/contenidos/2008/03/20/noticia_0080.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Junio 2018
Internacional | De acuerdo con fuentes oficiales chinas, los detenidos fueron acusados de poner en peligro la seguridad nacional...

Expresa Dalai Lama disposición a dialogar con China

Al menos 24 personas fueron detenidas hoy y 170 se entregaron a las autoridades chinas tras la revuelta en Lhasa

Por: EL INFORMADOR

BEIJING.- Al menos 24 personas fueron detenidas hoy y 170 se entregaron a las autoridades chinas tras la revuelta en Lhasa, capital del Tíbet, mientras el Dalai Lama expresó su disposición a reunirse con el presidente chino Hu Jintao.  
'Estoy dispuesto a reunirme con Hu Jintao si recibo señales concretas para el diálogo' por parte de Beijing, dijo el líder espiritual budista este jueves en la ciudad india de Dharamsala, sede del gobierno tibetano en el exilio.  
Respecto al número de víctimas de la violencia desatada tras las manifestaciones budistas del 10 de marzo en Lhasa, en ocasión del aniversario de la rebelión de 1959 contra la ocupación china, el Dalai dijo que "no conocemos las cifras exactas".  
'Algunos dicen que los muertos son 10, otros 100. Yo estoy entristecido por el hecho de que hayan sido tantas víctimas", sostuvo.  
De acuerdo con fuentes oficiales chinas, los detenidos fueron acusados de "poner en peligro la seguridad nacional, al golpear, destrozar, saquear y cometer otros crímenes graves" durante la revuelta del 14 de marzo.  
En Lhasa la presencia militar china fue reforzada con vehículos militares y tropas desplazadas desde las provincias fronterizas al Tíbet, según algunos testigos y activistas tibetanos.  
En la capital tibetana, la seguridad fue incrementada y continúa cerrada a la prensa extranjera.  
El gobierno del Tíbet pidió este jueves que los ciudadanos mantengan el orden fuera de la capital, donde también se registraron incidentes.  
"La situación en Lhasa está bajo control y el orden ha vuelto a la normalidad. Ahora nos centramos en mantener el control de toda la región", declaró Zhang Qingli, secretario general del Partido comunista en el Tíbet (máxima autoridad provincial).  
Fuentes oficiales chinas contabilizaron 13 personas fallecidas durante las protestas del 14 de marzo, mientras que los tibetanos en el exilio cifran en un centenar el número de muertos, y acusan a la policía de haber utilizado la violencia.  
El primer ministro australiano, Kevin Rudd, pidió este jueves a China que permita a los medios de comunicación internacionales acceder al Tíbet, mientras el Papa Benedicto XVI llamó a poner fin a la violencia.  

NOTIMEX 09:58 20/03/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios