Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Mayo 2018
Internacional | Obama conecta mejor con el ciudadano de a pie

La campaña demócrata sigue al rojo vivo

Barack Obama y Hillary Clinton siguen hoy a la caza de votos tras un debate cordial pero intenso

Por: EL INFORMADOR

Washington.- Los demócratas Barack Obama y Hillary Clinton siguen hoy a la caza de votos tras un debate cordial pero intenso en el que discreparon acaloradamente sobre cuál de sus divergentes estilos de liderazgo tiene más posibilidades de éxito en la carrera por la Casa Blanca.
El cara a cara televisado de anoche en Texas entre los aspirantes demócratas demostró, según expertos consultados por Efe, que Obama conecta mejor con el ciudadano de a pie.
"Hillary es una persona práctica, concentrada en el diseño de programas y planes, pero a la que le falta carisma", dijo a Efe Erwin Hargrove, de la Universidad Vanderbilt (Tennessee).
Obama, dijo, mostró "ser un mejor político con mayor capacidad para conectar con la gente".
Fred Greenstein, de la Universidad de Princeton, destacó que Hillary tiende a exponer sus programas con mucho detalle.
"Es como si presionase un botón y apareciesen bases de datos enteras", dijo a Efe Greenstein, para quien el mensaje de Obama es más fresco y ha calado hondo.
El debate de anoche dejó claras esas diferencias y fue el primero de los dos que tendrán Clinton y Obama antes de las primarias del 4 de marzo, que serán críticas para la ex primera dama.
Su marido, el ex presidente Bill Clinton, ha reconocido que Texas y Ohio, que celebrarán primarias ese día, determinarán el futuro de la campaña demócrata.
Por eso, Hillary reiteró ayer que su historial la convierte en la candidata ideal para la Casa Blanca y asestó alguno que otro golpe bajo a su rival.
Pero Obama no se amilanó ante acusaciones como las de que su campaña es demasiado idealista y se basa más en palabras que en actos.
"La senadora Clinton ha dicho recientemente 'seamos realistas'", contraatacó el senador por Illinois, a lo que añadió: "Lo que se deduce de eso es que la gente que ha votado por mí o está involucrada en mi campaña es de alguna forma delirante".
También salieron a flote las acusaciones de plagio a Obama por parte de la campaña de Hillary.
"Si su campaña se va a basar en palabras deberían de ser sus propias palabras", dijo la senadora.
La disputa está relacionada con varias líneas en un reciente discurso del senador que había pronunciado anteriormente el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, amigo de Obama.
"La idea de que he plagiado a alguien que es uno de los co-presidentes de mi campaña, que me dio la línea y sugirió que la use es simplemente ridícula", declaró Obama.
Y acabó de devolver el golpe a su rival: "La senadora Clinton tiene un buen historial, al igual que yo y estoy encantado de debatir sobre los temas en juego, pero no deberíamos pasar tiempo tratando de destrozarnos sino intentando levantar al país".
Los analistas coinciden en que uno de los mejores momentos de Hillary llegó al final, cuando los "presidenciables" describieron momentos críticos de sus vidas.
Obama habló de su niñez en una familia sin padre, pero fue Hillary quien se llevó el gato al agua al insinuar los malos momentos vividos tras el escándalo Lewinsky (por la relación de su esposo con una becaria de la Casa Blanca) para, a continuación, restar importancia a sus penas que, dijo, "palidecen" frente a los desafíos del estadounidense común y corriente.
Esos momentos cálidos en los que Hillary parece salirse de un guión rígidamente coreografiado son los que más la acercan al público, pero aun así escasean en su campaña.
James Pennebaker, jefe del Departamento de Psicología de la Universidad de Texas en Austin, explicó a Efe que su análisis del lenguaje utilizado por ambos candidatos revela una mayor capacidad de Obama para llegar al público.
"Una de las palabras muy reveladoras es el uso del yo", apuntó el profesor de Texas, quien señaló que "en contra de lo que parece, los que usan con más frecuencia la primera persona, son percibidos como más honestos, menos amenazantes, más agradables y menos arrogantes".
El experto asegura que en las pasadas elecciones, George W. Bush, el actual inquilino de la Casa Blanca, utilizó mucho más el "yo", que el demócrata John Kerry.
Algo similar ocurre desde enero con Obama, quien utiliza mucho más la palabra "yo" que Hillary, que desde hace unos meses recurre con más frecuencia al "nosotros".
"Nosotros es una palabra realmente interesante, que denota cierta distancia psicológica, algo de arrogancia e incapacidad para conectar bien con los demás", concluyó Pennebaker.

EFE 22-02-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios