Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018
Internacional | El presidente recorre el país, con incesantes apariciones en mítines de candidatos locales

Chávez, en un maratoniano recorrido de apoyo al PSUV

Con un alto índice de popularidad, Chávez se ha hecho con las riendas de la campaña del PSUV

Por: EFE

CARACAS.- Con un alto índice de popularidad, Chávez se ha hecho con las riendas de la campaña del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que creó el año pasado para reunir a las distintas formaciones que le apoyaban, y ha convertido la contienda electoral en un plebiscito a su persona y a la "revolución bolivariana".

En los últimos días de campaña, el presidente recorre el país, con incesantes apariciones en mítines de candidatos locales, sumadas a actos institucionales, para defender a los representantes de su partido ante la oposición tradicional y ante la llamada "disidencia del chavismo", que abarca a los que se han desmarcado del PSUV.

Desde el estado Nueva Esparta, en el oriente, hasta su natal Barinas, en el suroeste, Chávez multiplicó, a una semana de los comicios, y prohibida desde hoy la publicación de sondeos, sus intervenciones al frente de la maquinaria chavista que busca movilizar a su electorado.

En Barinas, donde nació, el presidente venezolano participó en la noche del sábado en un mitin de apoyo a su hermano, Adán Chávez, candidato para suceder al padre de ambos, Hugo de los Reyes Chávez, al término de sus ocho años de gobernación del estado.

En su intervención, el mandatario venezolano instó a los electores a ser un ejemplo y se declaró convencido de que "haciendo" lo que se debe hacer "hasta el domingo 23", su hermano será el próximo gobernador.

"En Barinas (...) no hay cabida para la oposición vieja ni para la oposición nueva, porque son la misma cosa", dijo, por su parte, Adán Chávez, que deberá afrontar a un disidente del chavismo, además de candidatos de la oposición tradicional, para alcanzar la victoria el próximo domingo.

Un escenario similar se presenta en otros estados del país o en municipios, donde aspiran a la elección candidatos anteriormente afines al oficialismo que no han respondido al llamado a la unión bajo el estandarte del PSUV.

"Más que disidentes son traidores", sentenció en declaraciones a Efe el ministro venezolano de Comunicación y de Información, Andrés Izarra, al referirse a esas candidaturas en los comicios, en los que unos 17 millones de venezolanos están convocados para elegir a 22 gobernadores, 328 alcaldes y 233 legisladores regionales.

El PSUV espera arrebatarle a la oposición las siete gobernaciones que controla actualmente, dos que ganó a raíz de las últimas elecciones en 2004 (Zulia y Nueva Esparta) y otras cinco cuyos dirigentes, elegidos bajo la plataforma chavista, se desvincularon del oficialismo posteriormente.

Otros pronostican que el PSUV puede perder entre cuatro y ocho estados, y también algunas alcaldías como la de Maracaibo, capital del Zulia, a la que aspira el dirigente opositor Manuel Rosales, gobernador saliente del estado y ex candidato presidencial, derrotado por Chávez en diciembre de 2006.

Rosales, al que Chávez ha amenazado con enviar a la cárcel por corrupción, afirmó esta semana que no se presentó a una citación de la Controlaría de la Asamblea Nacional, en el marco de las acusaciones, porque le tenían "preparada una emboscada".

A una semana de las elecciones, los candidatos de la oposición tradicional han redoblado también esfuerzos para atraer al electorado con actos en diversas ciudades, entre ellas Caracas, donde intentan presentar un frente común en la contienda, aunque sin lograrlo en algunos lugares, como el municipio caraqueño de Chacao.

En declaraciones a la emisora Unión Radio, Henrique Capriles Radonski, candidato opositor a la gobernación del estado Miranda, que abarca parte del área metropolitana de Caracas, afirmó que en los comicios del próximo día 23 los venezolanos pueden decidir qué tipo de país quieren.

"Estoy de acuerdo que hay que revisar la nueva geometría del poder, pero visto desde abajo hacia arriba y no al contrario", dijo el candidato opositor, que se enfrenta al gobernador oficialista Diosdado Cabello, hombre del estrecho círculo de Chávez.

Partidos de uno y otro bando se disponen en los próximos días a convocar multitudinarios actos, antes de que concluya, el viernes, la campaña para estos comicios, en los que se verá si Chávez puede transmitir a sus candidatos la popularidad que sigue manteniendo entre los electores.

Temas

Lee También

Comentarios