Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Internacional | Omar al Bashir, anunció el pasado 12 de noviembre un alto al fuego unilateral, pero el principal grupo rebelde rechazó sumarse a él

Insta la ONU a respetar alto al fuego en Darfur

Ban Ki-Moon, secretario general de Naciones Unidas, exhortó a los rebeldes y al gobierno cesar los bombardeos en la región occidental del país africano

Por: SUN

Nueva York, EU.- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy al gobierno de Sudán y a los grupos rebeldes a que respeten el alto al fuego declarado por Jartum en Darfur, tras la presunta reanudación de los bombardeos aéreos y de los combates en la región occidental del país africano.

La vocera de la ONU, Marie Okabe, dijo que el organismo ha recibido informaciones "preocupantes" sobre un bombardeo aéreo registrado cerca de la localidad de Kutum, en el norte de Darfur, y de combates en la zona de Tine, en el oeste de la región próxima a la frontera con Chad.

"El secretario general considera estas informaciones muy graves e insta a todas las partes a cesar las hostilidades, respetar el espíritu del alto al fuego declarado por el Gobierno de Sudán y colaborar con UNAMID (misión de paz de la ONU y la Unión Africana en Darfur) en la investigación de estos incidentes", afirmó.

El presidente de Sudán, Omar al Bashir, anunció el pasado 12 de noviembre un alto al fuego unilateral, pero el principal grupo rebelde rechazó sumarse a él y dijo desconfiar de cualquier promesa del gobernante.

Representantes del gobierno y de los grupos rebeldes llevan años intentando llegar a un acuerdo de paz en Darfur. Estas negociaciones han incluido también treguas a las que se han comprometido ambas partes, pero que se han roto poco después de anunciarlas por denuncias recíprocas de cada bando.

El conflicto de Darfur comenzó en enero de 2003, cuando dos grupos armados se rebelaron contra el gobierno por la situación de pobreza en la que se encontraba sumida esa región.

Desde entonces, unas 300 mil personas han perdido la vida y al menos dos millones y medio más se han visto obligadas a abandonar sus hogares, según la ONU.

Temas

Lee También

Comentarios