Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Enero 2019

Ideas

Ideas |

Cien de Artes de México

Por: María Palomar

Cien de Artes de México

Cien de Artes de México

El número de Artes de México que empieza por estos días a circular marca la centésima aparición de esta revista en su segunda época, lo cual se dice fácil pero es sin duda un milagro en nuestro panorama cultural. El número se llama Los otros rostros de México y es una edición especial de homenaje a Ruth Deutsch Lechuga, la austriaca-mexicana que formó una de las colecciones más importantes de arte popular del país. Lo que Artes de México publica es una cuidada monografía enteramente ilustrada con las estupendas fotografías etnográficas que Lechuga tomó de centenares de máscaras, pero no como objetos inertes expuestos en un museo, sino siendo usadas en fiestas y ceremonias a lo largo y ancho de la República.
La familia Deutsch llegó a México cuando Ruth tenía 18 años, en 1939, escapando de la guerra. Estudió medicina y se dedicó a viajar por su nueva patria conociendo hasta los rincones más remotos no sólo para conseguir piezas de colección, sino sobre todo para entender quiénes eran los artesanos que las producían y cuál era el sentido de esos objetos. Con ese acervo, pero también con su cámara, logró salvar del olvido los rostros de un México que ha ido desapareciendo con rapidez en las últimas décadas. Los más de 20 mil negativos del archivo fotográfico de Ruth D. Lechuga fueron heredados, al morir ella en 2004, por Artes de México y constituyen uno de los testimonios etnográficos más importantes del siglo XX, una riquísima materia prima que ojalá siga siendo explorada y explotada. Las fotografías de máscaras festivas y ceremoniales de lacandones, coras, huicholes, otomíes, tarahumaras y otras etnias dan cuenta de la vida y la fantasía de las comunidades, como escribió la propia Lechuga en un breve texto sobre el arte popular, donde aclaraba que se trata de una creación viva, que evoluciona y cambia al paso del tiempo, como en el caso de la danza de los tejorones de Oaxaca: “anteriormente, los artesanos hacían un tigre inmenso y de unos colores increíbles, que correspondía a lo que imaginaban ellos como un tigre. Pero un día fueron al zoológico y se dieron cuenta de que los tigres no son así. Desde entonces, las máscaras cambiaron”. De la misma forma, por tratarse de algo vivo y que evoluciona, le parecía muy natural que los artesanos incluyeran en sus obras toda clase de referencias contemporáneas, desde materiales plásticos hasta caras de políticos... Los artículos de Margarita de Orellana y Marta Turok (“La identidad múltiple de Ruth D. Lechuga” y “Arte popular: entre la transición y la extinción”) complementan y comentan las ilustraciones, que ya de por sí valen la pena. Muchas felicidades a Artes de México por su centena y por demostrar que es todavía posible en este país mantener a lo largo de más de 20 años una revista de alta calidad en sus contenidos y su composición gráfica.

Lee También

Comentarios