Domingo, 09 de Agosto 2020
Internacional | Evo Morales asume costo político por aumento a combustibles

Bolivianos radicalizan exigencia de marcha atrás a ''gasolinazo''

La Policía levanta los cortes de caminos en operativos que dejaron 14 detenidos y cuatro uniformados heridos, uno de gravedad

Por: EL INFORMADOR

LA PAZ, BOLIVIA (31/DIC/2010).- Una ola de protestas en Bolivia contra un alza de los combustibles dispuesta por el Gobierno se tornó violenta con la quema de una estación de peaje en La Paz, disturbios callejeros y bloqueos de carreteras, pese a la mejora salarial anunciada por el presidente Evo Morales.

El mandatario insiste en que si no subía el precio de los carburantes, las inversiones petroleras para la producción de combustibles líquidos no tendrían incentivo, por lo que agregó que si anula la medida estaría haciendo un “daño económico a corto, mediano y largo plazo a Bolivia”.

Pero las protestas, a las que se sumaba una huelga de transportistas, reflejaban el rechazo a la medida del gobernante de izquierda, que disparó el precio de los combustibles hasta 83% y crispó a una de las sociedades más pobres de América Latina.

Una terminal de peaje en el ingreso a la capital La Paz fue atacada tras una marcha contra el “gasolinazo” que realizó la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de la ciudad vecina de El Alto, una organización muy combativa en las protestas que derribaron a dos presidentes entre 2003 y 2005.

Morales dijo que asumirá el costo político de la decisión tomada el pasado domingo, que desató un caos de precios en los comercios y el retiro de productos básicos de la venta, además de dañar su relación con sindicatos y fuerzas sociales.

El Gobierno afirma que es un buen momento para hacer el ajuste porque goza de sanas cuentas fiscales y la economía sigue en expansión. Sin embargo, los datos muestran que la economía ha empezado a perder dinamismo.

La semana pasada el Estado admitió que el país no logrará la meta de crecimiento económico de 4.5%, ni tampoco la de inflación para este año, luego de que el PIB se expandió 6.3% en 2009, en medio de la crisis global y de registrar una inflación casi nula.

Admitió que el aumento salarial de 20% para compensar el efecto del incremento de combustibles beneficia a sólo un tercio de la población económicamente activa.

La Paz estuvo atosigada varias horas con manifestaciones que de manera separada desfilaban por varias calles y avenidas, mientras varios anillos de seguridad policial impidieron el acceso a la Plaza de Armas, donde Morales tiene su oficina.     

GUÍA
Escenario adverso para el Estado

¿Qué acciones negativas puede generar el aumento?


A pesar de que el Gobierno impulsa la producción de crudo con precios atractivos del barril para alentar inversiones transnacionales, el sector no ve al mercado muy seductor tras las nacionalizaciones de la industria del gas natural que obligó a empresas como Repsol-YPF y Petrobras a entregar una mayor parte de los ingresos al Estado.

¿Cuál es el argumento del Gobierno para elevar los precios?

El mandatario Evo Morales asegura que el contrabando y la baja producción causan el déficit en las arcas del Estado. Con el aumento a los combustibles busca recortar subsidios gubernamentales, un viejo lastre que sólo este año le costó unos 380 millones de dólares al Estado, lo que equivale a cerca de 2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Temas

Lee También