Domingo, 19 de Mayo 2024
Internacional | Van Rompuy espera que Europa 'abandone la peor crisis económica que recuerda'

Grecia asume presidencia de la UE oficialmente

Van Rompuy espera que Europa 'abandone la peor crisis económica que recuerda'

Por: EFE

Andonis Samarás (C), y su esposa reciben al presidente del CE Herman Van Rompuy. EFE /

Andonis Samarás (C), y su esposa reciben al presidente del CE Herman Van Rompuy. EFE /

ATENAS, GRECIA (09/ENE/2014).- Grecia asumió este miércoles la presidencia rotatoria de la Unión Europea en presencia de varios dirigentes europeos, una  etapa de dimensión simbólica cuatro años después del inicio de la crisis de la  deuda y a unos meses de las elecciones europeas.

"La presidencia griega es una oportunidad para mostrar el futuro no será  determinado por la crisis, sino por las lecciones aprendidas de la crisis",  declaró el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, en  conferencia de prensa en Atenas junto al primer ministro Antonis Samaras.

Durante la ceremonia oficial de inauguración de la presidencia rotatoria de  seis meses, Barroso estimó que Grecia "ha hecho "esfuerzos destacables" y  aunque "se divisa algunas nubes en el horizonte, no es el momento para frenar  el ritmo de las reformas".

Barroso, así como todos comisarios europeos, viajaron a Atenas y se  reunieron con el gobierno, como lo hacen para cada presidencia de la Unión  Europea. El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, también se  desplazó.

Esta visita al epicentro de la crisis de la deuda que tuvo que llevar a  cabo una política draconiana de austeridad, que ha dejado en la pobreza a cerca  de la mitad de la población, tiene una dimensión particular.

Fue la ocasión para recordar que los pronósticos más pesimistas no se  cumplieron, en particular la salida de Grecia de la zona euro, y que los  sacrificios del pueblo griego no fueron en vano.

"Después de haber hecho grandes sacrificios, Grecia deja atrás la crisis,  ahora se sostiene con ambos pies", declaró el primer ministro Antonis Samaras.

Por otra parte, Barroso excluyó la victoria de fuerzas extremistas en las  próximas elecciones europeas, que tendrán lugar en mayo, aunque reconoció que  debido a la crisis, "los extremos y el populismo pueden prosperar, incluso en  los países más avanzados".

En señal de esa tensión, el jefe del principal partido de la oposición  griega Izquierda Radical Syriza, Alexis Tsipras, boicoteó la ceremonia oficial  de inauguración de la presidencia.

Un gesto "simbólico" para el adversario de los planes de austeridad  impuestos a su país. Una "persona interesada en Europa habría venido",  respondió Samaras, sin nombrar al líder de extrema izquierda.

Horizonte incierto

Grecia considera esta presidencia como una ocasión ideal para reconquistar  el prestigio perdido durante la larga crisis de la deuda, iniciada a finales de  2009 y que desestabilizó a toda la eurozona, y convertirse en un país "como los  otros", según la expresión del primer ministro, Antonis Samaras.

Aunque en principio lo peor de la crisis quedó atrás, el horizonte sigue  siendo sombrío para Grecia, bajo tutela de sus acreedores.

El país tiene que hacer frente en los próximos meses a un agujero  presupuestario de 11.000 millones de euros. "Idealmente", el país desearía no  tener que recurrir a un tercer plan de ayuda, dijo el ministro de Finanzas,  Yannis Stournaras, que ha excluido no obstante, nuevas medidas de austeridad.

La deuda del país sigue siendo muy alta: alrededor del 175% del Producto  Interno Bruto (PIB), lo que dificulta su retorno a los mercados de la deuda. El  rendimiento que le exigen los mercados a Grecia por emitir deuda roza el 8%,  demasiado alto para pensar en un regreso duradero a los mercados.

Por eso, el país espera obtener una reducción de su deuda como se  comprometieron los acreedores en 2012 en el caso de que registrase un excedente  primario, lo que podría haber ocurrido ya el año pasado.

"No pedimos un 'haircut'" o condonación, dijo el miércoles Stournaras. "Hay  muchas formas para reducir la deuda", como la reducción de los tipos de interés  que paga o la extensión del plazo para la devolución de la deuda, aunque para  ello hay que convencer a los acreedores. Se espera que las negociaciones con  este fin empiecen en abril.

Mientras tanto, Atenas ha establecido una ambiciosa hoja de ruta para su  presidencia europea: crecimiento, empleo, aplicación de la unión bancaria,  inmigración y política marítima.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones