Domingo, 05 de Diciembre 2021
null
Jalisco

Incumplen metas y suben las muertes maternas en Jalisco

La meta del Gobierno de Jalisco era que no se superaran los 48 fallecimientos este año, pero la Secretaría de Salud Federal ya reporta 53

El Informador

Una embarazada de 21 años ingresó de manera urgente al Hospital General de Occidente con dificultad respiratoria y neumonía por COVID-19. Aunque se le realizó una cesárea y le aplicaron ventilación mecánica, falleció debido a un choque séptico y una falla orgánica múltiple.

Las muertes maternas en Jalisco van en aumento, con 53 decesos entre el 1 de enero y el 25 de octubre de este año. 

El Gobierno del Estado se planteó una meta de registrar menos de 48 fallecimientos en 2021 (según el Sistema Mide Jalisco), pero se incumplió. En 2018 se reportaron 36 defunciones.

Un problema es que algunas mujeres no alcanzan a llegar a las unidades médicas. Por ejemplo, el año pasado una joven de apenas 17 años de Cocula murió durante el traslado. 

Otro caso fue el de una mujer de 22 años que falleció en las calles de Zapopan. Y una más de 36 años, que perdió la vida en su casa de Mezquitic, sin recibir servicios médicos, según un informe brindado por el área de Transparencia del Organismo Público Descentralizado Servicios de Salud del Gobierno del Estado.

Muertes maternas en Jalisco
Año Secretaría de Salud de Jalisco IMSS ISSSTE Particular Sin atención y otras Total
2019 7 16 0 4 19 46
2020 9 14 2 6 18 49
2021 12 19 0 1 21 53
Total 28 49 2 11 58 148

* Semana epidemiológica 42 (corte al 25 de octubre).

Jalisco es el cuarto lugar nacional con más muertes maternas. Las autoridades piden a las embarazadas estar bajo vigilancia médica. EL INFORMADOR/A. Camacho

Crece porcentaje de mortalidad

Del 1 al 25 de octubre de 2021, la razón de mortalidad materna calculada es de 58 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados, lo que representa un incremento del 36% respecto a la misma semana epidemiológica del año anterior.

Según el informe específico sobre esta  situación, elaborado por la Secretaría de Salud Federal,  durante toda la pandemia  en México (hasta el 17 de octubre del 2021),  se han estudiado 101 mil 882 mujeres con embarazo o puerperio ante la sospecha del  COVID-19. De éstas,  el 29%  tuvo un resultado positivo al virus. Y de ese grupo, se documentan 610 defunciones (con una letalidad acumulada de 2.04%).

Las Entidades con más defunciones maternas en este año son Estado de México (119), Puebla (68), Veracruz (61), Jalisco (53) y Chiapas (50).

En la alerta emitida al respecto, se recomienda orientar durante la consulta a toda mujer embarazada o en puerperio, así como a sus familiares, a seguir medidas de higiene, como lavado de manos, estornudo de etiqueta y no tocar la cara con las manos sucias.

Otra sugerencia es mantener el uso adecuado del cubrebocas y la sana distancia, explicar signos de alarma en el embarazo provocados por el COVID-19,  así como dar continuidad a la atención del control prenatal, la atención oportuna del trabajo de parto y el seguimiento durante el puerperio, como servicios esenciales para la prevención de la mortalidad materna.

Inciden dengue y coronavirus en el aumento de muertes maternas 

En 2019, en el Hospital General de Occidente, conocido como Zoquipan, una joven fue atendida por una cesárea de urgencia por preeclampsia y dengue. Con apenas 17 años falleció tras un “posterior deterioro hemodinámico y datos de choque que finalmente conducen a la defunción de la paciente”, de acuerdo con un informe de la Unidad de Transparencia del Organismo Público Descentralizado Servicios de Salud de Jalisco.

Ese año, otra joven de 26 años estuvo hospitalizada en la misma institución, en el piso de Ginecología. “Por diagnóstico de dengue grave inicia con dificultad respiratoria rápida y progresiva, así como por hipotensión secundaria a una hemorragia. Finalmente cae en paro, sin éxito a maniobras de reanimación”.

Entre  el  1 de enero de 2019 y el 25 de octubre de 2021 han fallecido 148 embarazadas en la Entidad, según  la Secretaría de Salud Federal. El dengue y el nuevo coronavirus han incidido en algunos decesos.

En los fallecimientos ocurridos en instituciones de la Secretaría de Salud de Jalisco, dos mujeres embarazadas tenían dengue en 2019, año en que el Estado fue el que registró la mayor cantidad en el país.

Por otro lado, en siete de las 21 muertes maternas  registradas entre 2020 y 2021 en hospitales a cargo de la Secretaría de Salud de Jalisco, las mujeres también padecían COVID-19, de acuerdo con el análisis brindado.

Por ejemplo, una embarazada de 17 años fue derivada al Hospital de Zoquipan por una dificultad respiratoria y prueba positiva.

“Se intuba y se traslada al hospital, donde presenta deterioro respiratorio”. No sobrevivió, se indica en el informe proporcionado por la autoridad.

Otra mujer de 20 años solicitó atención por dificultad respiratoria y trabajo de parto. “Se atiende parto  y posterior deterioro, con datos compatibles del COVID-19, con deterioro rápido y progresivo de la función respiratoria. Cae en paro y finalmente fallece”, se indicó en el detalle del expediente.

En 2019,  las principales causas de defunción materna a nivel nacional fueron hemorragias obstétricas, enfermedad hipertensiva, edemas y proteinuria en el embarazo, así como en el parto y el puerperio. También por aborto, según la Secretaría de Salud Federal.

Sin embargo, en este año los motivos primarios son por el COVID-19, con el 45.6% de los casos con el virus SARS-Cov2 confirmado. Y  le continúan por edemas, proteinuria y trastornos hipertensivos, que complicaron el embarazo, el parto y el puerperio, en ese orden.

Con base en los estudios y los resultados del nuevo coronavirus, la Secretaría de Salud Federal  emitió una Alerta Epidemiológica, solicitando a los Estados  redoblar los esfuerzos en todos los niveles del sistema nacional para asegurar el acceso a los servicios de atención prenatal.  Así como implementar las medidas preventivas para reducir la morbilidad y la mortalidad asociadas al virus en todos los niveles del sistema, manteniendo el compromiso de reducir la mortalidad materna y perinatal en México.

La pandemia del nuevo coronavirus también aumentó las muertes maternas. La recomendación es vacunarse. EL INFORMADOR/A. Camacho

Fallecen en traslados o sin atención

El año pasado, una mujer de 45 años acudió al Hospital Regional de La Barca por dificultad respiratoria severa y con una prueba positiva del COVID-19;  sin embargo, murió a la espera del traslado.  “Se ingresa y se intuba, y al estar  a la espera de hospital presenta paro cardiorrespiratorio”, indica la autoridad.

Ese año, otra mujer del interior del Estado fue enviada a un hospital por trabajo de parto y embarazo gemelar, pero durante el traslado cayó en paro respiratorio y falleció en un centro de salud de Ixtlahuacán del Río.

Según los informes de la Secretaría de Salud Federal, en 58 de los 148  fallecimientos de embarazadas entre 2019 y 2021 en Jalisco no hubo atención médica.

Sin embargo, en el análisis enviado por el OPD Servicios de Salud en Jalisco, solamente documentan ocho casos en los que no hubo atención, pese a que toman en cuenta los eventos en todas las instituciones médicas.

En 2019,  los sucesos fueron: una mujer de 24 años murió en su casa de Tlaquepaque antes de recibir atención médica y otra joven de 21 años originaria de Mezquitic falleció durante el traslado al ser referida a otra unidad médica. 

Los decesos sin atención médica del año pasado fueron: una mujer de 32 años en su casa de Acatic, otra de 26 años en su hogar de Autlán de Navarro, y la tercera era originaria de Tepatitlán, quien murió durante el traslado.

En los eventos en  este año  figuran  una joven de 22 años de Zapopan “en la vía pública”, así como otra de 36 años en su casa de Mezquitic. 

TELÓN DE FONDO

Piden “cero rechazos”

Según  la Secretaría de Salud Federal, la principal sintomatología registrada en pacientes embarazadas con COVID-19 es la cefalea, la tos, la fiebre y la mialgia.

En el análisis epidemiológico se  revela que 20% de las pacientes embarazadas con COVID-19 necesitaron de hospitalización, y el 80% fueron atendidas de forma  ambulatoria; es decir, fuera de las instituciones médicas.

“En los casos graves pasaron 3.6 días desde el inicio de los síntomas y el ingreso hospitalario”.

La Secretaría indicó que es responsabilidad de la coordinación estatal  identificar los sitios de atención o referencia en el caso de las embarazadas con COVID-19 que ameriten el ingreso hospitalario y para la atención oportuna de la emergencia obstétrica, siguiendo una política de “cero rechazos”.

En el tema del seguimiento de casos de estos grupos poblacionales, sugirió integrar como parte del interrogatorio a las mujeres en edad reproductiva, “el antecedente de haber padecido infección por COVID-19 durante el año anterior y otorgar atención pregestacional con orientación a la anticoncepción hasta verificar la integridad de los órganos de choque. Si se tiene un embarazo de inicio posterior a la infección por COVID-19, verificar la integridad de la función renal”, se recomienda en la alerta emitida.

Se buscaron entrevistas para estos temas con directivos de la Secretaría de Salud de Jalisco y con la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero no se dio respuesta.

Las muertes maternas evidencian la ausencia de unidades de cuidados intensivos, equipamiento y especialistas. EL INFORMADOR/Archivo

Ven ausencia de cuidados intensivos 

Hilda Argüello, secretaria técnica del Observatorio de Mortalidad Materna en México, comentó que las muertes maternas evidencian la ausencia de unidades de cuidados intensivos y de equipamiento. Además de la falta de especialistas que laboren en esas áreas.

Explicó que el indicador de muerte sin atención en instituciones de salud puede deberse a que no hay capacidad de las clínicas para atenderlas, ya sea porque los hospitales están llenos o porque no cuentan con los insumos suficientes, o porque algunas embarazadas mueren en los trayectos.

“Algo que siempre se aplica para el estudio de la mortalidad materna es aprender las cosas que sucedieron, para no repetirlas y prevenir”. Por ejemplo,  si las mujeres no llegaron a recibir atención porque no tomaron la decisión a tiempo, si fallecieron en el camino, si no quisieron ir a una unidad médica o si les dijeron que no había lugar.

Por ejemplo, si la mujer no contó con automóvil propio para desplazarse, las autoridades podrían pensar en apoyar.  Eso implica que se involucren todos los órdenes de Gobierno, ya que hay municipios que implementan vehículos para el traslado de las mujeres de distintas localidades que necesitan la atención médica.

GUÍA

Alerta entre las adolescentes

De acuerdo con los registros de nacimientos de la Secretaría de Salud, en 2019 ocurrieron 127 mil 879 nacimientos de madres residentes de Jalisco; de éstos, en el 16% de los casos eran madres niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años.

De los 21 mil 027 nacimientos ocurridos en 2019 entre adolescentes jaliscienses, 537 eran menores de 15 años, mientras que 20 mil 490 tenían entre 16 y 19 años.

En lo que se refiere al embarazo en las adolescentes en los municipios durante 2019, Zapopan presentó el mayor número de nacimientos de madres de 10 a 19 años (con dos mil 889 casos), seguido por  Guadalajara (dos mil 740) y Tlajomulco (dos mil 037). Los tres concentraron 36.5% de los nacimientos de madres adolescentes en el Estado.

De forma general durante el año pasado, Jalisco documentó el mayor número de muertes por todo tipo en la última década, con 64 mil 466. Sin embargo, también la menor cantidad de nacimientos registrados, con 119 mil 604. Pese al confinamiento, para los expertos es normal que en las pandemias se registre un descenso en la natalidad.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina de la atención médica a las embarazadas?

Participa en Twitter en el debate del día @informador