Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

México será grande de nuevo

México será grande de nuevo

México será grande de nuevo

Con todo mi cariño para mis amigos Ana y Augusto en estos durísimos momentos

No. No me he cansado de decirlo. Ni lo haré. Y debe quedar claro. El demencial presidente Donald Trump sencillamente no puede reventar por sus pistolas el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés). No importan sus comunes y salvajes advertencias y dichos. Solo representan, como su última amenaza vil, una muy vulgar y corriente propaganda para el atragante de sus locuaces y torcidos seguidores. Ya he explicado las razones en otros lados (https://goo.gl/ya7Xhw), pero en resumidas cuentas solo lo puede hacer junto con su Congreso (con sus dos cámaras), mismas inundadas de intereses, por supuesto mucho más inteligentes de los de su además xenófobo presidente.

Además de los legisladores norteamericanos -también incluyendo los de su partido-, los renegociadores de México, Estados Unidos y Canadá para actualizar el TLCAN, y un montón de actores en todo este relajo; empresarios, analistas y la academia y demás de los tres países, lo saben. Lo ven claro. No son idiotas. La importancia de tener a toda la América del Norte unida por lo menos como un bloque comercial es clarísima. Lo sé. La relación México-Estados Unidos es de una complejidad brutal. A tal grado de faltarnos muchísimo para crear una unión aduanera, migratoria, para una armonización tributaria, y mucho más para una unidad monetaria. Cuando a eso debe de ir y creo irá, toda Norteamérica.

América para comenzar, es el único continente con acceso a los dos grandes y más importantes océanos de todo el planeta. Nuestra situación geográfica es la más conveniente. Podemos mandar mercancías en dos direcciones. Somos el paso necesario entre ese gran y turbulento pedazo de tierra e islas de todos tamaños y colores al que le llamamos Europa, Asia, África y Oceanía, y entre ellos mismos. Además, las norteamericanas, son tierras riquísimas. No en balde en el Siglo XVIII, la entonces Nueva España (evidentemente antes de sernos robada por los gringos más de la mitad de nuestro territorio) era el corazón y razón del Imperio Español. Lease: fuimos quizá la región más relevante del planeta durante muchos años. En aquellos tiempos los norteamericanos ni pintaban. Por eso no es de extrañar nuestro nacimiento nacional como imperio. Porque siempre lo habíamos sido.

Dicho hurto territorial y el hecho del será -a menos los racistas blancos se pongan a procrear como conejos y quizá ni así- en unas décadas la mexicana la sangre predominante en EU, pone las cosas peor. La xenofobia se amplía y se hace notar. Patear la mesa es de todos los días. Pero es inevitable. En el pecado llevan la penitencia. ¿O creían no iba a pasar nada después de ese despojo territorial? ¿De la parte más valiosa del mundo? La integración casi total ocurrirá. Y quizá en unas décadas con un presidente mexicano de los Estados Unidos. Ese es el miedo.

Lee También

Comentarios