Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 17 de Diciembre 2018
Internacional | Nacido en Nueva York en 1964, Alexander Boris de Pfeffel Johnson, es el típico inglés de clase alta que estudió Humanidades en Oxford

Boris Johnson arrebata la alcaldía de Londres

Pese a su limitada experiencia política y a que apenas ha vivido en Londres, Boris Johnson, conocido por su labia y por sus meteduras de pata, conquistó la alcaldía capitalina, uno de los trofeos políticos más preciados del país.

Por: EFE

Londres.- El conservador Boris Johnson, elegido hoy nuevo alcalde de Londres, ha protagonizado una de las carreras más meteóricas de la política británica, al pasar en pocos años de dirigir una revista minoritaria a gestionar una de las capitales más importantes, ricas y diversas del mundo.

Diputado por Henley (sureste inglés) desde el 2001, tuvo un breve paso por la primera línea de la política nacional al ser portavoz de educación superior del Partido Conservador de diciembre del 2005 a julio del 2007, antes de ser designado candidato a la alcaldía.

Previamente, fue cesado de otros dos cargos en la formación -portavoz de cultura y vicepresidente de los "tories"- por mentir al entonces líder, Michael Howard, sobre una aventura fuera del matrimonio con una periodista de su revista, "The Spectator".

Pese a su limitada experiencia política y a que apenas ha vivido en Londres, Boris Johnson, conocido por su labia y por sus meteduras de pata, conquistó la alcaldía capitalina, uno de los trofeos políticos más preciados del país.

Nacido en Nueva York en 1964, Alexander Boris de Pfeffel Johnson, típico inglés de clase alta que estudió Humanidades en Oxford, con fama de bufón e impredecible, parecía en principio el candidato más inverosímil para administrar una ciudad de la magnitud y complejidad de Londres.

Aun reconociendo su carisma, los críticos dudaban de la capacidad para gestionar la capital de alguien cuya máxima responsabilidad había sido dirigir un pequeño semanario y que, además, se había ganado la enemistad de las minorías étnicas del país por sus comentarios extemporáneos y despectivos.

Su tendencia a los deslices verbales se evidenció incluso durante la campaña electoral, cuando prometió a bombo y platillo que iba a recuperar los viejos autobuses de dos pisos y sin puertas, retirados por Ken Livingstone por inseguros, para después retractarse y admitir que sería demasiado caro.

Como director del "Spectator" sancionó opiniones racistas, como que los negros tienen un menor coeficiente intelectual, y tuvo que disculparse ante Papúa Guinea por asociar a los habitantes de la isla con el canibalismo.

Como columnista en "The Daily Telegraph" describió en términos derogatorios a los niños africanos que recibían a los líderes británicos en las ex colonias.

Para congraciarse con las minorías, durante la campaña electoral Johnson echó mano de sus antepasados turcos: su bisabuelo fue un periodista llamado Ali Kemal que sirvió en el gobierno de Ahmed Tevfik Pasha, gran visir del imperio otomano.

Sus abuelos llegaron a Inglaterra en 1909 y se establecieron en el barrio londinense de Wimbledon, para, después de la primera Guerra Mundial, conseguir la ciudadanía británica.

Tras pasar por Eton, el colegio donde se educa la realeza, estudió en el prestigioso Balliol College de la Universidad de Oxford, donde llegó a presidir la asociación de estudiantes.

Convertido en reportero, fue despedido de "The Times" por inventarse una cita, aunque luego fue corresponsal en Bruselas y editorialista para el más derechista " The Daily Telegraph", del que pasó en 1999 a "The Spectator" como columnista y luego director.

Admirador del imperio romano, Boris Johnson, reconocible por su desordenada melena color paja, ha ganado estas elecciones como el César, "veni, vidi, vincit", aunque contara con el nada desdeñable apoyo del periódico londinense "Evening Standard", que ha visto así culminada su campaña de años para derrocar a Livingstone.

EFE, 03-05-08 JRMB

Temas

Lee También

Comentarios