Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Julio 2019
Internacional | Pide retorno político de Manuel Zelaya

Chávez condiciona regreso de Honduras a la OEA

El presidente venezolano está de acuerdo a resguardar una decisión de los países centroamericanos, sobre el reconocimiento del mandatario hondureño

Por: AP

CARACAS, VENEZUELA.- El presidente Hugo Chávez afirmó estar dispuesto a respaldar una eventual decisión de los países centroamericanos sobre el reconocimiento del gobernante hondureño, Porfirio Lobo, si se permite el retorno a su país del ex mandatario Manuel Zelaya, y se le restituyen sus derechos políticos.

El mandatario venezolano, entrevistado el martes en Cancún con la cadena de noticias CNN en español, afirmó que le había manifestado a su par dominicano, Leonel Fernández: “Estoy dispuesto a apoyar lo que el grupo Sistema de Integración Centroamericana (SICA) decida, si es que el presidente (Porfirio) Lobo con ustedes hace un acuerdo”.

“Nosotros estamos mirando esa perspectiva con buenos ojos para lograr la integración y la unidad”, comentó Chávez, según un comunicado que difundió la prensa presidencial venezolana.

Chávez llegó a prometer que derrocaría a cualquier Gobierno ilegítimo en Honduras, luego de que los militares expulsaran del país a Zelaya en junio de 2009.

Estados Unidos, Colombia, Perú, Panamá, Costa Rica y Guatemala, entre otros, han aceptado el cambio de mando tras las elecciones celebradas en noviembre del año pasado, aunque la Organización de Estados Americanos (OEA) todavía no se ha pronunciado sobre el reingreso del empobrecido país centroamericano.

Análisis


El efecto catracho

Orestes E. Díaz Rodríguez

La saga de la crisis hondureña no concluye, como esperaban los que apostaron al borrón y cuenta nueva mediante la elección de Porfirio Lobo. Tienen lugar sucesos regionales que guardan un lazo invisible con los acontecimientos de Tegucigalpa.

Ya sea porque no querían mostrarse divididos o querían enviar un mensaje a algún destinatario, los líderes latinoamericanos convocados, no por los “masones contestatarios” de la Alba, sino por el moderado México, se reunieron en Cancún sin invitar a Honduras.

La sorpresa fue el anuncio unánime de crear una instancia regional en la que a solas puedan discutir diferencias y establecer estrategias con acuerdos vinculantes. ¡Una pesadilla para la manipulable OEA! No porque la nueva entidad pudiera llegar a sustituirla, sino porque en futuros debates en su seno los latinoamericanos y caribeños podrían presentar una visión consensuada de antemano, reduciendo los costos de acción colectiva de grupos numerosos ante poderosos interlocutores individuales.

La iniciativa se presenta cuando el nivel de agresividad de la política imperial es menor al de la era de la administración Bush donde la imposición y la amenaza de represalia era el pan de cada día. Incluso muchos líderes regionales aún tienen expectativas favorables hacia Barack Obama.

Despejar la paradoja nos conduce de nuevo a Tegucigalpa. La crisis hondureña demostró que la presencia en Washington de un presidente con las mejores intenciones no basta para contener el apetito de un aparato burocrático diseñado y entrenado en la rapiña y el dictado. Por otra parte, nada como un ambiente relativamente calmo para construir sólidas barricadas. Lo sabe muy bien el general Raúl Castro, presente en la Cumbre con voz y voto a contrapelo de lo que ocurre en la OEA. No por casualidad recalcó en su intervención “están dadas las condiciones para avanzar con rapidez hacia la constitución de una organización regional puramente latinoamericana y caribeña”.

Mientras el portavoz del Departamento de Estado negó que la iniciativa incomodara a su país, pero anunció una visita de trabajo a Latinoamérica de su jefa. Claramente Hillary Clinton, con una pesada agenda con Irán, China, Corea del Norte y el Medio Oriente y que además negocia con Europa los apoyos para la salida del laberinto afgano, no viene a Latinoamérica por un interés repentino por conocer a fondo nuestras culturas ancestrales.

Orestes E. Díaz Rodríguez
Maestro de la Universidad de Guadalajara

Temas

Lee También

Comentarios