Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Diciembre 2017
Internacional | Ambos activistas desean defender los derechos civiles y legales para los homosexuales

Eligen a nuevos dirigentes de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays

En algunos países, como Irán, Arabia Saudí y Nigeria, la homosexualidad es condenada con la pena de muerte.

VIENA, AUSTRIA.- La Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA) ha elegido en su conferencia mundial en Viena al italiano Renato Sabaddini y a la mexicana Gloria Carreaga como nuevos secretarios generales de la principal organización mundial de derechos de los homosexuales y transexuales.

Sabaddini, un lingüista y traductor de 48 años de edad, fue elegido hoy con una mayoría casi unánime entre los 200 participantes en la conferencia, mientras que Carreaga, una socióloga de 61 años, ya había sido confirmada ayer en su cargo.

En unas declaraciones a Efe, ambos activistas destacaron hoy la importancia de seguir luchando en los países occidentales para conseguir más derechos civiles y legales para los homosexuales.

Pero más urgencia todavía tiene garantizar la integridad física de homosexuales y transexuales en un total de 86 países donde su condición sexual es considerada un delito, añadieron.

En algunos países, como Irán, Arabia Saudí y Nigeria, la homosexualidad es incluso condenada con la pena de muerte.

"No es posible que sigamos soportando que haya penas de muerte, cárcel y tortura para las personas homosexuales", señaló Carreaga.

La socióloga mexicana destacó la represión que sufren los homosexuales en los países del Caribe, especialmente en Jamaica.

"Allí no sólo se criminaliza sino que se incita al odio, al rechazo, a la homofobia y al machismo", señaló.

En ese sentido, Sabaddini destacó la importancia de que los activistas de esos países se organicen mejor y que la oficina central de la Asociación en Bruselas se fortalezca, "ya que ILGA es una referencia para todos los homosexuales en el mundo".

Por su parte, el español Jordi Petit destacó hoy la importancia del "eje latino" en ILGA para enfrentarse a lo que definió como la "Santa Alianza", formada por el Vaticano y los países musulmanes.

"Muchos países latinoamericanos y africanos siguen la línea del Vaticano y junto con los países musulmanes bloquean en los foros internacionales una mejora de los derechos de los homosexuales", explicó Petit, secretario general de ILGA entre 1995 y 1999.

Temas

Lee También

Comentarios