Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 24 de Febrero 2018
Internacional | Dicho altercado obligó al Gobierno chileno a repartir agua en camiones

Chile busca evitar catástrofe por sufrir la peor sequía en décadas

Las autoridades han declarado en emergencia agrícola a 89 de las 345 comunas del país

Por: EL INFORMADOR

Santa Rosa, Chile.- La escasez de lluvias por el fenómeno de La Niña y una reducción de las napas subterráneas tienen a una cuarta parte de Chile en emergencia por la peor sequía en medio siglo, lo que obligó al Gobierno a repartir agua en camiones para evitar una catástrofe. La situación más grave se presenta en el secano costero, una extensa franja de cerros y valles cerca del mar en la zona centro-sur del país, donde los pequeños agricultores dependen de las mezquinas lluvias del invierno para sus cultivos y animales.
De clima mediterráneo, en el secano costero los registros meteorológicos indican uno de los años más secos en 50 años, lo que, junto al agotamiento de pozos y norias, ha provocado que incluso falte el agua para el consumo humano.
Las autoridades han declarado en "emergencia agrícola" a 89 de las 345 comunas del país, para facilitar la entrega de unos 20 millones de dólares dispuestos en ayuda y bonos, especialmente para campesinos de menores ingresos, los más afectados.
"Para mí es la peor sequía. Antes venían años medios secos, pero el agua subterránea no fallaba", dijo Oscar Cerda, de 68 años de edad, junto a un pozo seco de seis metros de profundidad en la pequeña localidad de Santa Rosa, a unos 100 kilómetros al suroeste de Santiago.
A unos metros del pozo, en el reseco terreno donde sólo los espinos dan algo de sombra frente al intenso sol, yacen los restos de una vaca y dos terneros que murieron debilitados por la falta de alimento y de agua.
Para fortuna de otras 20 vacas, terneros y algunos caballos de Cerda, él les acarrea agua desde un pozo que no se ha secado, de unos 50 metros de profundidad, ubicado a un kilómetro de distancia del corral y que lo obliga a hacer varios viajes en carreta cada dos días. Como en otras comunidades, a los pobladores de Santa Rosa las autoridades les han repartido estanques con una capacidad de 2.200 litros y que camiones aljibes llenan con agua potable dos veces por semana. Además, entregan forraje para animales una vez por la semana.
"Es una situación bastante dramática y quizás los ciudadanos no lo han podido dimensionar, en parte porque el Gobierno ha estado bastante activo y adelantado con el tema", dijo Rodrigo Weisner, director general de Aguas del Ministerio de Obras Públicas.
"Eso ha permitido mitigar un poco las imágenes de crudeza, pero el fenómeno es extraordinariamente crudo. Claramente estamos en una de las peores sequías en los últimos 80 años", agregó.
Medios locales han estimado que unas 120.000 personas tienen problemas de abastecimiento de agua, en un país con 16 millones de habitantes. En las ciudades no ha habido problemas, aunque se ha llamado a un consumo racional.
En San Javier, 270 kilómetros al sur de la capital chilena, los campesinos han recurrido a un río para abastecer sus casas y el Gobierno ha llamado a hervir el agua o agregar gotas de cloro para evitar intoxicaciones.
Los exportadores de frutas, uno de los motores del país, han dicho que, hasta ahora, sus envíos no han sido afectados por la sequía, aunque podrían tener problemas la próxima temporada.

Por culpa de una niña

El agua es un bien preciado, como lo atestiguan las decenas de botellas que la contienen en pequeños altares en una carretera cerca de Santa Rosa y dedicadas a la Difunta Correa, una santa popular -no reconocida por la Iglesia Católica- que murió de sed y hambre en Argentina y a la que se encomiendan especialmente los camioneros en el sur del continente.
Responsable de la sequía en Chile, que también mantiene en vilo el abastecimiento energético por una disminución de los embalses hidroeléctricos, es el fenómeno de La Niña, opuesto al de El Niño, y que consiste en un enfriamiento de la temperatura superficial de las aguas del Océano Pacífico.
Así como El Niño provoca en Chile fuertes lluvias, La Niña aleja las precipitaciones. En Bolivia, en cambio, se ha culpado a La Niña de las graves inundaciones en las últimas semanas.
"La Niña alcanzó su etapa madura en enero y las proyecciones indican que estaría en declinación. De aquí a mayo todavía vamos a estar con una Niña más débil, pero aún presente", dijo Jorge Carrasco, meteorólogo del Departamento de Climatología de la Dirección Meteorológica de Chile.
Según el especialista, en los meses del invierno austral -junio, julio y agosto-, Chile estaría en una situación "neutra", donde no se presentaría La Niña, pero tampoco El Niño, lo que otorga igualdad de posibilidades de que sea más, menos o igual de lluvioso que un año normal.
El año pasado, el país pasó su invierno más crudo en décadas: cayó nieve donde ello no ocurría en más de medio siglo, lo que arruinó cosechas y disparó el precio de las verduras y frutas.
Ahora la sequía amenaza con complicar el panorama en los bolsillos de los chilenos, después que en el 2007 la inflación llegó a un 7,8 por ciento, la más alta en 12 años, por un aumento en el valor de los alimentos y la energía.
"Efectivamente si hay una situación de sequía probablemente eso va a repercutir en varias alzas en precios de frutas y verduras de la estación", dijo Cristián Gardeweg, economista de la firma Celfin Capital.
"Ahora, hay que ver el tamaño de esos incrementos y también por lo menos en 12 meses ya las bases de comparación van a ser con precios altos, entonces hay que ver si vamos a superar o no los precios del año pasado, pero de todas maneras supondría mayores presiones inflacionarias", agregó Gardeweg.
En Santa Rosa valoran el apoyo de las autoridades frente a la emergencia, pero saben que restan semanas duras antes de que puedan caer las primeras gotas de agua.
"Nos quedan dos meses críticos", dijo Flor Abarca, presidenta de la Junta de Vecinos y dirigente del Comité de Agua Potable de Santa Rosa.

REUTERS 21-02-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios