Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Noviembre 2017
Internacional | En el lugar hay intercambios de disparos; los sujetos están cargados con explosivos

Hombres armados atacan la sede de un canal de televisión afgano

En el lugar hay intercambios de disparos; los sujetos están cargados con explosivos
Ningún grupo insurgente ha reivindicado todavía la autoría del ataque. AFP / N. Shirzada

Ningún grupo insurgente ha reivindicado todavía la autoría del ataque. AFP / N. Shirzada

KABUL, AFGANISTÁN (17/MAY/2017).- Un grupo de hombres armados penetraron hoy en la sede de la Radio Televisión Nacional de Afganistán (RTA) en la ciudad oriental afgana de Jalalabad y empezaron un ataque que todavía continúa, sin que se conozca si ha habido víctimas.

La RTA anunció en un programa en directo que hombres armados han atacado la sede de su delegación provincial en Jalalabad, capital de Nangarhar, y que los disparos prosiguen en el complejo y que están intentando sin éxito contactar con sus empleados en el lugar.

Un trabajador del canal que pidió no ser identificado explicó a Efe telefónicamente que varios atacantes suicidas cargados con explosivos entraron en las instalaciones del canal, donde se está produciendo un "violento" intercambio de disparos.

El trabajador del canal, que se encuentra en estos momentos en el exterior del complejo de RTA situado cerca de las oficinas del gobernador provincial y una estación de la Policía, anotó que ha escuchado varias explosiones en la sede, donde los empleados se encontraban ya en sus puestos de trabajo como de costumbre.

El portavoz del gobernador de Nangarhar, Attaullah Khogyanai, indicó a Efe que "un número indeterminado de atacantes" comenzó el ataque alrededor de las 10:00 hora local (05:30 GMT) y que al menos "tres explosiones" se han oído en el interior de la sede del canal.

"Las Fuerzas especiales han llegado a la sede" y "no hay cifras de víctimas", concluyó el portavoz.

Ningún grupo insurgente ha reivindicado todavía la autoría del ataque.

La provincia de Nangarhar, fronteriza con Pakistán, es una de las más convulsas de Afganistán y bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el país asiático, además de tener una importante presencia de los talibanes.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, los insurgentes han ido ganando terreno en diversas partes de Afganistán y en la actualidad controla, tiene influencia o se disputa con el Gobierno al menos el 43 % del territorio, según datos de Washington.

Temas

Lee También

Comentarios