medidas de boicoteo podría estar justificado.

La mayoría de los dirigentes mundiales se opone al boicot de los JO

Sarkozy declaró hoy que todas las opciones están abiertas para un eventual boicot en la ceremonia de apertura para protestar contra la represión ejercida por las autoridades chinas

Por: EL INFORMADOR

LONDRES. - La mayoría de los dirigentes políticos y  deportivos mundiales mantendrán una participación completa en los Juegos  Olímpicos de Pekín, aunque el presidente francés Nicolas Sarkozy no descartara  el martes un eventual boicot.
Sarkozy declaró hoy que "todas las opciones están abiertas" para un  eventual boicot en la ceremonia de apertura para protestar contra la represión  ejercida por las autoridades chinas en Tíbet, llamando "a la responsabilidad de  los dirigentes chinos"
El ex deportista francés y actual secretario de Estado de deportes, Bernard  Laporte, indicó el martes que no estaba "en contra" del boicot en esta  ceremonia pero que esto "no cambiaría nada".
Esta reacción de las autoridades francesas choca frontalmente con las  posiciones reiteradas por la mayoría de dirigentes mundiales.
Sólo el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Hans Gert Pottering,  estimó el domingo que tomar "medidas de boicoteo" podría estar "justificado".
La Casa Blanca reafirmó hoy que el presidente norteamericano George  W. Bush tenía la intención de asistir a los Juegos, así como el primer ministro  británico Gordon Brown, cuya posición "no ha cambiado".
Brown tiene previsto acudir a la ceremonia de clausura, indicó Downing  Street, aunque Gran Bretaña permitirá las manifestaciones de tibetanos en  Londres al paso de la llama olímpica el 6 de abril, dijo este martes el  ministro de Relaciones Exteriores David Miliband.
El canciller declaró, sin embargo, que no cree que "el boicot de los Juegos  sea lo adecuado", porque "si te inquietan realmente los derechos humanos en  China, hay que incluir a China, y no aislarla".
El príncipe Carlos, heredero de la corona, señaló que no participaría en la  ceremonia de apertura.
Desde Barcelona (España), donde se encuentra de visita, la presidenta de la  Cámara de Representantes de Estados Unidos Nancy Pelosi declaró que no está "en  favor del boicot de los Juegos Olímpicos", que son "un evento deportivo".
La Comisión Europea negó cualquier tipo de boicot, aunque reclamó a China  contención en Tíbet.
Por su lado, el presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó este martes que  su país "apoyará con pasión" la organización del evento, y consideró que los  disturbios en Tíbet son producto de un plan de Estados Unidos para "boicotear  los Juegos Olímpicos" de Pekín.
En Japón, el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, precisaba que todavía  no había decidido si asistiría a la ceremonia, mientras que el ministro japonés  de Relaciones Exteriores, Masahiko Komura, pidió a China que no ponga en  peligro los Juegos Olímpicos.
Su homólogo australiano, Stephen Smith, declinó la idea de boicot y añadió  que la policía haría todo lo posible para evitar cualquier incidente durante el  paso de la llama olímpica en territorio australiano.
En Grecia, cuna del olimpismo y el lugar donde se produjo el episodio de  boicoteo por parte de los militantes de la ONG Reporteros sin Fronteras, el  gobierno no se plantea la cuestión. Como país que albergó los últimos Juegos,  Grecia siempre ha cooperado con China.
En Italia, los principales candidatos a las elecciones legislativas,  previstas para mediados de abril, Silvio Berlusconi (derecha) y Walter Veltroni  (izquierda) manifestaron su apoyo a los monjes tibetanos, aunque nunca hablaron  de los Juegos Olímpicos.
Los dirigentes políticos polacos se mantienen en silencio, y sólo el  presidente del Senado, Bogdan Borusewicz, se mostró a favor de un posible  boicot en la ceremonia de apertura, de "carácter político y no deportivo".
Por parte de las autoridades deportivas, un acto de boicoteo total o  parcial es completamente rechazado.
El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge,  declaró que no piensa que haya un "arrebato" internacional para el boicot. "Iremos", dijo simplemente el presidente del comité olímpico afgano. En Polonia, los deportistas serán libres para participar en la ceremonia de  apertura, y en España, las organizaciones deportivas informaron de que ningún  deportista se había manifestado públicamente en relación al boicot.
Los comités olímpicos alemán y eslovaco enviarán a sus equipos nacionales a  Pekín.

AFP 17:54 25/03/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios