Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Estrategias contra la delincuencia

La impunidad, la corrupción y la tibieza de las leyes son las principales causas del incremento en los índices de la delincuencia en todas sus modalidades. Estamos muy lejos de acabar con la criminalidad en nuestro país, pues todavía no nace el hombre con mano de hierro haga a un lado prejuicios y derechos humanos que hacen más daño que beneficio.

Ante la impotencia de las autoridades para abatir la delincuencia, se ha hablado de formar un cuerpo de vigilantes civiles voluntarios, seleccionado por los secretarios de Seguridad Pública de cada Entidad; estos vigilantes serían honorarios, voluntarios, sin remuneración, capacitados en artes marciales dotados de equipo de comunicación y armas defensivas eléctricas y de gases que paralicen al delincuente sin causarle la muerte. La selección debería ser muy escrupulosa, de ciudadanos de reconocida buena conducta, sin problemas mentales de agresividad, a los que se les darían cursos de capacitación en defensa personal, en el caso de que tengan que actuar porque su labor más bien sería encaminada a informar de situaciones que pueden constituir actos delictivos.

Las autoridades culpan al sistema. El jefe de Gobierno de la CDMX asegura que los delitos han aumentado por culpa del sistema penal que no retiene a los delincuentes, la policía los captura y los ministerios públicos o los jueces los liberan. El nuevo sistema penal parece haberse diseñado por delincuentes, para protegerlos en vez de castigarlos, porque es hipergarantista pues pone al delincuente de manera pronta y expedita en las calles y sucede que en algunos casos la víctima se encuentra de nuevo con el ladrón. No debería haberse suprimido la prisión preventiva pues se ha convertido en una puerta giratoria por un lado entran y por el otro salen, según lo expuso.

Una buena estrategia sería la formación de comités de vecinos vigilantes en barrios y colonias, dispuestos a acudir de inmediato al llamado de cualquiera que esté en peligro, lo cual se puede hacer activando alarmas eléctricas o silbatos como los que usan los agentes de movilidad.

El sistema de denuncia debe actualizarse para evitarle a la víctima el engorroso trámite de la ratificación que, en esta ciudad en ocasiones debe hacerse en la unidad de Puente Grande. Las instalaciones deben modernizarse y dar facilidades de estacionamiento y personal suficiente y competente para el gran número de víctimas de delitos que cada día crece más.

El careo con los delincuentes debe modificarse o suprimirse para evitar que las víctimas sean objeto de represalias.

Debe permitirse a los particulares que detengan a delincuentes in fraganti; que los entreguen personalmente a las autoridades competentes, sin que constituya delito.

Hace falta una campaña de difusión que dé a conocer al público la forma en que operan los delincuentes; las medidas de seguridad que deben tomarse para prevenir asaltos, la conducta que se debe adoptar en caso de ser agredidos, los lugares más peligrosos para robo de automóviles o asaltos, así como la mejor forma de proteger las viviendas.

En cuanto a la tibieza de las leyes se sugiere que se vaya al extremo de endurecerlas aun con la pena de muerte y cadena perpetua a los reincidentes de delitos infamantes.

Lee También

Comentarios