Domingo, 16 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Sub-17: la venda va arriba de los ojos

Por: Carlos Loret de Mola

Sub-17: la venda va arriba de los ojos

Sub-17: la venda va arriba de los ojos

Todos son una bola de cachondos, como lo marca su edad. “La momia” Gómez es el más desmadroso. Espericueta y Giovanny Casillas, los más divertidos. Fierro, Gómez, Guzmán y Espericueta, “los capos”. González, portero suplente, es el “zapeado” porque es el más chavito. Paco Flores, el más serio.
Así los define su director técnico, Raúl “El Potro” Gutiérrez. Son adolescentes que juegan en la Selección de futbol Sub-17 y que acaban de hacer de México un bicampeón del Mundo. Breve historia: en 2005, en el Mundial de Perú, México quedó en primer lugar. En Corea del Sur 2007 fue eliminado en octavos de final (hasta donde normalmente la llamada Selección mayor, la que no tiene límite de edad, llega en los mundiales). A Nigeria 2009 ni siquiera clasificó y ahora, en México 2011, campeón de nuevo. ¿Será que estamos frente a una de esas pocas veces en la historia en que algo se está haciendo realmente bien en México? ¿Nos atrevemos a pensar que a lo mejor somos exitosos en algo? ¿O todo es fruto del churro o el espíritu inusual de unos cuantos jóvenes? Nos faltan tres años para saberlo con certeza. En 2005, la Sub-17 ganó bajo el mando de Chucho Ramírez. De esa generación, hoy son titulares en la Selección mayor Giovanni Dos Santos, Efraín Juárez y Héctor Moreno. Casi siempre también lo es Carlos Vela. Últimamente ha sido convocado Christian “El Hobbit” Bermúdez y si se estira tantito la liga, Javier “El Chicharito” Hernández fue parte del grupo inicial de esa selección infantil triunfadora, pero no llegó al Mundial porque no fue llamado al grupo final de 21 chavos. En síntesis, la mitad de los cimientos actuales de la Selección mexicana de futbol que comanda José Manuel “El Chepo” de la Torre viene de aquel grupo. Su prueba de fuego es en Brasil 2014. Llegarán en su mejor edad y como generación sostén del equipo. Hasta entonces se podrán hacer los juicios: si la escuadra tricolor no logra más que lo de siempre, habrá que preguntarse qué hace que unos chavos con mentalidad, técnica y físico triunfadores se transformen en un grupo de conformistas derrotados; se tendrá que evaluar a los directivos del futbol, los federativos, los salarios, el sistema mismo. Pero si logran ir más lejos, si hacen historia, entonces el país entero tendrá que reconocer, a pesar de nuestros pesares culturales, que algo estamos haciendo bien. Advertencia al lector: yo no sé nada de futbol. Saciamorbos “He bajado más de seis kilos por el nerviosismo y la presión en la que me encuentro”, escribe a su diputado de confianza un hombre clave en el escándalo millonario de la Estela de Luz del Bicentenario. Denuncia que tiene documentación “con la que se acreditan las irregularidades y corrupción que existe en el proyecto”. Cuenta que en el Gobierno primero lo hicieron a un lado, luego lo citaron para amenazarlo y ahora lo quieren cooptar nombrándolo funcionario. El tema salpica a una constructora, dos secretarías de Estado, una paraestatal, un presidenciable y una todavía poderosa mujer tras bambalinas.