Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Guadalajara 2042

Guadalajara 2042

Guadalajara 2042

El Gobierno de Enrique Alfaro presentó el plan municipal de desarrollo y en esta ocasión lanzaron el 2042 como punto de referencia. No es una fecha arbitraria, es el año en el que Guadalajara cumplirá sus primeros 500.

Parafraseando a Gondon Brown, que decía sobre la construcción del Estado de derecho que los primeros 500 años son los más difíciles, podemos decir que en la construcción de una ciudad los primeros cinco siglos son los realmente complicados, son el equivalente a la infancia y adolescencia de un humano. Nada dice que un adulto dejará de ser problemático, berrinchudo, inestable y frágil (levante la mano el que no lo sea), simplemente dejará de crecer. Como una feliz coincidencia, la Zona Metropolitana de Guadalajara estabilizará su población, dejará de crecer como nopalito (a lo baboso) justamente en la década de los cuarenta de este siglo. Eso significa que tenemos por fin un horizonte de ciudad que nos permitirá pensar ya no para dónde vamos a crecer, cómo vamos a dotar servicios, de dónde vamos a sacar más agua, más energía, más, más y siempre más, para comenzar a pensar cómo queremos vivir.

El primer urbanista que habló de Guadalajara 500 fue Fabián Medina, hace casi 20 años, y después de él otros como Francisco Pérez Arellano le han dado sentido a esta fecha simbólica en que nuestra ciudad llegará, por así decirlo, a la mayoría de edad. Parece pues un gran acierto del nuevo plan municipal poner la mira en esa fecha que es a la vez simbólica y precisa. La Zona Metropolitana de Guadalajara tiene hoy 4.8 millones de habitantes y para el 42 se estabilizará en pelos más o menos seis millones. Puede crecer un poco más, pero no demasiado. Ese será el tamaño de ciudad en la que viviremos.

Si bien la población del municipio de Guadalajara dejó de crecer desde los noventa, y llevamos más de una década tratando de regresar población al municipio, lo cierto es que independientemente del número de habitantes la capital sufre todo lo que sucede alrededor. Es tal cual el corazón de la metrópoli, por ella pasa toda la sangre de la ciudad y desde ella se distribuye toda la sangre para la ciudad. Aunque el ordenamiento constitucional obliga a cada municipio a tener su plan, es claro que la ciudad no puede pensarse ni planearse en función de los caprichosos límites municipales. Ojalá pues, todos los municipios de Guadalajara, independientemente del color del gobierno y el nombre propio que tengan se sumen a esta idea de pensarnos a los 500 años, como lo que somos, una sola gran ciudad, administrativamente separada en municipio.

Lee También

Comentarios