Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 23 de Agosto 2019
Internacional | China y Rusia contra el resultado

Asamblea de la ONU pide la transición en Siria

Con 137 votos a favor Naciones Unidas dice sí a un plan conjunto con la Liga Árabe

Por: EL INFORMADOR

El embajador sirio ante la ONU, Bashar Ja’afari, llama a una moción de orden a los miembros de la Asamblea General. EFE  /

El embajador sirio ante la ONU, Bashar Ja’afari, llama a una moción de orden a los miembros de la Asamblea General. EFE /

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS (17/FEB/2012).- La Asamblea General de la ONU, de 193 naciones, aumentó la presión sobre el presidente sirio Bashar al Assad al aprobar con una mayoría notable una resolución no vinculante respaldando un plan de la Liga Árabe que insta al mandatario a dejar su cargo.

El conteo inicial mostró que la resolución, similar a una que China y Rusia vetaron el 4 de febrero en el Consejo de Seguridad, recibió 137 votos a favor y 12 en contra, con 17 abstenciones. Tres delegados dijeron que sus votos no se registraron en la pizarra electrónica.

Rusia y China estuvieron entre los que se opusieron a la resolución, que fue redactada por Arabia Saudí y presentada por Egipto en nombre de las delegaciones árabes en la ONU. En la Asamblea General, a diferencia del Consejo de Seguridad, no hay veto, pero sus decisiones no tienen la fuerza legal de las resoluciones del consejo.    

“Hoy la Asamblea General de la ONU envió un claro mensaje al pueblo de Siria, el mundo está con ustedes”, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice.

La resolución dijo que la asamblea “apoya enteramente” el plan de la Liga Árabe e insta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a que nombre un enviado especial para Siria. También condena a Damasco por “extendidas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos” y pide el retiro de las fuerzas gubernamentales de poblados y ciudades.

El embajador sirio Bashar Ja’afari rechazó la resolución, diciéndole a la asamblea que era parte de un complot para derrocar al Gobierno de su país y permitir a la oposición “terrorista” apoderarse de la nación.    

“Tenemos grandes preocupaciones respecto a las intenciones reales de los países que apoyaron este borrador, particularmente esos que están encabezando una agresión política y mediática contra Siria”.

Esos países, dijo Ja’afari, están suministrando “todos los medios, apoyo financiero y político a los grupos armados terroristas y asegurándoles cobertura”.

Diplomáticos occidentales dijeron antes de la votación que una gran mayoría a favor de la resolución aumentaría la presión sobre Al Assad para que cumpla con el plan de la Liga Árabe, y subrayaría el aislamiento de Rusia y China respecto del tema.    

Irán, Corea del Norte, Venezuela y Bolivia figuraron entre los países que votaron en contra de la resolución y cuyos delegados expresaron apoyo al Gobierno sirio.    

Prohibido curar a opositores heridos

En Siria, que vive una revuelta popular contra el régimen del presidente, no sólo está prohibido hablar, manifestarse o criticar, también está prohibido curar heridas y dejarse curar, bajo pena de arresto y/o muerte.  

De acuerdo a un reportaje del diario francés Le Monde “Es muy peligroso ser médico o farmacéutico, incluso paciente”.

Personal médico sirio ha sido detenido, como una enfermera arrestada después de visitar un centro médico clandestino, o asesinado, como un médico de ese mismo lugar abatido a sangre fría por el Ejército cuando trataba a civiles heridos en las protestas en la ciudad de Rastán.  

Cuando el personal médico es arrestado enfrenta además la posibilidad de ser torturado, como ocurrió a Baba Amro, enfermera de un hospital en la ciudad de Homs, quien fue detenida en septiembre pasado y sufrió abusos físicos por parte de las Fuerzas de Seguridad.  

Amro relató que durante su arresto le vendaron los ojos, la golpearon con palos, fue electrocutada y al final suspendida en una pared atada de las muñecas de los brazos, apenas tocando el suelo con la punta de los pies, posición en la que permaneció por alrededor de cinco horas. 

REACCIONES
Un voto con polémica

Ban Ki-moon


El secretario general de la ONU aplaudió la adopción por parte de la Asamblea General y pidió al mandatario sirio, Bashar al Assad, que escuche el mensaje que le ha lanzado la comunidad internacional. “Es crucial que el mundo hable con una sola voz, para pedir el fin del baño de sangre en Siria y resolver la crisis pacíficamente, y así lo ha hecho hoy (ayer) la Asamblea General”.

Gran Bretaña

El ministro británico de Relaciones Exteriores,  William Hague, calificó como una advertencia “inequívoca” al régimen de Damasco. “El mensaje es inequívoco. La violencia debe cesar inmediatamente. El presidente y el régimen sirio deben inclinarse ante el llamado de la comunidad internacional y permitir una transición  política pacífica para resolver la crisis”.

Rusia


El vicecanciller Gennady Gatilov se opuso al texto de la Asamblea General de Naciones Unidas por que consideró que la resolución se concentra exclusivamente en el régimen de Bashar al Assad y no alude a la oposición armada. “No podemos votar por esa resolución porque todavía sigue desequilibrada porque dirige todas las demandas al Gobierno y no dice nada sobre la oposición”.

Temas

Lee También

Comentarios